aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Más IVA; menos ISR

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas

Miércoles 21 de marzo de 2007

Más IVA; menos ISR

Lanzada la bolita entre el gobierno y los partidos políticos sobre quién le coloca el cascabel al gato para cargar con el costo político de la reforma fiscal, se encuentra en la mesa un documento en el que se plantean las líneas generales de lo que sería ésta. a disposición de un valiente

Lanzada la bolita entre el gobierno y los partidos políticos sobre quién le coloca el cascabel al gato para cargar con el costo político de la reforma fiscal, se encuentra en la mesa un documento en el que se plantean las líneas generales de lo que sería ésta. a disposición de un valiente.

Elaborado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, el texto replantea parte de las propuestas de la Convención Nacional Hacendaria, la Convención Nacional de Contribuyentes, la Conferencia Nacional de Gobernadores. y de las iniciativas pendientes de dictaminar.

La ensalada, sin embargo, topa en más de lo mismo: abatir el Impuesto Sobre la Renta; incrementar la tasa del IVA en alimentos y medicinas; suprimir los regímenes especiales; simplificar el entero de los tributos; profesionalizar los esquemas de recaudación. y ubicar nuevos gravámenes.

Naturalmente, la propuesta plantea un esfuerzo sin precedente en materia de combate a la evasión y elusión fiscal, en un horizonte en que se anticipa un inaudito incremento en la recaudación de 12%.

Este 3.6% provendría de la economía informal; 4.4 de evasión directa del Impuesto al Valor Agregado, y 5.2 de presupuesto de ingresos fiscales, es decir, más tributos. La novedad, en tal caso, sería otorgar más facultades recaudatorias a las entidades federativas, y tocar, por primera vez desde el plano oficial, el espinoso tema de las deudas contingentes.

Ahora que el diagnóstico inicial considera un escenario catastrófico, en cuyo epicentro se ubica un solo dato: el país dispone de la mitad de ingresos de hace una década, en un horizonte en que las exigencias de gasto se han multiplicado al infinito.

Si en 1996, con todo y el coletazo de la crisis provocada por la macrodevaluación de diciembre de 1994, la economía pública representaba 42% del Producto Interno Bruto, hoy se desenvuelve en promedios de 21%, por más que este año se llegará a 23%.

En paralelo, el gasto social del gobierno ha crecido fuertemente por su atención a los problemas formales de pensiones, tantito el del Seguro Social, cuyo subsidio está indexado al crecimiento del empleo, como el del ISSSTE, cuyo esquema obliga al gobierno a una doble contribución como patrón y como Estado.

La proyección hacia los próximos cinco años habla, en paralelo, de exigencias de construcción de infraestructura para evitar un mayor deterioro en materia de competitividad; de reforzar la capacidad de atención a la población en salud y educación; de multiplicar los programas de protección a grupos vulnerables.

Y si le seguimos, el gobierno mantiene compromisos ineludibles en materia del servicio de la deuda pública, cuyo monto alcanza 36.4% del Producto Interno Bruto. al margen, naturalmente, de las deudas no contabilizadas, entre ellas las derivadas de los Proyectos de Impacto Diferido en el Registro del Gasto (Pidiregas) con que se ha dotado de infraestructura a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad.

Más allá, gravitan sobre las finanzas públicas los rescates bancarios y carreteros que obligan a erogaciones anuales que, en el mejor de los casos, alcanzan niveles de 60-70 mil millones de pesos.

El panorama habla de una raquítica recaudación de las entidades federativas equivalente a 0.6% del Producto Interno Bruto, lo que favorece que algunas de ellas mantengan una dependencia de hasta 89% de los ingresos federales.

De ahí, pues, la exigencia de dotarlos de mayores facultades recaudatorias, vía un sistema federal descentralizado que permita esfuerzos y resultados compartidos en la estrategia de desarrollo nacional. Naturalmente, habría estímulos para quienes incrementen la recaudación.

Actualmente del gasto primario federal -excluido el costo financiero-, 35% corresponde al gasto federalizado y de éste, 16.2% a las participaciones federales y 16.6% a las aportaciones federales, cuyas fórmulas no corresponden a una conexión directa con demandas y equilibrios regionales.

Digamos que los escasos ingresos se gastan inadecuadamente.

De acuerdo con el texto de 120 cuartillas, ésta sería la línea por la cual caminaría la propuesta de reforma fiscal:

- Propiciar un entorno económico más competitivo, lo que implica bajar la tasa del Impuesto Sobre la Renta.

- Garantizar la sustentabilidad de las finanzas públicas.

- Privilegiar los impuestos indirectos.

- Descentralizar la política fiscal a los gobiernos locales.

- Garantizar flujos futuros de ingresos suficientes para enfrentar necesidades directas del envejecimiento de la población, programas sociales o inestabilidad de los ingresos.

- Supresión de los regímenes especiales para evitar la elusión fiscal y subsidios con fines específicos, cuya aplicación representa una alta complejidad jurídico-contable en su cálculo.

- Avanzar hacia la simplificación del sistema tributario y el ingreso institucional.

- Reformas como proceso continuo, reflejando los cambios económicos y sociales, pero no permanente.

La gran pregunta es quién tomará la papa caliente tras el fracaso de las dos propuestas planteadas durante el gobierno foxista. ¿Alguien dijo yo?

Balance general

Después de un arranque a galope tendido que la ubicaba como enemigo a vencer por los participantes en el mercado, la empresa constructora de Carlos Slim Helú, Promotora y Operadora de Infraestructura, registró una caída en sus ingresos de 2.52% al cuarto trimestre del año pasado.

La facturación total fue de 668.4 millones de pesos.

Sin embargo, su utilidad de operación creció 11.8%, ubicándose una ganancia neta de 116 millones 500 mil pesos.

* * *

Finalmente, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes abrió el ostión para que la representación privada participara en la instrumentación del programa piloto para la apertura del transporte transfronterizo entre México y Estados Unidos.

De entrada, el Comité Empresarial México-Estados Unidos del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, que encabeza Eugenio Clariond Reyes Retana, está trabajando con el Free Trade Alliance de San Antonio.

Como usted sabe, el país del norte abrió la rendija 12 años después de que se pactara la apertura en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

* * *

Los programas de austeridad del Instituto Mexicano del Seguro Social están provocando, a querer o no, un choque contra los derechohabientes, al reducirse de 12 a nueve horas el servicio de las guarderías subrogadas, en paralelo a un recorte en el presupuesto para cada niño.

El monto será ahora de 2 mil 500 pesos. al mes.

* * *

Reelecto para un nuevo periodo de tres años al frente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), la primera tarea de Valentín Díez Morodo será buscar la diversificación de los mercados a los que concurre el país, en afán de evitar la excesiva dependencia de los vaivenes de Estados Unidos.

De entrada se prevé la realización de siete foros sobre promoción de comercio exterior y operación logística.

Adicionalmente, se extenderá la cobertura del Comce hacia los estados de Campeche, Guerrero, Querétaro, Michoacán, Sonora, Sinaloa y Baja California Sur.

[email protected];[email protected]



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.