aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Juanito” incrementa su seguridad en una semana

Sara Pantoja| El Universal
Domingo 06 de septiembre de 2009
A diferencia de una semana, cuando dijo que sólo una persona de su confianza le cuidaba las espaldas, la seguridad de Rafael Acosta Juanito durante sus actos públicos en la delegación Iztapalapa se incrementó

[email protected]

A diferencia de una semana, cuando dijo que sólo una persona de su confianza le cuidaba las espaldas, la seguridad de Rafael Acosta Juanito durante sus actos públicos en la delegación Iztapalapa se incrementó.

En un evento realizado en la macroplaza de la demarcación, donde el petista estuvo acompañado del actual jefe delegacional, Longinos García, se observaron al menos dos cercos de seguridad a su alrededor.

El primero estuvo formado por al menos ocho hombres de estatura media, vestidos de civil que iban adelante y atrás de él, confundidos entre vecinos de Iztapalapa, reporteros y funcionarios de la delegación.

En momentos cuando vecinos trataban de acercarse a Juanito para darle la mano o algún documento para pedirle ayuda, éstos se tomaban de los brazos para cerrarles el paso.

Cuando Rafael Acosta se sentó a comer, a un costado del jefe delegacional en funciones, ese grupo se colocó a sus espaldas mientras miraban hacia distintos lados de la plaza.

Atrás de ellos otro hombre solitario que vestía chaleco café y lentes oscuros, recibía comunicación mediante un aparato radio receptor, con el sistema Tetra, como el que utilizan los mandos policiacos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF).

El segundo cerco de seguridad que se observó alrededor de Rafael Acosta estuvo formado por hombres y mujeres que dijeron ser trabajadores de la delegación Iztapalapa. “Somos empleados de distintas áreas y hoy nos dijeron que teníamos que apoyar para evitar que hubiera algún incidente”, dijo una de las participantes. La línea se formó luego de que el jefe delegacional electo cortara el listón de inauguración de la séptima Feria de la Enchilada. Los participantes se tomaron de los brazos para cerrar el paso a un grupo de padres de familia que exigían la reubicación segura y en un solo lugar del Cendi Estrella, situado en la colonia centro, mismo que está catalogado de alto riesgo por la delegación.

Carlos Acosta, hijo de Juanito e integrante de su equipo de transición informó: “No hemos solicitado seguridad al gobierno del Distrito Federal. A lo mejor es gente que pidió la administración del jefe delegacional Longinos García”.

En el mismo evento se percibió un cambio de actitud de Rafael Acosta. Esta vez su semblante era pensativo, porque mientras otros funcionarios tomaban la palabra él hacía anotaciones en vez de levantar su dedo pulgar como signo de victoria y dar las gracias por el apoyo de sus seguidores.

 

 

 



comentarios
0