aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Expedientes abiertos | Roberto Rock

Insomnio por el TLC

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ingresó a EL UNIVERSAL en 1978, donde desempeñó varias actividades pro ...

Más de Roberto Rock



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
El temor de una crisis social por el cumplimiento del capítulo agrario del Tratado de Libre Comercio recorre al gobierno desde hace semanas, pero se agudizó en los primeros días del año

Lunes 07 de enero de 2008

Insomnio por el TLC

La administración Calderón prendió alertas por las protestas contra el TLC; el tema lo hará toparse con el hasta ahora intocado corporativismo en el campo y con el costoso fracaso de los subsidios agrícolas.

El temor de una crisis social por el cumplimiento del capítulo agrario del Tratado de Libre Comercio recorre al gobierno desde hace semanas, pero se agudizó en los primeros días del año. El jefe de la Oficina de la Presidencia, Juan Camilo Mouriño, y el coordinador de asesores de Felipe Calderón, Dionisio Pérez-Jácome, supervisan lo que en los hechos es un grupo de tarea ad-hoc. Según reportes internos de Los Pinos, no hay mayor prioridad en este momento.

El dirigente de la Confederación Nacional Campesina, del PRI, Cruz López, convocó ayer en Boca del Río a diversas acciones contra el TLC, que deberán desembocar en una movilización nacional el próximo día 31. El hecho cobra mayor realce si se toma nota de que en el evento había varios gobernadores del PRI con arraigo en el sector campesino del Institucional.

En la víspera, Beatriz Paredes, dirigente nacional y quien fuera también cabeza de la CNC, hizo sus propios pronunciamientos llamando a un diálogo sobre el tema.

El gobierno del cambio, que dijo encabezar Vicente Fox dejó intacto el poder de los organismos corporativos del PRI, tanto en el ámbito sindical como en el agrario. En 2003, cuando el debate por el propio TLC generó tensión, instaló con el entonces secretario de Agricultura, Javier Usabiaga, el Acuerdo Nacional para el Campo, uno de cuyos compromisos era, precisamente, revisar el capítulo agrario del Tratado. Nada ocurrió, por ello hoy presenciamos evidencias de insomnio en el equipo gobernante.

Será difícil que en la actual correlación de fuerzas, el PRI-CNC vuelva a tragarse la medicina de una mesa de diálogo ineficaz. Organismos rurales y gobierno endurecerán la pierna, con resultados impredecibles.

Subsidios, barril sin fondo

El tema rudo, como siempre, serán los dineros públicos que en forma de subsidios van a dar —más o menos directamente— a los productores rurales. Estos subsidios están enmarcados en el Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural, mejor conocido como PEC. En los hechos, es un barril sin fondo: este año se gastarán en él 204 mil millones de pesos, 30 mil millones más que en 2007, y 50 mil millones por arriba de lo ejercido en 2006. El Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo) lleva 16 años otorgándose, y estaba previsto para concluir en este 2008, pero la Secretaría de Agricultura, que dirige Alberto Cárdenas, anunció ya que el esquema se mantendrá durante al menos lo que resta del sexenio.

Semejante flujo de recursos es, desde luego, discutido, negociado y aprobado por el Congreso de la Unión, cuyas instancias internas —hay media docena de comités orientados a los temas rurales— han advertido en diversos documentos contra una realidad en proceso de agravamiento. También, especialmente en la Cámara de Diputados, se sabe que esos subsidios acusan las presiones políticas de grupos específicos. Por todo ello, más pronto que tarde los legisladores serán incluidos en esta tensión, lo que abrirá un nuevo frente de trabajo para la administración Calderón.

Pese a todo este dinero, más de 20 millones de mexicanos dependen hoy de una parcela cuyo producto no les permite adecuados niveles de vida. Y hablar de competir con el exterior sería una broma cruel. No es de extrañarse que sea en ese sector de la población donde organismos como la CNC recluten a su membresía. Una máxima de la antigua política expresaba que los campesinos cenecistas nunca fueron organizados para mejorar sus cultivos ni para pedir crédito, sino sólo para manifestarse y para votar. El desvanecido voto verde puede volver por sus fueros ante esta coyuntura.

La apertura impuesta por el TLC impacta a cuatro rubros delicados: maíz, frijol, azúcar y leche. Cada uno de ellos tiene un panorama distinto, no del todo malo, pues en general los precios agrícolas internacionales han ido al alza en los últimos años, en especial el maíz por su uso en la fabricación de biocombustibles. Eso disminuirá el impacto en el campo en el corto plazo, pero insumos caros traerán precios altos en los derivados de carne, leche y tortilla, lo que planta un cuarto frente de inquietud, que es la inflación.

Al final del día será difícil que la administración no decida utilizar un expediente que muchos reclamaban en coro: renegociar con Estados Unidos temas como los subsidios excesivos que se aplican allá, o las asimetrías de nuestro campo frente al estadounidense o el canadiense.

Un asunto complejo que ya le quita el sueño a más de uno.

Apuntes

n EL CABILDEO de las empresas farmacéuticas en México hizo nuevamente sentir sus efectos y, de paso, enfrentó a dos secretarios de Estado, uno de los cuales, se nos asegura, puede estar ya con un pie fuera del gabinete. El gobierno federal, por conducto del secretario de Salud, José Ángel Córdova, determinó desechar una larga gestión del secretario de Economía, Eduardo Sojo, para abrir la importación de medicamentos, lo que podría representar una baja en el precio de los mismos al consumidor. Técnicamente, la medida suponía cancelar la obligación para que las empresas que venden medicinas cubran lo que se llama “requisito de planta”; es decir, que cuenten en territorio nacional con un laboratorio. La decisión nos igualaba en este campo con Estados Unidos, Canadá, Europa y varias naciones latinoamericanas. Pero aquí las farmacéuticas operaron eficazmente, y se determinó mantener esa obligación, dejando a Eduardo Sojo colgado de la brocha y, nos dicen, preparando su renuncia. n TOME USTED NOTA que el gobierno está por presentar directrices en materia de biotecnología que desatarán un debate en torno al uso de alimentos transgénicos. Se trata de un episodio más de una batalla que implica a corporaciones mundiales, como Dupont, Hoechst y Monsanto, interesadas en colocar en el mercado mexicano sus semillas o animales genéticamente modificados. Para darnos una idea de su poderío, baste citar que las ventas anuales de sólo la primera de ellas superan los 37 mil millones de dólares. La determinación del gobierno, según se informó a este espacio, será permitir el registro y cultivo de granos transgénicos en México, al parecer con excepción del maíz. n ACAPULCO fue una fiesta plena este fin de año. Pero el jolgorio se redujo a los corredores turísticos. A unas cuantas cuadras del boato en la zona Diamante, colonias enteras están aisladas desde hace meses por las inundaciones del último periodo de lluvias. Miles de vecinos de áreas populares han pagado una cuota para ser conectados al drenaje general, pero el gobierno municipal del perredista Félix Salgado Macedonio no muestra compromiso con aquellos cuyo voto seguramente fue decisivo para llevarlo al poder. En contraste, se acumulan las versiones de que el señor alcalde organiza juergas privadas en residencias alquiladas, acompañado de amigos o de funcionarios civiles o militares. n LA SALIDA de Carmen Aristegui de La W merece más de una lectura, pues se trata de la conductora de mayor prestigio en los medios electrónicos, cuya postura progresista y crítica genera críticas en grupos específicos dentro y fuera del gobierno, que, sin embargo, nunca han parecido incomodarse ante tanto conductor oficialista y venal. La W es administrada por el grupo español Prisa, que durante meses no sólo aguantó vara frente a presiones diversas, sino que promovió y presumió con plena justicia a Aristegui, al grado de postularla en noviembre de 2006 para el premio Ondas en España, auspiciado por Cadena Ser, el emporio radiofónico del propio Prisa. El hilo se rompió por ese extremo, pero la tensión central parece provenir de las desavenencias de Prisa con su socio mexicano, Televisa, y también de una aparente redefinición de la propia Prisa sobre su forma de operar negocios tras la muerte de don Jesús de Polanco. n OTRA PERIODISTA valiente, promotora de la equidad de género, perdió la noche del sábado su propia contienda, con el cáncer. María Victoria Llamas acudió ese día a desayunar con un grupo de colegas y amigas, pues se sentía de ánimo. Apenas al llegar tuvo un derrame cerebral que horas después le atrajo la muerte.

[email protected]

[email protected]



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.