aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El tiempo tiene un pequeño museo privado en Tlalpan

Abida Ventura| El Universal
Sábado 07 de mayo de 2011
El tiempo tiene un pequeo museo privado en Tlalpan

COLECCIÓN. En este sitio ubicado al sur de la ciudad hay además de relojes, rockolas, pianolas, vitrolas, teléfonos, fonógrafos, radios, muebles y utensilios antiguos . (Foto: LUIS CORTES EL UNIVERSAL )

Desde hace dos años la relojería Museo del Tiempo exhibe, compra y vende antigüedades con antiguos mecanismos

[email protected]

El tic tac de las manecillas del reloj, las melodías, los timbres y las campanadas que suenan cada cuarto de hora se mezclan con el murmullo de la gente y el ruido de los automóviles que transitan por una de las calles principales del centro de Tlalpan, al sur de la ciudad.

Esa pequeña casa de color naranja y gris que pasa inadvertida a la vista de cualquier transeúnte despistado, resguarda, como las cajitas musicales, grandes sorpresas.

A lo largo de los dos pisos que integran este edificio, ubicado junto a una de las parroquias más antiguas de la ciudad, la de San Agustín de las Cuevas Santo Patrono de Tlalpan, se abarrotan cientos de objetos antiguos.

Un letrero en la fachada, flanqueado por dos pequeños faroles, anuncia con letras cursivas y poco legibles el nombre del lugar: Museo del Tiempo. Pero la idea de un paseo por la historia del reloj y su transformación se diluye al descubrir que allí hay más que artefactos para medir el tiempo.

Rockolas, pianolas, vitrolas, cajas musicales, teléfonos, fonógrafos, radios, esculturas, muebles y una variedad de objetos antiguos se suman a la colección de relojes ingleses, alemanes, franceses y americanos de distintos formatos y épocas.

“Nos dedicamos a la restauración y a la venta de relojes, pero también tenemos todo tipo de aparatos mecánicos y eléctricos antiguos”, explica Markus Frehner, propietario de este lugar que abrió sus puertas al público hace dos años.

Esta colección que asciende a casi mil 200 objetos antiguos es producto de varios años de trabajo y del gusto personal de Frehner, en particular por los relojes antiguos.

“Actualmente llevar un reloj de bolsillo puede verse cursi, pero existimos algunos nostálgicos que aún creemos en ellos”, dice.

A esta colección se han sumado tres relojes ingleses que, mientras esperan el momento de su restauración, están a la vista del público. Entre estos destaca un reloj de 1745, proveniente de una colección privada y que perteneció al hijo del relojero principal del rey George I.

Una pieza de ese tipo sólo existe en el museo Franz Mayer, cuya colección de relojes ingleses es la más grande en México, según Frehner.

La música a través de los años

Junto a este reloj se encuentra un fonógrafo original Edison, adquirido en una subasta en Estados Unidos.

“Es un juguete caro”, expresa Frehner, al tiempo que invita a dar un pequeño recorrido por la historia de la música, que se reduce a un gramófono de 1917, pasando por una rockola de 1938, hasta una de los años 50, durante la época del rock and roll. Destacan entre otras curiosidades la variedad de relojes cucú de la Selva Negra, Alemania, los cuales también están a la venta.

A este sitio que combina la exhibición y la restauración de relojes pueden acudir todo tipo de personas. “Nuestros clientes van desde las personas más humildes que vienen a cambiar una pila, hasta los poderosos el país”, dice Frehner.

Para la UNAM, por ejemplo, resturaron dos relojes ingleses del siglo XIX, que funcionan con péndulo de mercurio líquido y que ahora se exhiben en el Museo de Geofísica.

El Museo del Tiempo Tlalpan se ubica en Congreso 22, en la colonia Centro Tlalpan, y abre de lunes a sábado, de 10:00 a 20:00 horas.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0