aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Serpientes y Escaleras | Salvador García Soto

PRI-Calderón: avanza el pacto

Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios ...

Más de Salvador García Soto



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
Un cuarto tema será el “platillo fuerte” en el acuerdo entre el Ejecutivo y el tricolor

La polémica reforma energética es la negociación que más interesa al Presidente

Jueves 02 de octubre de 2008

En un reacercamiento estratégico, que busca aprovechar al máximo el poco tiempo que les queda de “aliados” —antes de enfrentarse con todo en la elección de 2009—, el presidente Calderón y la cúpula del PRI, con Manlio Fabio Beltrones a la cabeza, pactaron tres grandes temas “inmediatos” para ir juntos en el Congreso: la aprobación del paquete de reformas constitucionales y legales en materia de seguridad; la modificación del presupuesto y paquete económico del próximo año; y la revisión del tema de los “combos” en concesiones radiofónicas.

Dos de los tres temas pactados avanzan ya. Calderón envió al Congreso el martes un paquete de reformas sobre seguridad —varias elaboradas por el PRI— que se negocian ya para su pronta aprobación; en cuanto a lo económico, los priístas pidieron ser ellos los que propongan los ajustes obligados al paquete 2009 presentado por Hacienda, y que los economistas del tricolor, junto con los del gobierno, reorienten el proyecto presupuestal para enfrentar el estancamiento económico del próximo año.

El mismo martes, unas horas antes de que el Presidente anunciara el envío de las iniciativas de seguridad al Congreso, recibió en su despacho a Manlio Fabio, a Emilio Gamboa y a Beatriz Paredes. A Calderón lo acompañó el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, y en ese encuentro privado, los priístas le entregaron sus iniciativas de seguridad al Presidente (de las que hablaron en su reunión del viernes 26 de septiembre) y pactaron también los cambios al presupuesto y el ajuste a las variables macroeconómicas, incluido reducir el crecimiento para 2009 a 1.5% o 2% máximo.

El tercer tema de la nueva fase de negociación PRI-Calderón tiene que ver con la creación de los “combos” en concesiones de radio, para convertir las estaciones de AM a frecuencias moduladas. Pero ese asunto se negocia en un canal aparte. Directamente Beltrones dialoga con Juan Camilo Mouriño, a quien Calderón encargó el tema, para que la iniciativa que ya tenían lista Manlio y un grupo de senadores de todos los partidos no se anule por el decreto presidencial que —en un “madruguete” que irritó al Senado— se publicó el 15 de septiembre en el Diario Oficial.

Pero hay un cuarto tema que será el “platillo fuerte” en el pacto entre el Presidente y el PRI. La polémica reforma energética es la negociación que más le interesa a Calderón con los priístas; pero éstos, colmilludos como son, le han pedido, antes de decidir si votan o no la iniciativa petrolera en este mes de octubre, primero sacar los temas de seguridad, el económico y los llamados “combos”.

No tarda mucho para que, en una de las frecuentes reuniones que están teniendo en Los Pinos el Presidente y la cúpula del PRI —porque Manlio condicionó la negociación a que fuera directa con Calderón—, se aborde el tema de la reforma energética y se defina claramente si PRI-PAN y gobierno se lanzan a la aprobación de la iniciativa calderonista, con todo y las amenazas de protestas y movilizaciones por parte de Andrés Manuel López Obrador y su movimiento de resistencia.

Tanto en Los Pinos como en las oficinas del PRI tienen muy claro que la reforma energética “si no es en octubre, difícilmente será”. Si en este mes no se aprueba la iniciativa de Calderón el tema se iría forzosamente hasta después de 2009. En el gobierno debaten si vale la pena sacar a López Obrador a la calle en este momento “complicado” y si, con su fuerza actual, realmente causaría problemas. Entretanto, los priístas están en el dilema de si aprobar la propuesta energética les significaría un costo muy alto para los comicios del próximo año.

Pero mientras las dos partes lo piensan, y del lado lopezobradorista velan armas, es un hecho que la alianza Calderón-PRI, en su nuevo reacercamiento, avanza.

NOTAS INDISCRETAS… Desatado el futurismo en Chihuahua, ayer los presidentes del Senado, Gustavo Enrique Madero, y de la Cámara de Diputados, César Duarte, asistieron al cuarto informe del gobernador José Reyes Baeza, a quien aspiran a suceder. El mandatario reconoció la crítica situación de inseguridad en el estado, al afirmar que éste ha sido el año más complejo de su gobierno y de la historia moderna de Chihuahua. En un ejercicio de autocrítica, aceptó también que la seguridad y las narcoejecuciones son el gran pendiente de su gobierno. Manlio Fabio Beltrones y Beatriz Paredes acudieron también al informe igual que varios gobernadores que, sabedores de lo que pasa en Chihuahua, llegaron algunos con doble seguridad… Los dados se reponen. Escalera doble.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.