aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Campos Elíseos | Katia D' Artigues

Marcelo vs. Ebrard
Convivenciando en el DF
El foxismo, su ¿magna? obra

Katia D´Artigues Beauregard, orgullosa chilanga que ya tiene 20 años de trabajo en los medios. Egresada de la Universidad Anáhuac, fue fu ...

Más de Katia D' Artigues



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
Desde hace días Marcelo Ebrard siente que en su cabeza hay un avispero

Domingo 18 de marzo de 2007

Marcelo vs. Ebrard
Convivenciando en el DF
El foxismo, su ¿magna? obra

Desde hace días Marcelo Ebrard siente que en su cabeza hay un avispero. Muchas ideas a la vez: las expropiaciones en varias zonas del DF; el balance de sus primeros 100 días como jefe de Gobierno; entre otras, su trato hacia Felipe Calderón. A quien, por cierto, no se ve que tenga ganas de cruzar ni media palabra.

No le conviene, además.

Antes de salir y despedirse de Mariana, checa que vaya bien combinado: pants beige y tenis Nikke (sic).

Quiere correr un poco. Claro, correr sanamente, no que lo correteen los ambulantes.

Le pide a Juan, su chofer, que prepare la Suburban azul. Salen de su casa, por la Condesa. Le da las primeras indicaciones:

-Nos vamos para.Tepito.

Juan pone cara de what! Les toca un alto frente al Sanborns, de Insurgentes y Sonora.

Ebrard piensa:

-Cómo se vería un Sanborns en Tenoch 40. Bien padre.

Mientras avanzan por Insurgentes, el CD de música clásica comienza a brincar.

-Juan, ¿qué pasó con ese disco?

Apenado, le explica que lo compró en eje Central, con los ambulantes.

-Es el primero que me falla, jefe.

Marcelo cambia de parecer y le da indicaciones:

-Sabes qué, vamos al eje Central.

Se van hacia avenida Juárez, luego Balderas y de ahí hasta una de las calles que sacan al eje.

Por fin llegan. Ebrard ve los puestos que hay: venden CDs, software y series televisivas que les gustan a Marcelo y a Francesca, sus hijos.

Todo es pirata.

Por el cristal polarizado nadie lo ve mientras observa a los vendedores haciendo su lucha. Siente que ya vivió eso, una suerte déja vu.

-El mismo problema de hace 15 años- se dice en voz bajísima, cuando lo combatió como secretario de Gobierno del DF con su maestro, Manuel Camacho.

Frente a él pasa una mujer pasadita de peso, cabello chino, dicharachera y con un mandil a cuadros.

-¿Te acuerdas de Guillermina Rico?

-Cómo olvidarla. Tantos pactos que hicimos.

-¿Te acuerdas de Alejandra Barrios?

-Me suena.

Se toca el fleco que siempre le sobresale.

-Sí, la líder de otra parte de ambulantes.

-¿Dolores Padierna?

Con sus manos hace como si se pusiera un candado. Chitón. De ella no quiere hablar ni con él mismo.

-¿Y de María Rosete?

Macelo medio brinca en su asiento y pone cara de asustado.

-También es una lider de los ambulantes.

-La misma que hace días dijo que antes ibas a Tepis por votos, y que luego de la expropiación de Tenoch, irías, pero a pedir perdón.

Se ajusta los lentes y mira hacia la calle.

El tiempo pasó. Estamos en 2007. Quién lo diría. Con el PRD llegó a ser jefe de Gobierno.

¿Quiere ser presidente? ¿Piensa ya en postularse en 2012? ¡Claro que sí! Pero no lo dirá. Hacer un buen trabajo en la capital es lo primero, lo sabe. Y aun así, quién sabe.

Eso piensa recordando otra vez hace apenas 13 ó 14 años, como parte del equipo de Manuel Camacho; juraban que estarían después de Salinas en Los Pinos. Pero el elegido fue Colosio. Luego vino su asesinato y comenzó la pesadilla: las acusaciones de que Manuel estaba detrás, la salida de los dos del PRI, la persecución de Zedillo, la fundación del Partido del Centro Democrático y como no lograron su registro. la cercanía con López Obrador y ahora. ¿Y ahora?

Avanzan sobre el eje.

Dan vuelta en Madero. Recuerda el plantón del "Voto por voto", en el que pasó los primeros días de su matrimonio con Mariana. Hasta tuvieron su "carpa nupcial". la cara de López Obrador la noche en que ganaron en el DF y perdieron la Presidencia.

-¿Qué estará pensando el Peje sobre lo que hago?

-Para comenzar, ¿le has hablado o cortaste por lo sano?

-No, no. Sí le he hablado. Soy hombre leal.

Juan interrumpe el diálogo interno. Le pregunta para dónde se van. Le dice que a Tepito.

Se mete por el centro histórico. Su jefe le pide que no se detenga.

Por fin llegan al barrio bravo. O lo que queda de él luego del desmantelamiento de los puestos ambulantes. La Suburban pasa un tanto desapercibida. Juan lo cuestiona:

-Chale, jefe, ¿se acuerda cuando venimos por aquí hace tiempo? Creo que desayunó tamales con los niños de la calle.

-¡No, ese fue Fox!

-Ah, cierto, nosotros vinimos hace poquito tiempo. A pedir votos.

Con esos enormes ojos que a veces se le ven al jefe de Gobierno le contesta:

-¿Por qué mejor no conduces, Juan?

Les toca un alto. Un chavo grita fuertemente:

-Llévelo, llévelo, el cidí de moda, el cidí de calidá con el rap en contra del carnaaaal Marcelo...

Marcelo se incomoda. Se hace chiquito en el asiento de la camioneta.

Se ajusta la ropa y se da cuenta de que trae desamarrados los tenis. Al momento de jalar la agujeta, se da cuenta de la marca:

-¿Nikke, con doble K? ¡¿ah caray?!

Pide el radio y se comunica con Héctor, su jefe de ayudantes:

-Óyeme, mis tenis Nike tienen doble K. ¿Dónde los compraste?

-¡Qué pasó, jefe! Son de los que el año pasado nos mandó alguien. La tarjetita bien me acuerdo que decía: con los atentos saludos de Los Chuchos. ¿No se acuerda?

Revira su ayudante.

-Ah no, fue de los que en diciembre le mandaron los líderes de aquí. Hasta iban unos perfumes para su esposa, son Made in China.

Juan lo ve por el retrovisor y le dice a su jefe:

-Chale, Jefe, acuérdese, todo es piratita, menos su gobierno, ni el partido.

RECUENTO

La entrada en vigor el viernes pasado de la Ley de Sociedades de Convivencia en el Distrito Federal, con lo que parejas homosexuales y heterosexuales podrán darle un sustento jurídico a su relación amorosa o amistosa.

La ola de ejecuciones que se registraron en varios estados del país. Ahora las decapitaciones cambiaron de rumbo. De Guerrero a Tabasco, pasando por Chiapas.

El cierre temporal de la megabiblioteca Vasconcelos. La decisión se tomó por las fallas que se presentan en casi todas sus áreas. Se llegó a considerar la obra cultural más importante del foxismo, pero no llegó ni a un año de funcionamiento.

katia. [email protected]



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.