aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




La devoción hecha imagen

Sonia Sierra| El Universal
00:05Martes 24 de diciembre de 2013

En la pequeña iglesia del Santo Madero, en Parras, Coahuila, la devoción generó una producción de exvotos que data de la segunda mitad del siglo XIX, cuando recién estaba construida la capilla, en el estratégico cerro del Sombreretillo. Cortesía INAH

Desde mediados del siglo XIX hasta la fecha, innumerables personas han dejado exvotos en la pequeña iglesia de Parras, Pueblo Mágico de Coahuila. Cortesía INAH

El exvoto más antiguo está fechado en 1876, hay algunos que se pintaron en el contexto de la Revolución Mexicana y otros se ofrendaron tras la II Guerra Mundial. Mauricio Marat / cortesía INAH

La mayoría de los exvotos agradecen la salud y el reencuentro; unos cuantos piden pero en la mayor parte son una expresión de agradecimiento. En esta representación del Cerro del Sombreretillo se pretende mostrar la montaña escarpada. Mauricio Marat / cortesía INAH

Desde el origen de la capilla, los fieles crearon exvotos que se conservaron en un cuarto anexo y que fueron rescatados por la Secretaría de Cultura de Coahuila y analizados por investigadores. Mauricio Marat / cortesía INAH

Estos trabajos de dejan ver en la exposición "Exvotos de Parras, Historias de fe de un pueblo mágico", que exhibe el Museo del Carmen en la Ciudad de México hasta el 1 de marzo de 2014. Cortesía INAH

Exvoto de tiempos de la Revolucin Mexicana

REENCUENTRO. Exvoto de tiempos de la Revolución Mexicana . (Foto: CORTESÍA INAH )

En el Museo del Carmen se exhibe parte de la colección de exvotos rescatada en Parras, Coahuila

[email protected]

Los santuarios mexicanos donde abundan los exvotos son los de la Basílica de Guadalupe, en la ciudad de México, y el de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, en Jalisco. Pocos saben que en la pequeña iglesia del Santo Madero, en Parras, Coahuila, la devoción ha generado una producción de exvotos que data de la segunda mitad del siglo XIX, recién construida la capilla (1868), en el estratégico cerro del Sombreretillo.

El exvoto más antiguo está fechado en 1876, hay algunos que se pintaron en el contexto de la Revolución Mexicana, otros se ofrendaron tras la II Guerra Mundial; la mayoría -como es común en los exvotos- agradecen la salud y el reencuentro; unos cuantos piden pero en la mayor parte son una expresión de agradecimiento por un favor recibido o una "manda". No sólo son pictóricos como es la tradición, algunos tienen intervenciones y fotografías.

Esta historia se relata en la exposición Exvotos de Parras, Historias de fe de un pueblo mágico, que exhibe el Museo del Carmen en la Ciudad de México hasta el 1 de marzo de 2014.

Es una colección que fue rescatada por la Secretaría de Cultura estatal, cuando las piezas -dado su regular estado de conservación- iban a ser desechadas. La investigación de la doctora en Historia del Arte, Ana Isabel Pérez Gavilán y el registro hecho por estudiantes la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Coahuila, llevaron a su clasificación y a esta muestra.

Pérez Gavilán explica que al lado de la iglesia del Santo Madero existe un anexo donde estuvieron durante más de un siglo los exvotos junto a otros objetos que acostumbraba llevar la gente: trenzas, muletas, calendarios, escritos.

"Es muy raro encontrar colecciones como ésta fuera de los grandes iconos, como la Virgen de Guadalupe o la Virgen de San Juan de los Lagos; hay muchos otros que se encuentran en colecciones americanas que estaban en tianguis".

Aunque hay una imagen, una huella física, el exvoto es en esencia una "tradición oral", explica la especialista y vincula, para el caso de México, muchas de sus características, con la pintura virreinal, así como con la religiosidad popular. Si bien hay un valor pictórico, ante todo, son obras que poseen un sentido religioso y de fervor.

"Muchos sacerdotes en un momento dado los quieren retirar, obviamente para no fomentar la religiosidad popular, y porque el exvoto es una relación directa con la divinidad, donde no intervienen la figura sacerdotal ni la institución de la iglesia", comenta en entrevista.

Mensajes

"Las personas que pertenecen a la familia que suscribe, no sabiendo su paradero en la fuerza de los combates, ofrecieron al Santo Madero por la maravilla de haberse vuelto a ver con felicidad", se lee en uno de los 320 exvotos que fueron localizados en la pequeña iglesia, 106 de los cuales integran la exposición.

Toda clase de mensajes se encuentran: hay quienes agradecen haber sobrevivido a un accidente de auto o por haberse recuperado de una enfermedad de más de 20 años; en uno, un niño agradece haber recuperado el apetito; alguien más lo hace porque se salvó a pesar de que le pasó la carreta por encima; uno expresa su alegría porque recuperó la libertad.

"Son varios fenómenos del testimonio: uno es como el suceso, a veces la invocación y, el otro, el agradecimiento; implica que la gente tiene que planear un viaje para llevarlo. Otros retablos los tenían los artistas preparados y el donante le decía ‘ponme tantas personas', como orantes; en otros, el suceso está representado. Algunos son muy parecidos y sólo tienen distintos textos", dice.

La muestra es cronológica y se distribuyó en 12 temas: La cruz, El peñasco, El conflicto -de 1910 a 1919-, Los artistas, Los cerros, La salud, El accidente, la II Guerra Mundial, El milagro, La familia, Intervenciones -técnicas como esgrafiado y collage-, y Pasado y futuro.

"Lo que cuenta para muchos, más allá del soporte, es dejar un testimonio. Estos exvotos no sólo hablan de la sociedad de Parras y de la región, sino de las circunstancias de México en determinados momentos".

La investigadora propone que las piezas se resguarden y regresen a Parras, con las condiciones adecuadas y que, eventualmente, se haga un museo de sitio. "No podemos olvidar que el origen de esto es la fe de la gente... deben integrarse a una exposición permanente y que puedan mantener este vínculo con lo sagrado que es su origen".

El Museo del Carmen se ubica en Av. Revolución s/n, entre Monasterio y Rafael Checa. Estos días estará abierto a diario, salvo los lunes de 10 a 5 p.m.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0