aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Campos Elíseos | Katia D' Artigues

• Los aplausos al Presidente • Los retos del PAN

Katia D´Artigues Beauregard, orgullosa chilanga que ya tiene 20 años de trabajo en los medios. Egresada de la Universidad Anáhuac, fue fu ...

Más de Katia D' Artigues



Viernes 21 de mayo de 2010


Mmm, ¿qué es la justicia? (Foto: CUARTOSCURO I EL UNIVERSAL)

Si medimos el viaje de Estado de Felipe Calderón a Estados Unidos en apapachos, detalles y hasta aplausos arrolladores en el Congreso, tendríamos que decir que fue un éxito. Ahora, tantas atenciones se traducirán en ¿qué? Esa es la pregunta. La respuesta parece triste: en muy poco.

Barack Obama no tiene los votos para impulsar una reforma migratoria; tampoco es su prioridad. Y puede hacer poco por quitar la racista ley SB1070 de Arizona que tanta popularidad le ha dado a la gobernadora Jan Brewer; casi tanta como mentadas de madre de mexicanos.

Así como lo cortés no quita lo valiente, lo aplaudidor no quita el nulo interés de hacer una reforma migratoria. Lo aplaudidor tampoco quita el deseo real en parar el flujo de armas a México cuando no pueden ni controlarlo en Estados Unidos y es gran negocio.

Por más que los congresistas se hayan enternecido y aplaudido a rabiar cuando habló en español dirigiéndose a los migrantes, diciendo que los extrañamos en México y los admiramos. Por más que lo hayan interrumpido con aplausos y ovaciones de pie más que a un Presidente del priato. No: los congresistas no votarán como aplauden.

(Un paréntesis: ¿no es paradójico que Calderón sea mejor tratado en el Congreso de Estados Unidos que en el Congreso de su país en el que no puede ni hablar sin ser interrumpido, también, pero por abucheos?)

De esta visita a Estados Unidos de Felipe Calderón me quedo con una imagen que me parece resume todo:

Una niña de unos siete años, con un vestido verde y azul, muy linda, sentada en el suelo frente a Michelle Obama y Margarita Zavala en una escuela de Maryland. Esa niña de segundo grado de primaria que tímidamente levanta su brazo y pregunta:

—Mi mamá… ella dice que Obama se llevará a todas las personas que no tienen papeles.

Michelle responde:

—Sí, bueno, eso es algo en lo que tenemos que trabajar, ¿verdad? Para asegurarnos que la gente pueda estar aquí con los papeles correctos, ¿verdad? Eso es exactamente correcto.

Pero la niña terminó:

—Es que mi mamá no tiene papeles…

Eso me dice a mí mucho más que los discursos de los Presidentes en el Jardín de las Rosas. Mucho más que los aplausos del Congreso. Más que los bailes de Beyoncé y el mole negro de Oaxaca servido en la cena en la Casa Blanca con todo y chef latino y las mariposas Monarca como adorno para halagar al presidente michoacano. Más que John McCain sentado entre Hillary Clinton y Carlos Slim.

Al final del día está esta niña preocupada porque su mamá puede ser deportada en cualquier momento; su familia, separada. Porque el gobierno de Obama, con todo y sus atenciones en este viaje, deportó durante 2009 a 387 mil 790 migrantes; porque son las armas que se importan sin control de Estados Unidos las que permiten que los narcos tengan a veces más poder de fuego que el Ejército mexicano mismo.

Porque la familia de esa niña tampoco tiene un trabajo al regresar a México.

Porque esta niña son millones de niños. 

Hoy recuerdo a Ximena Yanes Madrid, quien murió en la Guardería ABC.

Mañana, el PAN realizará su Asamblea Nacional para elegir a sus nuevos consejeros nacionales. Todo se definirá entre los grupos del presidente Felipe Calderón, que es mayoría, Manuel Espino y hasta Santiago Creel.

Quienes resulten electos definirán el futuro de César Nava y definirán quién es su [email protected] presidencial en 2012.

Y es que no está nada fácil para Nava, por los últimos sucesos.

Ahora, bien podríamos hacer una nueva versión de “nunca digas esa estrategia no has de usar…”

Porque en Mérida, ya protestaron contra lo que llaman “elección de estado”: el triunfo de la priísta Angélica Araujo en esa ciudad.

Ellos, que tanto criticaron a AMLO por autoproclamarse “presidente legítimo”, ya nombraron a Beatriz Zavala su “alcaldesa electa”… y piden voto por voto. Mmm. ¿Mandará al diablo a las instituciones?



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.