aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los secretos de la momia del faraón adolescente

Gustavo Silva G.| El Universal
Domingo 28 de febrero de 2010
Brando Quilici registró en “El ADN de Tutankamón” la investigación de Zahi Hawass. El documentalista habla en exclusiva sobre su proyecto realizado para Discovery Channel

[email protected]

Que más allá de la vida hay otra vida no es una frase hecha en el caso del farón Tutankamón. Él apenas vivió 19 años, pero su momia ha sido protagonista de una historia por episodios que se ha prolongado por más de 3 mil años. Y la leyenda continúa. Desde que hace casi 90 el cuerpo de Tutankamón fue descubierto bajo las arenas milenarias de Egipto, el faraón ha fascinado al mundo con revelaciones sobre su vida y época.

Los muertos hablan, y en las últimas semanas Tutankamón le ha dicho al mundo cosas impresionantes. Brando Quilici, realizador y productor de origen argentino, ha sido uno de los privilegiados testigos que ha estado cerca de los últimos hallazgos científicos sobr6e el faraón. Hoy, a las 21 horas, Discovery Channel estrenará El ADN de Tutankamón, un documetal sobre el mapa genético del joven egipcio, y mañana, a la misma hora, transmitirá la segunda parte, enfocado al trabajo de investigación llevado a cabo por Zahi Hawass, secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, y su equipo

Quilici aún no termina de digerir la experiencia de ser testigo del trabajo que los científicos realizaron en la momia. "Fue una gran aventura", dice el realizar en entrevista telefónica con KIOSKO.

El documentalista recuerda la tensa atmósfera de trabajo en el Museo de Antigüedades de El Cairo, donde no estaba permitido hablar porque los microbios que salen expulsados por la boca podían afectar las pruebas de un laboratorio ubicado en los sótanos del recinto. Quilici recuerda que, ante cada nuevo hallazgo, los presentes se comunicaban con miradas de asombro y regocijo.

"Estuve en todo momento, desde las primeras pruebas de ADN hasta que concluyó el trabajo. Me siento muy feliz de haber sido parte de todo esto. Discovery Channel se interesó en que filmara cada momento de la investigación", explica el productor.

Los parientes de la momia

En las últimas semanas, los medios de comunicación de todo el mundo han difundido parte de los resultados de las investigaciones realizadas por Hawass y su equipo llevadas a cabo entre septiembre de 2007 y octubre de 2009. En una reciente edición de la revista científica JAMA, se han revelado las que podrían ser las causas de la muerte del farón, apenas a los 19 años de edad, cuando tenía nueve años de reinar.

De acuerdo con las evidencias estudiadas, también se determinaron diversas líneas y grados de parentesco con otras momias conocidas. Análisis antropológicos, radiológicos y de ADN de otras diez momias han permitido identificar a potenciales parientes del Tutankamón. Por ejemplo, una momia hasta ahora catalogada como KV35EL fue identificada como Tiye, madre del faraón Akenatón y abuela de Tutankamón. El árbol genealógico del joven ha sido reconstruido de manera asombrosa. A partir de los resultados, miembros de cinco generaciones emparentados con él han sido ubicados entre las momias que conserva el Consejo de Arqueología egipcio.

"El doctor Hawass y su equipo encontraron el ADN de Tutankamón y con eso llegó la respuesta sobre quién fue el padre del faraón. Su nombre es Akhenatón", explica Quilici, y continúa: "La parte más difícil fue encontrar lo que se conoce como ´símbolos´ en la momia de Tutankamón para iniciar la investigación. La momia era muy frágil, su condición era tal que todo debía hacerse con mucho cuidado, tenía mucha erosión, incluso dentro de los huesos. Extraer lo que se necesitaba para estudiarla era cada vez más complejo. Les tomó alrededor de seis meses luchar contra esa erosión y sacar el ADN".

150 horas de grabación

Con un presupuesto de medio millón de dólares, el equipo de grabación comenzó el trabajo en noviembre de 2006, a partir de entonces fueron más de tres años de trabajo para registrar todo el proceso. Por tratarse de un documental revelador, Brando Quilici, director de otros como Ultimate Guide: Volcanoes, dice que la labor de edición también fue un gran reto. "De 150 horas filmadas, tuvimos que cortar hasta casi dos horas", lamenta el realizador que lleva casi tres décadas en un oficio que le ha permitido trabajar para Discovery Channel, National Geographic y cadenas europeas como France 5 y la italiana RAI.

Esta épica científica registrada en el documental de Quilici por supuesto que podrí inspirar un filme de ficción. Uno de los interesados es el director británico Hugh Hudson (nominado al Oscar por Carros de fuego en 1981). "Sería un gran proyecto", dice el documentalista, quien a pesar de ser originario de Argentina prefiere expresarse en inglés durante la entrevista telefónica.

Ahora "el equipo de investigadores está a dos meses de determinar si Nefertiti fue mamá de Tutankamón. Se están analizando los ADN", comenta el realizador, quien continúa registrando las investigaciones, mientras prepara otros proyectos internacionales, como venir a México a realizar un documental sobre las excavaciones y hallazgos que comenzaron a registrarse en el atrio de la Catedral Metropolitana en 2005.

Por lo pronto, Quilici aún está estrechamente ligado a la momia de Tutankamón, una figura histórica que le ha fascinado desde siempre. "La historia da cuenta de que él no fue considerado un faraón importante. De hecho, en algún momento nadie tenía conocimiento de su existencia. Eso cambió cuando su tumba fue encontrada en 1922 por Howard Carter, al descubrirse ciertos tesoros en el interior, de inmediato comenzaron las especulaciones sobre su linaje. Su máscara mortuoria hecha de oro se convirtió en un icono del Antiguo Egipto”, explica Brandon Quilici, quien junto con su equipo de producción ha terminado por sumarse a la corte de un farón adolescente fallecido hace 3 mil años.(Con información de agencias)

 

 



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0