aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Bajo Reserva | Los periodistas de EL UNIVERSAL

Turbulencias en la SEP

Bajo reserva es elaborada con aportaciones de periodistas y colaboradores de EL UNIVERSAL previamente verificadas. ...





COLUMNAS ANTERIORES


Jueves 14 de diciembre de 2006

Turbulencias en la SEP

La designación de Fernando González Sánchez, a cargo de la Subsecretaría de Educación Básica, en la SEP, que usted conoció en este espacio desde hace semanas, abrió en la administración Calderón una pugna interna entre un sector del panismo opuesto a los intereses de la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo y el equipo de la profesora, que se apresta a revirar los ataques resentidos en las últimas horas.

El señor González, como usted sabe, es yerno de la maestra (está casado con su hija Maricruz Montelongo). Su antecesor en el cargo, Lorenzo Gómez Morín —de prosapia panista—, y el nuevo secretario de la Función Pública, Germán Martínez, han sido considerados los responsables del fuego amigo, por lo que desde ahora anticipe usted una auditoría en contra de Gómez Morín, a la que González Sánchez, con el respaldo del SNTE, buscará arrastrar a dos secretarios: al citado Martínez, y a la titular del ramo, Josefina Vázquez Mota.

El jalisciense Raúl Alejandro Padilla Orozco, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, deambula por San Lázaro con respiración artificial. El panista perdió toda interlocución con las bancadas de PRI, PRD y los partidos pequeños, con sus expresiones para justificar el recorte al gasto de las instituciones de educación superior, principalmente a la Universidad Nacional Autónoma de México.

Nadie quiere sentarse con don Raúl Alejandro para dialogar sobre los ajustes al Paquete Económico para 2007. Algunos diputados del PRD pidieron su cabeza para evitar que la negociación del Presupuesto camine hacia un bache. Pero el coordinador parlamentario del PAN, Héctor Larios, se negó a escuchar a los perredistas. “Esa es una posición de nosotros”, argumenta. Por supuesto, nadie le ha dicho que esa silla no sea panista.

Un fantasma recorre Petróleos Mexicanos. Se pasea en torno a supuestos contratos irregulares sobre compañías arrendadoras de helicópteros, de empresas constructoras de casas en el sur de Veracruz, e incluso alcanza a las inocentes máquinas expendedoras de refrescos y alimentos que se multiplicaron en las instalaciones de la paraestatal por todo el país. Es una sombra de los indicios crecientes de corrupción en beneficio de personajes públicos. Es una de las almas en pena que ensombrecen los días del nuevo director de la paraestatal, Jesús Reyes Heroles.

Así como inició, hace más de 500 días, concluyó este martes la ocupación del diario Noticias de Oaxaca: por una orden surgida del gobierno de Ulises Ruiz. De un momento a otro, fue retirado un “paro loco” estallado en el rotativo con el aval de las autoridades laborales. Es parte de la operación cicatriz en la que el gobernador Ruiz busca aparecer como buen bombero de la crisis que él mismo desató. Falta por conocer qué ocurrirá si se confirma la autenticidad de fotografías que presentan a policías locales y empleados estatales facilitando la destrucción de sedes públicas como el Tribunal de Justicia, que luego se le atribuyó a dirigentes de la APPO.

El equipo de Ruiz, por cierto, dice no estar preocupado por los cíclicos pronunciamientos del líder senatorial panista Santiago Creel sobre la posible desaparición de poderes en el estado. Ese grupo dice tener pruebas de que durante la campaña interna por la postulación presidencial del PAN, estrategas de Creel solicitaron —y obtuvieron— apoyo del gobierno estatal para favorecer el voto a favor del ahora legislador. Ciertamente, Oaxaca fue uno de los pocos estados donde Creel le ganó a Felipe Calderón. Buen tema por aclarar, ¿no cree usted?

Arturo Sarukhán viajará a Washington a finales de enero de 2007. El gobierno de Calderón solicitó el beneplácito (placet) para que el diplomático se haga cargo de la Embajada mexicana. No se prevén problemas por el trámite en el Departamento de Estado.



PUBLICIDAD.