aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Serpientes y Escaleras | Salvador García Soto

Le quieren quitar el Zócalo a Marcelo

Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios ...

Más de Salvador García Soto



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
La maniobra podría verse como el colmo de la codicia política; podría ser incluso el argumento de un fantasioso guión de cine político; pero es tan real que ayer en la Orden del Día para la sesión del Senado de la República aparecía un “punto de acuerdo” que, surgido de la bancada del PAN y apoyado por una parte del PRI, proponía que el Zócalo capitalino, el espacio público que se ha convertido en símbolo y plaza de la ciudad por excelencia, dejara de ser administrado por el gobierno del Distrito Federal y pasara a estar bajo la tutela y el manejo del gobierno federal, con el pretexto de considerarlo “patrimonio histórico” de la nación

Jueves 14 de febrero de 2008

Le quieren quitar el Zócalo a Marcelo

Una alianza de senadores panistas y priístas pudo haber aprobado el inicio de una reforma que despojara al GDF de esta plaza principal y del uso político que, dicen, le está dando Ebrard

La maniobra podría verse como el colmo de la codicia política; podría ser incluso el argumento de un fantasioso guión de cine político; pero es tan real que ayer en la Orden del Día para la sesión del Senado de la República aparecía un “punto de acuerdo” que, surgido de la bancada del PAN y apoyado por una parte del PRI, proponía que el Zócalo capitalino, el espacio público que se ha convertido en símbolo y plaza de la ciudad por excelencia, dejara de ser administrado por el gobierno del Distrito Federal y pasara a estar bajo la tutela y el manejo del gobierno federal, con el pretexto de considerarlo “patrimonio histórico” de la nación.

El punto, que no es otra cosa que un intento por quitarle al jefe de Gobierno Marcelo Ebrard la plaza que se ha convertido en el espacio desde el que catapulta el crecimiento de su imagen política y mediática, lo mismo con pistas de patinaje que con museos ambulantes, roscas de reyes o conciertos gratuitos, fue propuesto por senadores del PAN, entre los que se menciona a Federico Döring, y apoyado por la presidenta de la Comisión del Distrito Federal del Senado, la priísta María de los Ángeles Moreno.

Al haberlo incluido en el orden del día, el punto estaba listo para ser sometido a votación, y una alianza de senadores panistas y priístas pudo aprobarlo como inicio de una reforma legal que despojara al GDF de la principal plaza política del país y del uso político que, dicen sus detractores, le está dando el aspirante Ebrard.

Pero ocurrió que en el Palacio del Ayuntamiento, enterados de la maniobra que comenzó a cocinarse desde el mes de diciembre, enviaron al Senado a varios operadores políticos, bajo el mando del secretario de Gobierno, Ricardo Ruiz, a intentar frenar el punto de acuerdo que llevaba dedicatoria expresa para el jefe de Gobierno y sus populares acciones en el Zócalo.

Un intenso cabildeo de los enviados de Marcelo, apoyado por los senadores del PRD y por un sector de priístas que no respaldaban la burda maniobra, hizo que el tema llegara de último momento hasta la Junta de Coordinación Política y que los perredistas pidieran que se eliminara del orden del día la propuesta “de la Comisión del Distrito Federal, el que contiene punto de acuerdo respecto a la utilización de los espacios públicos en el Distrito Federal”.

Tras fuertes jaloneos, la petición del PRD fue atendida y se acordó regresar a la Comisión del DF el punto de acuerdo para que se discutiera ahí antes de ser enviado al pleno. La división de los priístas terminó por favorecer a Ebrard y por frenar la intentona panista —que algunos dicen apoyaba Manlio Fabio Beltrones—, para evitar que el jefe de Gobierno siga haciendo de la plancha de concreto del Zócalo, la misma donde se asentara el corazón de la vieja Tenochtitlán y por donde ha transcurrido el devenir histórico de la nación, la pista desde la que Marcelo despega con fuerza hacia 2012.

¿Tanto así les preocupa el habilidoso gobernante capitalino?

NOTAS INDISCRETAS… El descubrimiento de un arsenal tan impresionante en pleno centro de la ciudad de México hace pensar en que el DF hace tiempo que dejó de ser sólo zona de tránsito de drogas y centro de operaciones financieras, para convertirse en territorio de control y operación de los principales cárteles de la droga en el país. La aparición de armamento de alto impacto remite también a la reciente revelación de la PGR sobre la planeación frustrada de atentados contra funcionarios de alto nivel en el gobierno federal, como José Luis Santiago Vasconcelos. Si a los narcos que detuvieron hace unas semanas con simples metralletas se les señaló como conspiradores que planearon la muerte de un subprocurador de la PGR, a los que ayer les encontraron bazukas y metralla capaz de perforar el acero y el concreto, ¿contra quién planearían atentar?... Ayer en el Senado, el tema de los manglares volvió a ser motivo de discusión y debate. En un foro convocado por el senador Guillermo Tamborrel, autor de la polémica iniciativa sobre el uso de esas zonas ambientales, el doctor José Sarukhán Kermez mencionó que 80% de los manglares del país está hoy en día “en manos de alguien” y sugirió que hay que buscar mecanismos efectivos de compensación para rescatar esas zonas naturales y darles un uso adecuado en el que se privilegie su conservación. El debate fue plural. Acudieron lo mismo ejidatarios de las zonas costeras, que científicos y hoteleros de los que tienen parados proyectos en playas donde hay esas zonas pantanosas. Al final quedó la idea de buscar un mecanismo que permita pasar del conservadurismo a ultranza a la idea de “utilizar para conservar”. Hubo propuestas para que los hoteleros no construyan sobre la zona de manglares, sino que hagan sus desarrollos tierra adentro y que conserven los pantanos y zonas naturales como atractivo turístico y ambiental. Algunos pidieron que la ley se quede como está, otros insistieron en la necesidad de una reforma legal que no privilegie los apetitos de los hoteleros y desarrollos turísticos, pero que tampoco mantenga el nivel de depredación y destrucción que ya existe en la actualidad con las leyes actuales. El tema va a seguir y por lo pronto el debate ya pasó a un segundo nivel… El tema de Pemex no sólo hace crujir al PRD y provoca ya el enfrentamiento tantas veces aplazado entre Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador; en el PRI no cantan mal las rancheras y la apertura de algunas áreas de la empresa petrolera al capital privado está generando dos bloques en el viejo partido y puede traer también rupturas altamente costosas para el priísmo, tan costosas que podrían partirle sus bancadas en el Congreso y provocarle un frente de ex gobernadores, legisladores y políticos de la vieja guardia que tienen muy preocupada a Beatriz Paredes Rangel… Los dados repiten Escalera. Buena racha.

[email protected]

[email protected]



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.