aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Travesti describe robos con “gotas”

Claudia Bolaños| El Universal
Lunes 06 de julio de 2009
El uso de gotas oftalmológicas para sedar a clientes, es una práctica que ha ganado terreno en los últimos años entre las personas que ejercen la prostitución en la ciudad

[email protected]

El uso de gotas oftalmológicas para sedar a clientes, es una práctica que ha ganado terreno en los últimos años entre las personas que ejercen la prostitución en la ciudad.

“Muchos lo usamos cuando no queremos estar con un cliente, pero sobre todo cuando se ve que es de dinero”, narra La Toscana, un trabajador sexual travesti que se ubica en la zona de calzada de Tlalpan.

Durante años utilizó gotas oftalmológicas para narcotizar a sus clientes, pero sólo para dormirlos, asegura.

“Yo me espanté mucho cuando supe que habían agarrado a un grupo de sexoservidoras que también usaban esas gotas, y quienes habían matado de ese modo a varios hombres. Desde entonces yo dejé de usar las gotas de ojos para dormir a mis clientes, no vaya a ser la de malas”, menciona el joven de 22 años y que ya tiene un ingreso al Reclusorio Preventivo Norte, por hurto cuando un cliente lo acusó de haberle robado su teléfono celular al subirlo a su automóvil.

“Modus operandi”

Desde 2004, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) inició investigaciones por varios crímenes cometidos en circunstancias similares: hombres que murieron al ser narcotizados, presuntamente por alguna sexoservidora.

El modo de operar era similar al de casos que hasta entonces sólo se habían conocido en lugares como Colombia, Venezuela y algunos países de Centroamérica.

En 2007, se detuvo a 10 personas acusadas de integrar la banda que se conocería como Las Goteras, a quienes se responsabilizó de por lo menos 25 homicidios y 28 robos.

Las mujeres enganchaban, en bares o centros nocturnos, a sus víctimas; luego se dirigían a un hotel, donde ponían gotas oftalmológicas en su bebida —las cuales actuaban como depresor del sistema nervioso— para dormirlas, y robarles sus pertenencias.

Varios hombres fallecieron, y aún así seguían con sus ilícitos.

Otro delito que también sucede en torno al sexoservicio, son los asaltos en los propios cuartos de los hoteles de paso.

Son varios los casos en que un delincuente toca la puerta en algún cuarto, donde sin saber lo que le espera, el cliente abre.

Una vez dentro, el delincuente asalta a la pareja y huye, dieron a conocer empleados de hoteles ubicados en la zona Buenavista, en la delegación Cuauhtémoc.

El pasado 30 de junio, dos luchadores profesionales fallecieron presuntamente por intoxicación con gotas oftalmológicas.

 

 



comentarios
0