Se trata de un grupo de emprendedores de los que mucho se escribió cuando la burbuja de internet de fines de la década de los 90 estaba en pleno.

Ahora, fuera..." />

*

aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Capital digital | Alejandro Ángeles

La rebelión pagada (Segunda de tres partes)



COLUMNAS ANTERIORES

Los responsables de Gawker gustan autoproclamarse "el Time-Warner del mundo blog".

Se trata de un grupo de emprendedores de los que mucho se escribió cuando la burbuja de internet de fines de la década de los 90 estaba en pleno.

Ahora, fuera...

Viernes 29 de julio de 2005

La rebelión pagada (Segunda de tres partes)


Los responsables de Gawker gustan autoproclamarse "el Time-Warner del mundo blog".

Se trata de un grupo de emprendedores de los que mucho se escribió cuando la burbuja de internet de fines de la década de los 90 estaba en pleno.

Ahora, fuera del glamur que les atrajo haber estado entre los consentidos de los inversionistas de riesgo durante la fiebre punto-com, fundaron una firma que aglutina a varios de los blogs más leídos en la red, algunos patrocinados directamente por empresas, y otros que funcionan a base de la publicidad.

Entre los fundadores de Gawker figura Fred Wilson, uno de los estrellas de Flatiron Partners, la firma de inversiones que apoyó muchos de los emprendimientos de internet, parte del gigante financiero JP Morgan Chase.

Wilson invirtió en Gawker 12 millones de dólares, parte de los ingresos que le dejó la liquidación de los activos de Kozmo, una compañía que entregaba a domicilio videos rentados a través de internet.

Fred Wilson remató millones de películas en DVD, miles de mochilas de mensajería y cientos de botes de helado para financiar la empresa.

Como presidente de Gawker se nombró a John Batelle, quien llevó a The Industry Standard la revista considerada la biblia del mundo punto-com a la cúspide de las publicaciones de la "nueva economía", y luego a su ruina.

Gawker es dueña de una decena de blogs, incluyendo Wonkette (sobre política), Fleshbot, Defamer, Gridskipper y Lifehacker, entre otros.

Gridskipper recibía patrocinio de CheapTickets.com, un servicio electrónico de boletos para espectáculos; en tanto que Lifehacker hizo mucho eco en la prensa de internet cuando se hizo público que Sony Electronics lo patrocina con 25 mil dólares mensuales.

Los dueños de CheapTickets nunca dijeron por qué dejaron de patrocinar a Gridskipper, pero Nick Denton, portavoz de Gawker, dijo que si esos "anunciantes querían buscar un ambiente seguro, hay miles de medios tradicionales y aburridos para escoger".



Generar dinero

Asimismo, dio su postura sobre cómo deben ser los blogs: "Se supone que deben ser impredecibles y dolorosamente francos. Esa es una parte esencial para que sean atractivos a los ojos de una generación que mira menos televisión y lee menos medios impresos". Quizá le faltó añadir a Denton que los blogs además de irreverentes deben generar dinero.

Esto lo tiene muy claro la autora del blogs Belle de Jour, El diario de una prostituta londinense, quien afirma sin medias tintas que el objetivo principal de su incursión en línea fue la de hacerse de un contrato para escribir un libro. Y lo consiguió, pues una editorial inglesa le adelantó 250 mil dólares.

Es el mismo caso de la autora de Washingtoniette, que causó furor con su bitácora en línea, en la que detalla sus andanzas en los círculos políticos de la capital de EU.

Y no podía dejar de mencionarse a Microsoft, que hace unos meses publicó anuncios en sitios de EU solicitando bloggers para crear sitios en los que se traten temas de consumo, como moda, comida, música o electrónica.

Tony Perkins, otro de los ejecutivos de Gawker, dice sin más: "Estoy en esto por el dinero y los bloggers simple y sencillamente me son despreciables".

Además, añado yo, no cobran por ello.

[email protected]



PUBLICIDAD.