aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Telecom y Medios | Gabriel Sosa

Fortalecer a Televisa para debilitar a Telmex



COLUMNAS ANTERIORES

La Comisión Federal de Competencia (Cofeco) aprobó al conglomerado de Emilio Azcárraga la adquisición de 49% de Cablemás, una de las empresas cableras más grandes del país, con más de 770 mil suscriptores

Martes 20 de mayo de 2008

Fortalecer a Televisa para debilitar a Telmex

Televisa lo logró. La empresa líder en producción de contenidos en español y en el mercado de la televisión abierta, con cuatro cadenas nacionales, está ahora a la cabeza en la televisión de paga, bajo el amparo y cobijo del mismo órgano antimonopolio. Contradictorio y paradójico, pero era de esperarse.

La Comisión Federal de Competencia (Cofeco) aprobó al conglomerado de Emilio Azcárraga la adquisición de 49% de Cablemás, una de las empresas cableras más grandes del país, con más de 770 mil suscriptores. Con esta adquisición, Televisa opera ya 50% de la televisión restringida en México, si se agregan los clientes de Televisión Internacional (TVI), Cablevisión y Sky.

Alrededor de 3 millones de suscriptores tienen ahora el conglomerado, de los cuales la mitad son clientes potenciales de servicios de triple play (televisión de paga, internet y telefonía fija). Con la adquisición de la telefónica Bestel, también aprobada por la Cofeco, Televisa se prepara para enfrentar a Telmex, de Carlos Slim, el rival a vencer en la disputa por el mercado de las telecomunicaciones en los años que vienen.

“Fortalecer a Televisa para debilitar a Telmex” es la premisa del presidente de la Cofeco, Eduardo Pérez Motta, porque está convencido que sólo un puñado de operadores fuertes pueden ofrecer servicios de calidad y precios atractivos en un sector que requiere por su naturaleza fuertes inversiones. Y por eso se la puso fácil a Televisa. No sólo le dio prórrogas para cumplir con el must offer y con el must carry, sino también aceptó que la televisora ofreciera sus contenidos mediante un esquema similar al de la venta atada.

En el comunicado de prensa en el que la Cofeco anuncia su resolución, parece que los 168 cableros que solicitaron los contenidos de Televisa aceptaron gustosos las condiciones impuestas por la empresa. Pero lo dudo. El interés se concentraba en los canales nacionales abiertos (2, 4, 5 y 9). Los demás (Ritmo Son, Bandamex y otros) eran relleno. Pero no había de otra, se debía comprar el paquete de 10 canales.

La Cofeco aprobó la concentración de Televisa, pese a que a MVS Comunicaciones no le han respondido a su petición de retransmitir los canales abiertos para su sistema MasTV. “MVS no ha interpuesto ninguna denuncia”, respondió Pérez Motta a la queja de la empresa de la familia Vargas.

Más allá de los tecnicismos legales, el presidente del órgano antimonopolio conocía de sobra la petición de MVS. La información en la prensa ha sido profusa al respecto. Y hay una historia, extensa, de desencuentros entre ambas empresas, algunos de ellos relacionados justo con los contenidos, que no se podía ignorar. Pero la Cofeco se hizo de la vista gorda. La operación de Televisa no podía esperar.

Industria cultural y poder

Uno o dos de los integrantes del pleno de la Cofeco votaron en contra de la concentración. ¿Quiénes habrán sido? No se sabe (la única figura visible es, siempre, Pérez Motta), pero sería muy interesante conocer sus argumentos. De cualquier manera, su valiente oposición no fue suficiente para contrarrestar la idea que defiende el titular del órgano.

Dos abogados y tres economistas integran el pleno de la Cofeco. Hace falta la participación de especialistas en otras disciplinas porque en este tipo de operaciones no debe prevalecer la lógica económica. Hablamos, ante todo, de “industrias culturales”, en las que también hay elementos culturales, sociales y, por supuesto, en la gobernabilidad y el ejercicio del poder. La Cofeco dotó a Televisa de mayor persuasión y poder en todos los ámbitos. La reforma a la legislación de los medios se requiere con urgencia.

Doring, ¿cabildero de Unefon?

Unefon quiere llegar a un acuerdo con el gobierno. Para ello la empresa de Ricardo Salinas Pliego cabildea con el apoyo del senador panista Federico Doring y del abogado priísta Salvador Rocha Díaz. Ambos personajes acudieron a la Secretaría de la Función Pública para hablar sobre el tema de los 3 mil millones que reclama la telefónica por el pago de intereses generados por el cobro indebido de 596 millones de pesos, producto de la subasta de diversas bandas de frecuencias. Sin embargo, en la dependencia les dijeron que se equivocaron de puerta.

Hay preocupación en Unefon. Y es que el asunto puede dar una voltereta. Si como afirman los abogados de Salinas Pliego, el cobro de intereses fue ilegal, hay por lo tanto un problema de legalidad en la entrega de las concesiones que la empresa opera desde hace casi 10 años. Lo que procedería, en consecuencia, es revertir las frecuencias a favor del Estado y revocar las concesiones correspondientes, porque el procedimiento está viciado de origen.

La idea anterior toma fuerza en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Es un arma de negociación. Coincidentemente, el 28 de abril, el senador Carlos Sotelo presentó un punto de acuerdo en el que exhorta al Senado para que solicite a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) que inicie el procedimiento “jurídicamente procedente” para revocar los títulos de concesión otorgados a la empresa Sistemas Profesionales de Comunicación, actualmente Unefon.

Radio Independiente y Uia

Este jueves 22 de mayo, se llevará a cabo la ceremonia formal del cambio de directiva de la asociación Radio Independiente. Antonio Gallegos González, radiodifusor de Tamaulipas, asumirá la presidencia que le entrega Roque Chávez, quien a partir de ese día será vicepresidente, al igual que Francisco Siman Estefan, José Luis Boone Menchaca, Luis Felipe García de León y Gloria Caballero Ávila. El nuevo tesorero será Pichir Esteban, mientras que la secretaría estará a cargo de Heriberto Guízar.

“Comunicación de gobierno: de la estrategia a la acción” es el nombre del diplomado que la Universidad Iberoamericana lanzó apenas este fin de semana. El plan de estudios abarca teoría y práctica. Su coordinador, José Antonio Sosa, es reconocido como el pionero de la comunicación política y como uno de los media training más importantes e influyentes de México y América Latina. Vale la pena conocer los detalles de esta actividad académica, necesaria luego de los cambios que generó la reforma político-electoral en el ámbito de la comunicación: http://www.diplomadosibero.com/site/danalisispol-001.php.

[email protected]



PUBLICIDAD.