aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sólo un huracán nos salvará de la escasez: Aguirre

Alberto Cuenca y Sara Pantoja| El Universal
Jueves 20 de agosto de 2009
Prevén cortes del líquido de hasta 50% al día, en octubre

[email protected]

[email protected]

La crisis por la escasez de agua es tal, que las autoridades capitalinas le apuestan a que el país sea impactado por un gran huracán, pues sólo con un fenómeno meteorológico de esas dimensiones será posible abatir el déficit que presentan las presas del Sistema Cutzamala, dijo Ramón Aguirre, director del Sistema de Agua del DF.

“Esperamos que ahora con la situación de los huracanes se llegue a desviar uno para acá, nos urge que nos llueva en la República y que con eso se logren equilibrar las presas”, dijo el funcionario durante una reunión con dirigentes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD).

Presente en esa reunión, el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubón, agregó que por un cambio en el equilibrio climático, durante los siguientes meses va a llover en el mar y no en la masa continental de la que forma parte nuestro país.

El análisis de las autoridades es que por el fenómeno conocido como El Niño, las nubosidades que suelen generar las lluvias en la República Mexicana se encuentran ahora más cercanas al Ecuador, por lo que será más difícil que los huracanes impacten en las costas de nuestro país.

Ramón Aguirre, dijo que en materia de escasez “todavía no empieza lo bueno”, pues la mayor crisis se espera para febrero, marzo y abril de 2010, por lo que no descartó que en octubre se amplíen entre 40 y 50% los cortes del diarios del vital líquido que llegan del Cutzamala. Hoy esos cortes son de 30%.

En tanto, la demanda de pipas de agua que surten en la delegación Iztapalapa aumentó entre 20% y 30%, a partir del martes 18, cuando se suspendió el suministro de líquido por las obras de construcción de la línea 12 del Metro, informó el jefe delegacional, Longinos García.

En conferencia de prensa, dijo que el corte afecta a 50 mil familias. No obstante, explicó que su administración trabaja con una flotilla de cerca de 150 pipas que operan “a su máxima capacidad”. El funcionario explicó que “normalmente” 100 colonias de Iztapalapa dependen de la distribución de agua en pipas, mismas que ahora tendrán problemas más graves por las obras en el acueducto de Tláhuac.

 

 



comentarios
0