aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Expedientes abiertos | Roberto Rock

La causa de Creel

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ingresó a EL UNIVERSAL en 1978, donde desempeñó varias actividades pro ...

Más de Roberto Rock


Con su rebeldía ante la directriz de Calderón para pactar una alianza electoral con Elba Esther Gordillo, Santiago Creel rompió su último lazo con el actual gobierno

Lunes 16 de junio de 2008

Apenas unos días después de que el gobierno de Calderón y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación hubieran utilizado el pretexto educativo para mandar el mensaje de un pacto político, el Consejo Nacional del Partido Acción Nacional se reunió y discutió el tema.

Ahí estuvo la secretaria de Educación, Josefina Vázquez Mota, para explicar, en los términos más entusiastas de que fue capaz, una “alianza educativa” que a juzgar por los documentos difundidos sólo alcanza a un segmento del magisterio federal, acaso 10% del total existente en el país.

Todos presenciaron de nuevo cómo la secretaria Vázquez Mota escenificaba su nueva relación con la cacique magisterial Elba Esther Gordillo, de quien tomó distancia por años, pero de la cual —en un gran viraje— se tornó aliada y promotora, en público y en privado. Ello incluye hacerse de la vista gorda frente a los manejos administrativos, políticos y gremiales del subsecretario Fernando González —formalmente su subordinado— quien opera administrativa, política y gremialmente con absoluta autonomía.

Todo ello se explica por el anuncio que en esa reunión del consejo panista hizo su dirigente, Germán Martínez, quien presentó ante más de 40 consejeros, una propuesta de alianza electoral en 2009 con el partido político de la profesora Gordillo, el Panal.

Algunas voces aisladas, entre ellas la de Santiago Creel y la de Javier Corral, colocaron en la mesa la pregunta de cuál es la moneda de cambio en esta negociación con la Gordillo, pues está acreditado de sobra su apetito por cargos para sus incondicionales, protección de dirigentes locales y opacidad financiera en los fideicomisos que opera el gremio, por mencionar sólo algunos de sus típicos requerimientos.

Estos cuestionamientos no encontraron respuesta. Germán Martínez puso a votación la propuesta, con un apoyo abrumador, salvo por un voto en contra —de Corral— y una abstención de Creel.

Ese es el actual balance de fuerzas en Acción Nacional, cuya dirigencia conduce el único tipo de adhesión que permite hoy el equipo de Los Pinos: el apoyo incondicional. Tal es la coyuntura interna que permitió echar a Creel, de un manotazo, de la coordinación parlamentaria blanquiazul en el Senado.

Mucho han cambiado las cosas desde que Creel sumó su apoyo y el de los sectores que lo siguen dentro del PAN, para ayudar al arribo de Martínez a la presidencia partidista. Sin embargo, la historia blanquiazul está llena de vuelcos, y no será difícil que nos toque ver cómo los verdugos de hoy son los chivos expiatorios del mañana.

La pregunta es si Creel tendrá los arrestos para empujar una nueva correlación hacia el interior del panismo, que represente un contrapeso ante los dictados desde el poder central.

Salvo etapas aisladas, no se le conoce al senador blanquiazul vocación guerrera. Tras quedarse en la raya durante la disputa por la candidatura presidencial que le arrebató Felipe Calderón, mostró una institucionalidad que le fue reconocida por el propio michoacano. Su cargo de coordinador se lo debió a que Manuel Espino resistió la directriz transmitida por Juan Camilo Mouriño, que intentó vetarlo en nombre del entonces presidente electo. Pese a ello, Creel tuvo deferencias con Mouriño incluso cuando éste se tambaleó al exhibirse su conflicto de interés en el tema de Pemex.

Su apenas relativa autonomía de Los Pinos, su despunte en las encuestas electorales, su aparente tibieza frente a la agónica reforma petrolera y su valerosa postura frente a las televisoras ofrecieron los argumentos necesarios para cortarle la cabeza, quizá no por su desempeño anterior, sino por lo que podría crecer en el futuro.

Habrá que ver ahora si con independencia y peso propios, Creel es capaz de reinventarse y emprender una carrera que le hubiera sido imposible dentro del establo calderonista.

Apuntes: La bomba del ISSSTE

ESTA SEMANA comenzará a discutirse en la Corte la salida a los cientos de miles de amparos presentados contra la reforma a la ley del ISSSTE. Quizá no se perciba, pero se trata del conflicto laboral más importante de las últimas décadas. Una larga lista, integrada por 140 cuestiones en este tema, concentrará la atención de los ministros. Le adelanto que el gobierno no se irá con todas las canicas en la resolución respectiva. Es posible que, entre otros aspectos, se le impongan límites para dar de baja a trabajadores que no han cotizado ante el instituto que hoy encabeza Miguel Ángel Yunes, y que el Estado deba revertir la política que por décadas le ha permitido desmantelar compromisos con sus trabajadores en materia de vivienda, centros culturales y de entretenimiento. DUELO DE TITANES es lo que ha generado la demanda de una cuentahabiente de Banamex que exige el pago de abultados intereses por una muy antigua cuenta (una especie de anatocismo inverso). Por el lado de la querellante forma filas el despacho del aún poderoso Diego Fernández de Cevallos, mientras que el banco ha conseguido los buenos oficios del procurador de la República, Eduardo Medina Mora, acaso por una debilidad familiar. LA COFETEL, y muy particularmente su presidente, el panista Héctor Osuna, dejó al parecer sus huellas digitales en la propuesta presentada por el senador priísta Manlio Fabio Beltrones para que los concesionarios de radio en la banda de AM reciban una frecuencia de FM, para evitar su quiebra. LAS AEROLÍNEAS no son objeto de semejante generosidad por parte del Estado, el cual en rigor técnico y financiero ha evitado extender subsidios al precio de la turbosina, que ha crecido hasta alcanzar 40% de los costos de operación de tales compañías. Este es el drama que se halla detrás de la reciente cancelación de operaciones en Magnicharter, a la que podría sumarse en las próximos días la empresa Aviacsa, y luego otras… EL REGRESO a las lides políticas de Juan Ignacio Zavala, cuñado de Felipe Calderón y estratega en la comunicación durante su campaña presidencial, catapulta ya las versiones de un “vocero en la sombra” dentro de Los Pinos.

expediente[email protected]



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.