aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Bajo Reserva | Periodistas de EL UNIVERSAL

Las incongruencias de Sodi

Bajo reserva es elaborada con aportaciones de periodistas y colaboradores de EL UNIVERSAL previamente verificadas. ...




Escucha al autor

Lunes 25 de mayo de 2009

Demetrio Sodi de la Tijera, candidato del PAN a la jefatura delegacional por la Miguel Hidalgo, juró ayer a los reporteros que no pagó un centavo por el espacio que ocupó en televisión durante la transmisión del juego Pumas-Puebla. Aseguró que los comentaristas se le acercaron y se dio la entrevista. “Fue suerte”, dijo, palabra por palabra. “De hecho, no sabía si iba a salir”, agregó. Pues no, no fue suerte. Y sí sabía que iba a salir: el candidato del PAN programó esta entrevista en su agenda de actividades fechada el 22 de mayo, según una copia de la ídem en poder de Bajo Reserva. Dice: “16:45-19:00 Participará con los comentaristas de Televisa Deportes en la transmisión del partido de la Semifinal del Torneo de Clausura del Futbol Mexicano, entre los equipos…” Sodi afirma que no pagó; ¿por qué creerle? Imagínese usted la millonada que cuestan unos segundos en la semifinal del futbol mexicano. ¿Aló? ¿Autoridades electorales? ¿Alguien por allí? Deje usted el candidato; el personaje, emanado de la sociedad civil, tiene mucho qué explicar…

Varios de los candidatos a jefes delegacionales o diputados locales del PRI han adoptado la campaña que llevó a la gubernatura a Enrique Peña Nieto. Usan los 50 compromisos que rematan con el “te lo firmo y te lo cumplo”, que el mexiquense mantiene ahora como parte de su publicidad gubernamental. La propaganda de la candidata a jefa delegacional Nallely Gutiérrez es un ejemplo de ello. Por cierto, ayer se dedicó a recorrer varias colonias de las desérticas calles de la Venustiano Carranza junto con un payaso, un saltimbanqui, globos, cornetas, dulces, con una fila de autos atrás. Algunos vecinos salieron de sus casas porque el sonido era similar al de las ambulancias. Tras el susto, recibieron volantes con la imagen de Nallely, a quien es difícil reconocer en persona, ya que sus fotos en mantas y volantes, quizás con exceso de photoshop, no se parecen tanto a ella.

Fidel Herrera se tomó la foto atendiendo al niño Édgar Hernández Hernández, el presunto primer caso de influenza humana que se registró en México y en el mundo. Después lo llevó a la escuela de la mano, por las calles, y se hizo más fotos. Y ahora, el folclórico gobernador de Veracruz ha anunciado, aunque usted no lo crea, que el “Niño Cero” tendrá su estatua. Sí señor, ¿por qué no?, su estatua de bronce. Caray. Sin palabras.

Apunte final: PAN y PRI van de la mano. El primero usa a su favor la guerra del jefe del Ejecutivo contra el narcotráfico; y el segundo ha decidido aprovecharse de las promesas incumplidas de campaña de Felipe Calderón. Beatriz Paredes, por lo pronto, ya puso en marcha la estrategia: en cada entrevista, reprocha a los panistas lo de “Presidente del empleo”.



PUBLICIDAD.