aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Expedientes abiertos | Roberto Rock

Pemex: las cuentas ocultas

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ingresó a EL UNIVERSAL en 1978, donde desempeñó varias actividades pro ...

Más de Roberto Rock



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
Una encuesta ordenada por el PRI a la empresa de moda en estos menesteres advierte que si el Institucional es percibido como subordinado al gobierno en la aprobación de la reforma de Petróleos Mexicanos, perderá entre ocho y 10 puntos en las próximas elecciones generales

Lunes 14 de abril de 2008

Pemex: las cuentas ocultas

Cuál es el riesgo de fractura en el PRI; hay razones para que el tema llegue hasta la Corte. Y deberían decirnos a qué empresas beneficiaría esta reforma

Una encuesta ordenada por el PRI a la empresa de moda en estos menesteres advierte que si el Institucional es percibido como subordinado al gobierno en la aprobación de la reforma de Petróleos Mexicanos, perderá entre ocho y 10 puntos en las próximas elecciones generales. De acuerdo con ese estudio, esos sufragios irían al PAN, pero especialmente al PRD.

Según este mismo estudio, si hoy fueran las elecciones, el PAN tendría 38% de los votos, el PRI 35% y el PRD 23%, 10 puntos debajo de lo que logró en 2006. Dicho en otros términos, este tema puede determinar si el Institucional sigue como tercera fuerza política, o se convierte en opción real de poder.

Datos así, duros, son los que determinarán la suerte de la propuesta impulsada en la materia por el gobierno Calderón, para el cual, el apoyo tricolor es vital. Pero a diferencia de otros momentos, él puede correr el riesgo de una fractura y ver cómo se desmorona lo que ha construido en los dos últimos años.

Tanto el equipo del gobierno como los priístas han tenido tiempo de hacer sus cuentas desde que, a mediados de noviembre de 2007, en un encuentro privado, Calderón presentó a los líderes claves del PRI su visión sobre una transformación del negocio petrolero. Hasta esa reunión llegaron, convocados por la dirigente nacional, Beatriz Paredes los coordinadores parlamentarios Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa. El Presidente estuvo acompañado por la secretaria de Energía, Georgina Kessel, y por el director de Pemex, Jesús Reyes Heroles.

Desde aquel noviembre han trascendido algunos aspectos de ese contacto. Se ha dicho que Calderón propuso ahí una reforma constitucional y que Beltrones atajó con una frase singular: “Si aprobamos eso, haremos presidente a (Andrés Manuel) López Obrador”.

Beltrones mismo ha comentado en corto que nunca hizo ese planteamiento textualmente, aunque sí alertó sobre el uso que el PRD daría al tema. Ahora sabemos que tras la reunión hubo cierta tensión con Paredes, por haber pactado un encuentro “en frío”. Se nos asegura que la secretaria Kessel expuso que ya estaban calculados los impactos de la reforma, e incluso cuáles empresas resultarían beneficiadas, al grado de tener un alza en sus acciones en la bolsa.

Hasta donde se puede saber, aquella presentación es básicamente la misma que nutre la iniciativa gubernamental presentada la semana pasada. Ni los nubarrones en el campo priísta, ni la tensión provocada por el PRD, ni la crisis Mouriño indujeron ajustes en la estrategia.

En opinión de algunos juristas, aspectos de esta iniciativa contradicen el texto constitucional en su artículo 27, por lo que desde ahora se preparan las baterías para presentar una denuncia ante la Corte, que podría alcanzar el rango de controversia constitucional si viene respaldada por el número suficiente de, por ejemplo, senadores que no hayan estado de acuerdo con una eventual aprobación.

Esta demanda estaría acompañada por movilizaciones populares convocadas desde luego por el PRD, pero tal vez no sólo por éste. Ello complicaría el cada vez más desgastado recurso gubernamental de arrojar a la hoguera mediática al perredismo y en especial a López Obrador. Para ello hubiera sido útil lograr un choque entre el tabasqueño y el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, pero esta posibilidad se vio frenada el viernes, cuando éste último tomó distancia de la propuesta oficial.

Donde sí habrá roces es en el PRI. Francisco Rojas, ex director de la paraestatal; su hermano Carlos, diputado, lo mismo que Héctor Hugo Olivares y Heladio Ramírez están ubicados ya en un frente opuesto a la iniciativa calderonista. El también diputado Carlos Armando Biebrich distribuye un libro sobre cómo reformar de otra manera a Pemex.

El propio Francisco Labastida Ochoa, senador responsable de estos temas, ha hecho saber a sus cercanos que el tema será un sapo difícil de tragar. Y si se habla de priísmo, cómo dejar fuera a Jesús Reyes Heroles, hijo del último ideólogo del tricolor, quien, por cierto, también estuvo al frente de Pemex. Quizá ello sea la causa de los insomnios que, se asegura, atormentan desde hace semanas a Reyes Heroles hijo.

Se considera casi imposible una aprobación dentro de los próximos 15 días, que es lo que le falta al actual periodo de sesiones. Pero si las tomas de tribuna cesan y el tema pasa, habrá que decir que se tratará de un melodrama en capítulos. Ya lo veremos.

Apuntes: Tres salidas al PRD

n LA CRISIS por el tema petrolero cayó como maná del cielo al PRD, hundido en una tragedia tras sus elecciones internas. Pese a que el tema perdió atención pública, dentro y fuera del partido del sol azteca se bromea con que pese a todo, hay aún tres salidas posibles: anulación, anulación o anulación. Y es verdad: Alejandro Encinas y Jesús Ortega pueden anunciar que cesan en sus reclamos y se retiran del proceso; el juez Arturo Núñez declara anulada la elección y se designa a un interino, o el asunto va a dar al Tribunal Electoral, donde también se cancela todo. La diferencia entre una y otra alternativa es que la primera de ellas representaría el daño menor. n TELMEX y el gobierno protagonizan una película de suspenso: el consorcio del ingeniero Carlos Slim hizo dos jugadas simultáneas: pidió que se le modifique su título de concesión para entrar al negocio de la televisión, y pidió una concesión de TV restringida. La SCT que conduce Luis Téllez, debe decidir qué requisitos fija para liberar esta posibilidad, pues de otra manera se daría luz verde para transferir la calidad de monopolio de un mercado a otro. n LEY DE MEDIOS es el nombre de la otra pieza que falta en nuestro entorno. Contra lo que se asegura, sí existe una iniciativa al respecto, pero el PRI en el Congreso está dando señales de que sus compromisos le impiden entrarle al tema. El asunto será como esos gigantes que alguien quiere ocultar debajo del sillón, lo que sólo sirve para hacerlo más evidente. n DATOS OCULTOS sobre el papel del comercio ambulante en el narcomenudeo podrían salir a la luz en cualquier momento, para otorgar el debido marco de referencia a la tensión montada por tianguistas de la capital del país durante las últimas horas, lo que incluyó una agresión en contra del jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard.

[email protected]



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.