aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Zona de desastre

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
Sólo en el tercer trimestre del año, la paraestatal sufrió una pérdida neta de 13 mil 493 millones de pesos, pese a que sus ventas se ubicaron en 287 mil 207 millones

Viernes 02 de noviembre de 2007

Zona de desastre

En la más cruel de las paradojas, mientras el precio internacional del petróleo se acerca a pasos gigantes al sueño (¿o será pesadilla?) de 100 dólares por barril, Petróleos Mexicanos enfrenta la página más negra en su historia de casi 70 años

Sólo en el tercer trimestre del año, la paraestatal sufrió una pérdida neta de 13 mil 493 millones de pesos, pese a que sus ventas se ubicaron en 287 mil 207 millones. Peor aún, la deuda de la empresa pública alcanzó 111 mil 400 millones de dólares, el nivel más alto de su historia, con la novedad de que a fines del año pasado se hablaba de 56 mil millones.

Una de tres: se ocultaron los datos reales a la opinión pública; se integró finalmente la deuda subterránea que representan los Proyectos de Impacto Diferido en el Registro del Gasto, o de plano casi se duplicó el débito en un año, a contrapelo de las advertencias de las corredurías extranjeras.

El caso es que de suyo al 31 de diciembre de 2006 la paraestatal tenía el dudoso honor de ser la más endeudada del planeta en el sector. Su más cercano perseguidor, la firma British Petroleum, estaba más de un tanto abajo, con un débito total de 24 mil 100 millones de dólares. En escala descendente se ubicaban Petrobras, con 19 mil 580; Shell, con 15 mil 770; Repsol, con 11 mil 530; Chevron-Texaco, con 9 mil 840; Exxon Mobil, con 7 mil 990, y Station, con 5 mil 590.

La explosión se inició justo al arranque del sexenio foxista, cuando el director general de la paraestatal, Raúl Muñoz Leos, hablaba de ubicarla entre las 10 más grandes del mundo.

El caso es que el sobreendeudamiento no se tradujo en nuevos escenarios para la empresa pública, cuyo esquema de operación actual la ubica como una simple administradora de contratos otorgados al sector privado nacional o extranjero. Mientras las plantas petroquímicas se convierten aceleradamente en chatarra ante la falta de mantenimiento, la empresa pública presenció impávida la declinación dramática del potencial de Cantarell, el yacimiento estelar de la paraestatal ubicado en la Sonda de Campeche, sin plantear alternativas de compensación.

El primer aviso sobre el efecto Cantarell llegó en enero de 2005, cuando la producción total de crudo del país se colocó en 3 millones 300 mil barriles diarios, frente a los 3 millones 450 mil a que se llegó en julio del año anterior, en un escenario en que a diciembre del año pasado se alcanzaban sólo 3 millones 180 mil.

Ubicada la mayor cresta de producción del yacimiento en enero de 2004, con un global de 2 millones 100 mil barriles diarios, al año siguiente se llegó a un millón 900 mil, para alcanzar en 2006 un millón 750 mil, es decir, 62% de la producción nacional. El escenario optimista habla de que hacia 2011 estaríamos en un millón 100 mil; el pesimista sitúa el piso en 750 mil.

El problema es que pese a su sobreendeudamiento Petróleos Mexicanos no intentó en su momento la compensación, por más que se habla de que el segundo campo en importancia, Ku-Maloob-Zaap, alcanzará una producción máxima de 800 mil barriles diarios en 2010. El caso es que aun así la producción de los yacimientos más importantes del país apenas llegaría a un millón y medio de barriles diarios en 2012.

Lo inaudito del caso es que el gobierno dejó pasar la bonanza que llegó en el sexenio foxista sin apuntalar a la empresa pública para mantener abierta la llave.

Como usted sabe, durante los 72 meses que duró la pesadilla frívola del foxismo, el precio promedio del barril de petróleo se ubicó en 34.1 dólares, es decir, 70% más que los últimos 14 años.

En total, el país recibió ingresos extraordinarios, es decir, por encima de los presupuestado, por 92 mil 800 millones de dólares… que se fueron en su mayoría a gasto corriente. Paradójicamente, pues, con la posibilidad de alcanzar al doble en el actual sexenio, Pemex está en el peor bache de su historia.

Zona de desastre.

Balance general

Lo cierto, frente a la catarata de acusaciones que pesan contra el ex director general de Pemex-Refinación, Juan Bueno Torio, hoy senador bajo los colores del PAN, es que la Secretaría de la Función Pública recibió en su momento, es decir, durante el sexenio pasado, un grueso legajo por parte de una Comisión Especial de la Cámara de Diputados, en el que se documentaba un escandaloso tráfico de influencias… sin que se moviera un dedo en su contra.

El documento hablaba de la presencia como contratista estelar de la filial de Pemex del tío del titular, Emilio Bueno, propietario de la Transportadora Isabel.

Más allá, durante la gestión del ex funcionario se le otorgó un contrato de 25 millones de pesos a la empresa Autotanques de México, propiedad de su cuñado, Juan José Ortiz Ríos. Más aún, otro de sus cuñados, propietario de la firma Fletera Continental de Líquidos, recibió a su vez un contrato de 12 millones de pesos.

Y por si faltara cobija para cubrir a la parentela, a la firma Turbogeneradores, propiedad en este caso de Luis Torio Ramos, se le refaccionó, por la vía de una adquisición directa, con un contrato de 22 millones para mantenimiento. Para todos había, pues.

* * *

La urgencia de los industriales de los sectores textil, de la confección y del calzado para que México plantee un pánel de solución de controversias ante la Organización Mundial de Comercio para evaluar la justeza del desmantelamiento de cuotas compensatorias impuestas a exportaciones chinas apunta a la certeza de que están en línea ya cientos de contenedores para ingresar al país al banderazo.

La fecha exigida por el organismo multinacional para evaluar los impuestos compensatorios, que en algunos casos alcanzan hasta mil por ciento del precio ad valorem de los productos, es el próximo 14 de diciembre.

* * *

En los próximos días la Comisión Federal para Riesgos Sanitarios (Cofepris), que encabeza Juan Antonio García Villa, le entregará a la Secretaría de la Función Pública su dictamen final sobre el caso Mattel.

El documento planteará si la principal fabricante de juguetes en el mundo respaldó con certificaciones cada uno de los permisos de importación que tramitó ante la dependencia. Como usted sabe, 30 mil de los productos que llegaron al país estaban contaminados con pintura elaborada con plomo.

La hora cero, pues, está a la vuelta de la esquina.

* * *

Bajo el pretexto de que su multiplicidad impide una vigilancia eficaz sobre el buen manejo de los subsidios, la Secretaría de Agricultura está compactando sus programas de apoyo al campo.

De 65 existentes se están dejando sólo ocho.

El problema es que en el camino se están soslayando actividades prioritarias en la antesala del desmantelamiento total de aranceles en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

* * *

De acuerdo con el cálculo de la empresa DuPont, las ventas en la industria eléctrica/electrónica mexicana podrían incrementarse 50% en los próximos tres o cinco años.

La facturación de la firma en el sector alcanza 60 millones de dólares anuales. La firma invertirá 500 millones de dólares en los próximos tres años en proyectos de investigación.

* * *

En lo que se califica como nuevo impulso, el grupo Alfa de Monterrey invertirá el año próximo 560 millones de dólares en proyectos que apuntan a fortalecer su portafolio de negocios sólidos, altamente competitivos y de clase mundial. ¡Órale!

[email protected]

[email protected]



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.