aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"El futuro está en la bioeconomía"

Karina Avilés Enviada| El Universal
Sábado 07 de diciembre de 2013

PROYECTO DE BIOESTIMULANTES es aplicado a papayas. (Foto: KARINA AVILÉS / EL UNIVERSAL )


[email protected]

IRAPUATO.— Científicos mexicanos apuestan Al futuro con la bioeconomía, crecimiento económico a partir de la sustentabilidad y la naturaleza. Por ello crean proyectos amigables con el ambiente reutilizando recursos que no dañen el ecosistema.

En este caso, el doctor Agustino Martínez Antonio, del Departamento de Ingeniería Genética del Cinvestav Unidad Irapuato, y su equipo trabajan en la generación de bioestimulantes, compuesto líquido que benefician el crecimiento y desarrollo de las plantas a partir de bacterias modificadas y deshechos agrioindustriales.

Martínez Antonio señaló que en el proyecto se trabajan dos aspectos importantes, uno es el uso de material orgánico, por ejemplo el hueso de aguacate, los plátanos que no pasan las normas de calidad, productos ricos en almidón; y el segundo, el desarrollo de bacterias que puedan tomar estos deshechos y crear algún compuesto de interés comercial.

Para ello, el equipo trabaja con la bacteria de E. coli modificada, para que se alimente del almidón de los desechos y produzca lo que se desea, en este caso bioestimulantes. Luego de que la bacteria consuma el almidón, genera el compuesto y se retiran las bacterias dejando sólo la sustancia.

Este bioestimulante ayuda a que con una sola sustancia se generan tallos y raíces de plantas a partir de fragmentos de hoja de una manera más rápida, pasando de un proceso que lleva seis meses a sólo dos.

Otro de los beneficios es que para que los fragmentos logren generar tallo y raíz, los agricultores requieren de dos sustancias: auxinas y citocinas, ahora sólo será necesario el uso del bioestimulante, es decir, el componente hace crecer al cultivo de una manera más rápida, con mayor posiblidad de que se desarrolle adecuadamente y con sólo una sustancia.

El proyecto ya ha sido puesto en prática en tabaco y papaya maradol, con lo que se observó la reducción de tiempo en su desarrollo.

El desarrollo del bioestimulante con papaya sólo se trabaja en Hawai, Florida, Venezuela, Chiapas y en Cinvestav Irapuato. El proyecto, además de beneficiar las cosechas y a los agricultores, ayudará al crecimiento de las empresas, la generación de nuevos empleos y al rescate de especies en peligro de extinción.

También se desarrolla melanina para fotoprotección, butanol y biodisel. Ahora, el proyecto de bioestimulantes está en optimización y en búsqueda de una patente. Finalmente, el doctor Agustino Martínez Antonio comentó que la posible respuesta al atraso de México es este tipo de acciones es porque los investigadores con muchos años no dejan que los jóvenes aporten ideas, “ideas que están cambiando el mundo”.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0