aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Desconocen riesgos por obras en línea 12

Edith Martínez| El Universal
Sábado 29 de agosto de 2009
Responsables analizan estudio de la PAOT; empresa de solventes desmiente daños

[email protected]

Los trabajadores de la línea 12 del Metro desconocen los riesgos que según la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) existen en la avenida Tláhuac por la presencia de una recicladora de solventes.

El 19 de agosto la PAOT emitió la recomendación 03/2009 en la que advirtió de la contaminación del suelo y los mantos freáticos sobre la avenida Tláhuac a la altura de la colonia Pueblo de Santiago Zapotitlán.

En el documento, la procuraduría ambiental pidió que se informara a los trabajadores y a la comunidad sobre el riesgo, así como brindar la atención a los vecinos por afectaciones a la salud por la presencia de hidrocarburos que les provocó dolores de cabeza y mareos.

Sin embargo, a tres meses de realizar trabajos en esa zona, los empleados de la construcción negaron percibir olores a gasolina e incluso rechazaron que durante las excavaciones hayan descubierto tierra contaminada.

“Hasta el agua está limpia, si hubiera algo ya lo hubieramos notado”, señaló el trabajador Anselmo Valdivia Hernández.

Los encargados del proyecto de la construcción del Metro, encabezada por Enrique Horcasitas, señalaron que están en el análisis de la información que envió la Procuraduría Ambiental, y del Ordenamiento Territorial hasta conocer la gravedad del asunto lo informarán.

La Secretaría de Salud del Distrito Federal declaró que tiene listas las brigadas que atenderán a los vecinos, pero por el regreso a clase aún no han podido llegar a la comunidad, pues el personal se concentró en los filtros sanitarios instalados en las escuelas.

Durante un recorrido por la zona, los vecinos manifestaron que en algunas ocasiones se perciben olores a thiner, pero de manera esporádica.

Empresa defiende su labor

Tomás Ibarra Piña, propietario de la empresa acusada de la contaminación, Química Eco, argumentó que estos olores se deben a la actividad de su negocio: “En una panadería huele a pan, en una pescadería a pescado y es obvio que si nosotros trabajamos con solventes huela a eso”.

Este diario ingresó a la empresa recicladora, en donde Tomás Ibarra insistió en que no existe riesgo de explosiones como lo aseguró la PAOT.

“Si el lugar fuera tan peligroso como dicen no podría haber vida en nuestro jardín”, argumentó mientras sacaba tierra en la que se apreciaba una lombriz; incluso activó un encendedor cerca de la tierra para demostrar que el 100% de explosividad que la PAOT acusa que existe en el predio, “es una mentira más”.

Tomás Ibarra y su familia suponen que la intención de la autoridades es arrebatarles el predio ubicado a pie de la avenida Tláhuac para utilizarlo “en algo” para la línea 12 del Metro.

Química Eco recicla en promedio 4 millones de solventes al año, mismos que señala la empresa, si no son tratados adecuadamente “terminarán por hacerle daño de verdad a la naturaleza”.

Tómas Ibarra lamentó que las autoridades desconozcan la labor que ellos realizan y que siembren pánico entre los vecinos al decir que existen riesgos de explosiones en el lugar. Insiste en rechazar que su actividad atente contra el medio ambiente.

Por el momento la empresa Química Eco se encuentra con una suspensión provisional por la Procuraduría Fedral de Protección al Ambiente por lo que tiene restringida su actividad. “Es una pena porque de aquí dependen más de 20 familias”.



comentarios
0