aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Último ´round´

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas

Jueves 14 de diciembre de 2006

Último ´round´

De cubrirse a la letra la ruta crítica prevista por los integrantes del Sexto Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, al amanecer del año próximo llegará el último round de un pleito de 10 años entre los ex propietarios de Almacenes Blanco y la cadena mercantil Gigante

La manzana de la discordia, como usted sabe, se centra en un depósito de garantía de 150 millones de pesos destinado a cubrir pasivos no registrados de Blanco al 31 de diciembre de 1992, es decir un mes después de su venta a la firma de autoservicio.

Los recursos se mantendrían a disposición del comprador durante tres años, al término de los cuales, de existir un remanente en favor de cualquiera de las partes, éste generaría intereses a razón de Cetes a 28 días multiplicados por dos.

El caso es que según Gigante se debieron realizar erogaciones a título de resarcimiento por 123 millones de pesos, lo que dejaba el depósito mercantil con un saldo de 27 millones. Ahora que según Blanco, el comprador incumplió la obligación contractual de solicitar la autorización previa del vendedor para cubrir los supuestos esqueletos en el clóset, además de un dictamen sobre su validez por parte del despacho de auditores Galaz, Gómez Morfín, Chavero y Yamasaki, conocido hoy como Deloitte.

De hecho, el farragoso diferendo se inició al negarse notarialmente el ex propietario de los tradicionales almacenes que se sumaron a la causa de Gigante, Estanislao Blanco Caldevilla, a recibir el supuesto remanente. Los recursos los congeló la cadena mercantil vía la compra de un billete de depósito de Nacional Financiera.

El hecho es que tras un accidentado proceso plagado de inconsistencias jurídicas que obligaron a repetir el procedimiento; que provocaron una demanda contra el juez de la causa, y que soslayaron peritajes de terceros en discordia solicitados por la autoridad, se emitió una sentencia de segunda instancia que obligaba a Gigante a resarcir sólo el supuesto remanente de 27 millones. más los intereses correspondientes previstos en el contrato.

La resolución inconformó a una y otra partes, quienes promovieron sendos amparos, con la novedad de que aparentemente la solicitud de Gigante llegó extemporánea.

Los reclamos apuntaban a diferentes objetivos: si para Blanco la exigencia era solventar las inconsistencias del procedimiento, para Gigante era anular el pago de intereses, alegando que el recurso se depositó en tiempo y forma.

La previsión no es ociosa, dado que de no prosperar el reclamo el monto a resarcirse se elevaría a un inaudito nivel de 795 millones 967 mil 679 pesos, considerando que en el lapso los réditos de los Cetes llegaron hasta 40.7%.

Ahora que si Blanco lograra reponer el procedimiento y la sentencia se inclinara hacia su reclamo de devolución total, el monto en juego sería de 4 mil 422 millones 22 pesos, es decir algo más del valor en libros de Gigante.

Por lo pronto, en su solicitud de amparo Blanco señala una cadena de irregularidades que oscilan desde una incompleta valoración jurídica de las pruebas presentadas, hasta el soslayarse un testimonio toral: la confesión del despacho de auditoría Galaz y compañía de no haber aprobado las reclamaciones por supuestos vicios en los inventarios.

La obligación estaba prevista en la cláusula sexta del contrato de depósito mercantil firmado a la entrega de los 150 millones de pesos.

Más aún, tampoco se recibió la autorización previa del vendedor para cada una de las erogaciones, con la novedad de que los recibos presentados incumplían los requisitos fiscales de ley. El legajo incluía supuestos gastos por pagos a terceros realizados por Gigante que nada tenían que ver con los reclamos.

En la catarata se habla de la aceptación de Gigante de haber realizado la integración de pagos y su separación contable, a soslayo de la exigencia de aprobación previa por la firma auditora. Más allá, se asienta que la autoridad judicial soslayó un documento notarial en que consta la negativa del ex propietario de Blanco a recibir los recursos por estar inconforme con los reclamos en su monto y en su origen.

El texto subraya además la aberración jurídica que representó el que el juez de la causa, tras solicitar un peritaje a un tercero en discordia escogido por él mismo, lo haya rechazado exigiendo la realización de un cuarto.

Último round: la justicia en juego.

Balance general

Centrada la lupa de los legisladores de oposición en los recortes presupuestales a las universidades públicas e instituciones de enseñanza superior tras el dislate del ex presidente de la Concanaco, Raúl Alejandro Padilla, hoy flamante diputado panista, se está perdiendo la dimensión del bosque.

Si ayer le comentábamos de los 20 mil millones de pesos de sus ingresos por cuotas obrero-patronales que se le están congelando al Seguro Social, a pretexto de incrementar las reservas para jubilaciones y pensiones, hoy le planteamos otra peor. A Pemex se le recortan 50 mil millones de pesos, justo cuando se reclama un flujo extraordinario de inversiones para equilibrar su producción tras la declinación de media docena de sus yacimientos, con énfasis en Cantarell.

El golpe pareciera la puntilla para la paraestatal, tras el sobreendeudamiento a que se le condenó en el sexenio pasado que la colocó en un escenario de quiebra técnica.

* * *

Pues ahora resulta que se está buscando un caballo negro para suceder en la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial a José Luis Barraza. Los anzuelos apuntan al presidente de Nestlé México, Carlos Eduardo Represas, bajo el argumento de devolverle fortaleza al liderazgo.

Hasta hoy quienes habían iniciado tareas de autopromoción entre las cúpulas empresariales eran el ex presidente de la Concamín, Alejandro Martínez Gallardo, y el ex presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Armando Paredes.

* * *

Pues ahora resulta que siempre sí se venderá el consorcio Aeroméxico en los primeros tres meses del año próximo, pese a la raquítica lista de tiradores en línea, tras las señales de debacle de Mexicana de Aviación, cuyos activos se le vendieron al grupo Posadas.

La posibilidad se materializó ante un inesperado crecimiento en el precio de sus acciones.

* * *

A la callada el grupo Bimbo cerró la planta productora de dulces y chocolates Ricolino ubicada en Atlixco, Puebla, cuya tradición se extendía desde 1947.

Lo curioso del caso es que el cierre se instrumentó sin decirle agua va a los 300 trabajadores, quienes recibieron la noticia minutos antes de bajar las cortina. El desconcierto amenaza con iniciar movilizaciones.

* * *

EL Grupo Salinas de Ricardo Salinas Pliego está lanzando el anzuelo para adquirir el control de la cadena de tiendas departamentales Lujas Renner ubicada en Brasil. La transición, de concretarse, se haría vía la cadena de tiendas Elektra.

La apuesta inicial apunta hacia un paquete mayoritario de acciones, cuyo valor se calcula en 50 millones de dólares.

* * *

Imparable en su expansión, la cadena de tiendas Soriana acaba de abrir casi simultáneamente cuatro unidades en Ticomán, Colima; Puerto Vallarta, Tizayuca, Hidalgo, y Monterrey. Con ellas son ya 34 las tiendas integradas en lo que va del año: 16 Soriana, 16 mercados y dos City Club.

[email protected]

[email protected]



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.