aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




CDHDF acepta queja por detención de “botellero”

Fernando Martínez| El Universal
Martes 21 de julio de 2009
Afirman que agente policiaca mintió para recibir recompensa

[email protected]

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) abrió una investigación por el arraigo de Francisco Vázquez Martínez El Botellero, investigado por el homicidio de los miniluchadores La Parkita y Espectrito II, luego que sus familiares presentaron una queja por su detención injustificada y maltrato.

Visitadores de la Dirección General de Quejas y Orientación de ese organismo determinaron que el relato de los parientes aportó los elementos suficientes para indagar sobre la actuación de la Procuraduría capitalina en este caso.

Así, la queja fue turnada a la Cuarta Visitaduría, encargada de los grupos vulnerables, la cual efectuará las diligencias.

Ayer, familiares y compañeros de Francisco Vázquez Martínez, presentaron la queja ante CDHDF, donde realizaron un mitin para exigir la liberación de su familiar, tras asegurar que fue detenido sin orden el 8 de julio pasado, arraigado injustificadamente, y ha sido maltratado.

Unos 30 vendedores ambulantes de bebidas alcohólicas de la plaza Garibaldi, botelleros, insistieron en que Francisco Vázquez es inocente y no es responsable de la muerte de los miniluchadores, pues se alejó de ellos antes de que contactaran a las sexoservidoras que los envenenaron.

“Se fueron juntos y solos”

“Mi papá es inocente”, se leía en una cartulina verde que Fernando Vázquez Mendoza levantaba para protestar por el arraigo de su padre, de quien ha heredado el oficio de botellero.

“Se retiraron rumbo al Tropicana porque iban a bailar (los luchadores), y ya de ahí ya no los vimos nosotros. Fue cuando nos dijeron la noche del otro día que los habían visto muertos”, explicó Fernando, quien asegura que la madrugada de lunes 29 de junio se retiró de la plaza Garibaldi a su casa, junto con su padre.

El joven reiteró que entonces, los luchadores se fueron juntos y solos. “Nosotros guardamos nuestras cosas entre 3:00 y 3:45 horas, en la casa, pasando el eje, nada más”, recordó.

Carmen Mendoza González, esposa del detenido, procreó seis hijos —dos hombres y cuatro mujeres— con él y ayer uno de sus nietos los acompañó a pedir al ombudsman su intervención.

Manifestó que tiene 34 años de conocer a Francisco Vázquez, y que él ha sido botellero desde hace 33 años y nunca había tenido problemas.

“No tiene ni un antecedente, ni problemas con la jusiticia, él nunca ha hecho algo malo”, agregó.

Jorge Luis Martínez Montaño, líder de los botelleros de Garibaldi, aseveró que el arraigo de su compañero no tiene sustento ni bases y que su único error fue haber vendido bebidas alcohólicas a los luchadores desaparecidos.

Acusó que la policía Rosa Xóchitl Pérez Peña mintió para obtener la compensación económica que otorgan a los policías por detener a culpables de delitos.

“Se le hizo fácil culpar a nuestro compañero de ser parte fundamental en el doble homicidio contra los luchadores; ella, al enterarse una noche anterior, prepara todo, llamando a medios de comunicación, va y sorprende a mi compañero diciéndole que lo tiene que acompañar y Francisco de buena fe acude y lo presenta falsamente como el jefe de la banda, responsable del doble homicidio”, denunció.



comentarios
0