aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Líderes y negocios | Eduardo Torreblanca

De descuentines ni hablamos...



COLUMNAS ANTERIORES

I.P. que procuraba un descuento al menos en electricidad parece detener su avanzada en la contienda ante la posibilidad de que haya tropiezos en el abasto regular

Miércoles 07 de septiembre de 2005

DE DESCUENTINES NI HABLAMOS...

  • I.P. que procuraba un descuento al menos en electricidad parece detener su avanzada en la contienda ante la posibilidad de que haya tropiezos en el abasto regular.
  • Estados Unidos estaría por o habría estudiado la posibilidad de suspender temporalmente sus exportaciones de gas y de gasolina y México sería afectado.
  • Desde hace varios meses, para no decir años, la iniciativa privada mexicana demanda del gobierno condiciones en precios similares a las que prevalecen en las naciones con las que sostenemos intercambio comercial. El que existan diferenciales hasta de 50 por ciento o incluso hasta de 60 por ciento en algunos precios líderes resta competitividad a la empresa mexicana.

    No se trata solo de las empresas que acuden al mercado internacional. Finalmente los productos extranjeros también riñen con los nacionales en cualquier espacio público nacional. En cualquier metro cuadrado encuentra, en las calles concurridas del país, en plazas públicas, comenzando con el Zócalo capitalino, un combate entre el producto nacional contra el extranjero. Incluso contra esas mercancías ilegales compite con desventaja importante la empresa mexicana.

    Los empresarios creían haber obtenido del gobierno una posible mejora en su competitividad luego de que se vislumbró hace menos de un mes, bajar los precios de algunos energéticos, de manera especial el de la energía eléctrica.

    El diferencial de precios es importante, tanto como la suspensión de este fluido vital. Las interrupciones en el servicio de la luz generan pérdidas relevantes en la productividad de las empresas y en su competitividad. Pocas personas se han dado en contabilizar el costo. Los empresarios hablan, de que para el caso de algunas ramas industriales, en algunas zonas del país, las suspensiones del fluido eléctrico representan puntos básicos que les restan oportunidades de mercado. Son puntos porcentuales que pesan en el precio del producto.

    Del hubo señales de comprensión de la postura industrial e incluso señalan que hubo signos que apuntaban hacia una reconsideración de tarifas eléctricas en ramas industriales y zonas específicas. Tan es así que hubo declaraciones de dirigentes que así lo señalaban como INMINENTE.

    Recuerdo las que hiciera tanto el Presidente de la Concamin, LEON HALKIN como JOSE LUIS BARRAZA , del CCE.

    Incluso se señaló día concreto para el gran anuncio que nunca llegó. En corto , luego de anuncios oficiales que marcaban concertaciones conjuntas entre el gobierno y la iniciativa privada, dirigentes industriales reconocían que algunos de los que habían sido anunciados un día previo y desplegado en los rotativos nacionales no habían sido acordados en realidad, aunque se trabajaba en ellos con miras a obtener acuerdos en breve.

    La iniciativa no quitaba el dedo del renglón de una baja en el precio de los energéticos cuando en Estados Unidos se conoció con relativa precisión las dimensiones del daño ocasionado por el huracán KATRINA y sobre todo en territorios ocupados por plataformas de extracción de crudo, facilidades de refinación y corredores de comercialización. Todo ello afectó el transcurso natural de estos productos y actividades empresariales y ocasionó elevaciones en los precios de los crudos de referencia a terrenos incluso de los 70 dólares la unidad.

    Y dentro de la Unión Americana, la semana previa corrió la versión de que el gobierno había recibido una recomendación del sector manufacturero norteamericano para que , al menos de manera temporal, se suspendieran las ventas de gas natural y de gasolinas. Adivine a dónde van esos productos. A México, por ejemplo.

    Los industriales del sector químico mexicano conocieron esas versiones de sus similares estadounidenses. Y el pánico recorrió de boca en boca a los dependientes de esas importaciones. Nosotros dimos parte de ello el pasado lunes. Si tiene interés remítase a esa columna.

    Por ello, ahora que de manera abierta se habla de ?posible desabasto?, aunque el realidad se trataría de una ?seca? de importaciones al menos de Estados Unidos. No se trata de que nos quedemos sin el 30 por ciento del gas natural necesario en el país o que la gasolina de mejor calidad no pueda venderse en las gasolineras mexicanas; se trata de que esos productos no podrían conseguirse desde la Unión Americana. Llegarían de otro lugar, y ciertamente más caras.

    Por ello, aunque la iniciativa privada afirma que siguen sin quitar el dedo del renglón, todo indica que ante la circunstancia, quizá el asunto de la disminución del precio de la luz al menos puede o al menos TENDRA QUE ESPERAR OTRO TIEMPO HISTÓRICO.

    ¿quién quisiera un decuentín sobre un producto que no existe?

    ***

    [email protected]



    PUBLICIDAD.