aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Oficio de Papel | Miguel Badillo



COLUMNAS ANTERIORES


Lunes 25 de diciembre de 2000

Miguel Badillo

La ?estrategia? de Fox en contra del narcotráfico
El uso discrecional de los ?testigos protegidos?
Supuestos desvíos de fondos en FEADS y UEDO

Sin medir sus palabras, el presidente Vicente Fox reconoció la fuerza de las mafias de la droga al afirmar que ?aplicaremos todo el poder del Estado, porque de poder a poder no hay duda que los vamos a vencer?. Con esto Fox acepta por primera vez algo que todas las instituciones gubernamentales han negado y que es la confrontación del narcotráfico al Estado mexicano. Algo similar ocurrió en Colombia, cuando los cárteles de la droga le declararon la guerra al gobierno y ese país sudamericano padeció los secuestros de políticos y periodistas, bombazos a edificios públicos y a instalaciones de medios de comunicación, emboscadas a grupos policiales y del Ejército, ajustes de cuentas entre bandas, homicidios de civiles en las calles y el temor generalizado en una población que fue víctima de esa confrontación y que la convirtió así, de la noche a la mañana, en la más despreciada por el mundo.

Ese es uno de los alcances de las palabras de Fox, reconocer al narcotráfico como un poder similar al del Estado mexicano, capaz de confrontar y poner en riesgo al país. En esa declaración que hizo sin pensar el Presidente de la República el pasado jueves 21, cuando volaba de la conflictiva ciudad de Tijuana a otra igual de peligrosa como es Reynosa, Tamaulipas, Fox fue directo al señalar que la lucha de su gobierno en contra de las drogas tiene nombre: los hermanos Arellano Félix, a quienes por muchos años ninguna autoridad civil o militar, pudo o quiso enfrentar y que ahora, de repente, el Presidente de la República decide combatirla con todas las fuerzas del Estado.

Para que no quede duda de que el gobierno ya declaró la guerra al cártel de Tijuana, Vicente Fox anunció a todo el país, y eso incluye a los hermanos Arellano Félix, del envío de unos 2 mil policías para, según él, ?limpiar? esa ciudad y de allí continuar por otras entidades no menos problemáticas como son Chihuahua y Sinaloa, como si se tratara de ir a barrer la basura que está allí, inamovible, en espera de que lleguen los policías para detener a cuanto narcotraficante hay. Esta ingenuidad del presidente Fox al creer que con este operativo encargado a la Policía Federal Preventiva bastará para acabar con la banda de los hermanos Arellano Félix y de allí continuar con el exterminio de otros grupos peligrosos como el cártel de Juárez que ahora comanda Juan José Esparragoza Moreno, alias ?El Azul?, es preocupante, porque si lo que pretende es combatir realmente a las mafias de la droga ha equivocado la táctica y la estrategia, pues si de algo han dado muestra los cárteles del narcotráfico es la rapidez con la que se mueven por todo el territorio nacional, con la complicidad de policías, militares, funcionarios y un amplio sector de la población que participa en el tráfico de droga. Es decir, no basta con montar vigilancia en algunas ciudades consideradas como las más peligrosas por ser ?el centro del crimen organizado?, como lo declaró Fox, pues sus estructuras horizontales les permiten una gran movilidad, así como tener redes de protección y sedes en varias ciudades. En consecuencia no se trata de sólo un lugar físico, como ahora se eligió Tijuana, sino que el narcotráfico ha ocupado todo el país y es en éste en el que se mueve a su antojo. De tal manera que esta medida de enviar 2 mil policías a Tijuana de nada servirá si lo que realmente se quiere es perseguir y combatir a los Arellano Félix. Con estas declaraciones seguramente otros grupos del crimen organizado, como el cártel de Juárez, estarán tranquilos de que este nuevo gobierno enfile sus armas hacia otros lados y ya no los perseguirá porque, supuestamente, ya dejaron de ser peligrosos. Es decir, las complicidades sólo cambiarán de banda.



Generales en prisión

A sólo 10 días de tomar posesión del cargo, el nuevo procurador general de la República, el general Rafael Macedo de la Concha, capturó y arraigó a Ricardo Antonio Quiroz Covarrubias, hijo del general Humberto Quiroz Hermosillo, quien junto con otro general, Mario Arturo Acosta Chaparro, también fueron sujetos a proceso por delitos contra la salud. Esta investigación la inició hace casi tres años el entonces coordinador de la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada (UEDO), Samuel González, quien con el apoyo discrecional de testigos protegidos abrió un expediente en contra de ambos generales y del hijo de uno de ellos, hasta que el propio Macedo de la Concha ejecutó, todavía en su calidad de procurador general de Justicia Militar, su detención. Esta acción es una muestra de que con este general al frente de la PGR ninguno de los funcionarios, policías o militares involucrados en las mafias de la droga estará a salvo, sobre todo aquellos que han sido identificados por testigos protegidos como parte de las bandas del crimen organizado, ya sea porque le dan protección o simplemente porque son parte del grupo mafioso. Así, quienes deben volverse a preocupar por los señalamientos de que han sido objeto por parte de testigos protegidos son el ex secretario particular de Ernesto Zedillo, Liébano Sáenz; el ahora senador priísta Emilio Gamboa; el ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones; el propio Raúl Salinas de Gortari y su séquito de amigos empresarios como Carlos Peralta y Adrián Sada, entre muchos otros. Todos ellos han sido señalados de haber participado en reuniones con los principales narcotraficantes del país y en consecuencia el procurador Macedo tendrá que investigarlos como lo hizo con los militares presos, pues de lo contrario parecería que se sigue utilizando discrecionalmente a los testigos protegidos como lo hizo Jorge Madrazo, para complacer venganzas personales y no para cumplir con la ley.

La investigación en contra del hijo del general Quiroz Hermosillo la lleva la UEDO, en donde podría ser ratificado como titular José Trinidad Larrieta, quien asegura que Ricardo Quiroz Covarrubias está relacionado con el cártel de Juárez y a quien acusan de haber recibido un automóvil Mercedes Benz color blanco de parte del ex jefe del narcotráfico Amado Carrillo Fuentes.

En el expediente abierto en contra de Quiroz Covarrubias aparece también Gustavo Neri Delgado, ex miembro de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG) y quien se encuentra preso desde hace dos años por los delitos del homicidio de un agente judicial federal y el acopio de armas, además de que hay otras personas detenidas, órdenes de aprehensión sin cumplimentar, una residencia asegurada en la colonia Narvarte y varias auditorías a diversas empresas.



Las andanzas de Herrán Salvati

En continuidad con las irregularidades encontradas en la PGR en época de Jorge Madrazo, mucho tendrán que explicar el ex fiscal antidrogas Mariano Herrán Salvati, flamante procurador general de Justicia del conflictivo estado de Chiapas, y sus subalternos Jorge Espejel Contreras y José Luis Santiago Vasconcelos estos dos todavía despachan en la Fiscalía Especializada de Atención de Delitos contra la Salud (FEADS), sobre el destino y uso que le dieron a los 750 mil dólares en efectivo que recibieron directamente del área de inteligencia de la embajada alemana para la adquisición de moderno equipo para intercepción en la lucha contra el narcotráfico.

El jefe de inteligencia de la embajada alemana en México, Federic Koch, y el agente Stephan Kopp, se encuentran desconcertados por el engaño de que fueron objeto cuando la FEADS no pudo comprobar ni justificar fehacientemente dicho gasto, pues el equipo que les fue mostrado como de reciente adquisición se trata de un aparato desgastado que supuestamente la DEA les habría obsequiado y que a pesar de su evidente uso ahora presentaron como nuevo.

Además, de acuerdo con la normatividad de la PGR, se prohíbe a la FEADS recibir donaciones en efectivo y en esto la ley es muy clara para evitar situaciones que puedan provocar actos irregulares, como el ocurrido con la embajada alemana y que seguramente será de interés para el ?zar? anticorrupción Francisco Barrio y para el mismo procurador Rafael Macedo de la Concha, quienes por lo menos tendrán que ordenar una pequeña investigación a sus áreas de contraloría para deslindar responsabilidades y empezar a limpiar la casa que dejó el puro y transparente Jorge Madrazo Cuéllar.

En privado, los agentes de inteligencia de la embajada alemana se han quejado de los tres funcionarios de la FEADS, de los cuales Espejel Contreras y Santiago Vasconcelos buscan ascender a las direcciones de la UEDO y de la FEADS, respectivamente, porque según ellos tienen el apoyo de la DEA en México. Otro caso extraño es la historia de Espejel Contreras, quien trabajó con Jorge Tello Peón y Jorge Carrillo Olea, y por si esto fuera poco también se desempeñó como secretario particular del general preso en Almoloya, Jesús Gutiérrez Rebollo, sin que hasta ahora nadie investigue si estuvo o no involucrado con el cártel de Juárez.

Todo parece indicar que las corruptelas en la UEDO que ahora son investigadas por la Secretaría de la Contraloría, como son la desviación de fondos para gastos de investigación y viáticos, se quedan cortas con lo que sucedió en la FEADS en tiempos de Herrán Salvati, quien tendrá que dar cuentas de cómo obtuvo la supuesta residencia que posee en Acapulco con un valor de 3 millones de dólares, más otro millón en decoración, muebles, exquisitas y costosas bebidas en la cava y selectos vinos de mesa traídos de Europa y Sudamérica.

La Contraloría también podría investigar si es cierto como dicen miembros de la FEADS, que el director general de Administración de ese órgano responsable de combatir al narcotráfico, Hiram González, posee una residencia en la zona de Satélite en donde viven su madre y su hija y tiene un valor aproximado de 2 millones de pesos, un departamento en la colonia Del Valle por 1.5 millones y vehículos de lujo para cada miembro de la familia. Bueno hasta el secretario particular del director de Administración, Raúl Vilchis, dicen que adquirió una residencia de un millón de pesos, así como automóviles de lujo y cuantiosas cuentas bancarias. En fin, de lo que se trata es de que los titulares de la Secodam y de la PGR investiguen a fondo en todas esas áreas como la UEDO y la FEADS para evitar sorpresas futuras, pues siempre se les ha vinculado con el narcotráfico y con cuantiosos sobornos.

Puntos suspensivos...


1. El contralor interno de la PGR tendrá que arrancar esta nueva gestión con una auditoría a todas las áreas de la dependencia para deslindar de responsabilidades al nuevo procurador Rafael Macedo de la Concha, pues hay mucho desorden en los manejos de recursos materiales, humanos y financieros, como lo demostró el suicidio del ex oficial mayor Juan Manuel Izábal Villicaña. Uno de los primeros puntos a revisar podrían ser los expedientes del Centro de Control de Confianza, en donde al parecer los resultados de los exámenes fueron manipulados para favorecer o perjudicar a los servidores públicos, según la solicitud y gusto de los jefes.

2. Otro caso de revisión en la PGR es el de Germán Flores Andrade, ex director general de Administración durante la gestión del suicidado oficial mayor, quien ahora despacha como subdelegado administrativo de la Procuraduría en Colima. Lo extraño del asunto es que aceptó dejar un alto cargo para irse a uno de cuarta en Colima o, sencillamente, alguien en la PGR lo intenta proteger.

3. ¿Quién habrá dispuesto la protección de agentes judiciales federales y la asignación de vehículos de la PGR para el director general de Administración de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, Eduardo Cuspinera, quien se ostenta como concuño del ex fiscal antidrogas Mariano Herrán Salvati?

4. En una entrevista que le hicieron al gobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchea, dijo que no conocía a Mariano Herrán Salvati cuando lo designó procurador general de Justicia y esto se explica porque tampoco supo que el ex fiscal antidrogas fue un decidido promotor del priísta perdedor Sami David David, quien le había prometido a Mariano hacerlo secretario general de Gobierno.

[email protected]



PUBLICIDAD.