aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




La historia de la mujer que nació a través de la fecundación in vitro

El Universal
Martes 05 de octubre de 2010
La historia de la mujer que naci a travs de la fecundacin in vitro

. (Foto: REUTERS )

Louise Brown, ahora una mujer de 32 años, es considerada por la ciencia un caso sensacional por ser el primer bebé que nació tras un tratamiento de fecundación in vitro (FIV)

En 1968, el fisiólogo británico, recién ganador del Nobel de Medicina 2010, Robert Edwards y el ginecólogo Patrick Steptoe, desarrollaron métodos para fecundar óvulos humanos fuera del cuerpo.

Durante su estancia en la Universidad de Cambridge, ambos investigadores empezaron implantando embriones en madres infértiles en 1972. Sin embargo, varios embarazos no se lograron y terminaron en abortos espontáneos.

En 1977, probaron un nuevo procedimiento que no implicaba tratamientos hormonales y dependía en su lugar en el momento exacto.

Así fue como el 25 de julio del siguiente año nació Louise Brown, el primer “bebé de probeta”. El nacimiento de Louise fue una sensación mediática, ya que planteó varias interrogantes sobre ética médica, inquietudes religiosas, además de que despertó la curiosidad humana básica.

Hoy, a tres décadas del acontecimiento, Robert Edwards recibió el mayor honor que un médico se puede imaginar: el Premio Nobel.

Louise Brown, ahora una mujer de 32 años, es considerada por la ciencia un caso sensacional por ser el primer bebé que nació tras un tratamiento de fecundación in vitro (FIV).

A pesar de ello, actualmente Brown lleva una vida normal y al ser acosada por la prensa innumerables veces ha dicho que lo único que quiere es tener tranquilidad y considerarse una persona normal.

Sin embargo, Brown declara sentirse feliz por el reconocimiento que el Instituto Karolinska de Suecia otorgó ayer al hombre que hizo posible su existencia. “Es una noticia fantástica, mi madre y yo estamos tan felices de que uno de los pioneros de la FIV haya recibido el reconocimiento que merece”, dijo en un comunicado.

“Tenemos un gran afecto por Bob y estamos encantados por enviar nuestras felicitaciones personales a él y a toda su familia en este momento”, indicó Brown, quien vive con su esposo e hijo en un suburbio de Bristol.

La historia de su fecundación se remota a mucho antes de su nacimiento. Sus padres, Lesley y John, intentaron infructuosamente durante nueve años concebir a un bebé de manera natural. Tras varios fracasos, decidieron someterse a un experimento, al que hasta entonces ninguna pareja se había atrevido, y finalmente fue el 25 de julio de 1978 cuando nació Louise Brown, por cesárea.

Para Brown, que ha trabajado como maestra y en una empresa naviera, la particularidad de su creación no es motivo de cavilaciones. “Nacieron tantos niños después de mí de esta manera”, dijo hace dos años. “Actualmente, ya no soy nada especial”.

Sin embargo, esa inusual forma de concepción no le fue siempre indiferente. “Cuando tenía 11, 12 años, pensaba con frecuencia sobre ello”, dijo. Sus compañeros de escuela se habían dado cuenta de que Louise aparecía con frecuencia en el diario y hasta en la televisión.

Muchos le preguntaban cómo es que había entrado en un tubo de ensayos. “Algunos pensaban que había nacido en un laboratorio”, recordó la mujer en una de las escasas entrevistas que concedió.

Sus padres le contaron cuando tenía cinco años cómo había sido concebida. “Ellos tienen todo filmado”, dijo una vez Louise.

La vida de esta mujer ha sido considerada un prodigio, pero ella ha intentado vivirla de lo más normal posible. En la actualidad vive con su esposo Wesley, a los 28 años de edad tuvo a su hijo Cameron, de forma natural y sin recurrir a fecundación in vitro como sus padres tuvieron que hacer.

Muchos se preguntaron si un bebé concebido mediante FIV crecería con normalidad y la respuesta esta en Louise Brown, una mujer que ha logrado llevar una vida normal.

Gracias a las técnicas desarrolladas por Robert Edwards y su colega ya fallecido, Patrick Steptoese, ha sido posible el nacimiento de unos cuatro millones de niños en Gran Bretaña, Estados Unidos y otros puntos del mundo. (DPA)

 

 

 



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0