aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Promoverán respeto a ‘gays’ en el Metro

Claudia Bolaños| El Universal
Miércoles 21 de mayo de 2008
Mostrarse afecto en el transporte no es delito, dicen

[email protected]

Que personas del mismo sexo se den un beso o se expresen su afecto dentro del Sistema de Transporte Colectivo (STC-Metro) no es un delito ni una falta administrativa.

Sin embargo, usuarios de este sistema se han quejado de esa situación e incluso personal de este transporte ha actuado con o sin queja de por medio, sacándolos de las instalaciones.

Para combatir prejuicios, discriminación y violencia contra este sector de la población, el próximo mes iniciará una campaña a fin de promover la tolerancia a estas manifestaciones afectivas.

“En esta parte de la campaña se establecerá que las demostraciones de afecto entre personas del mismo sexo, no violan ninguna norma ni representan una falta administrativa, y también queremos combatir las manifestaciones que los prejuzgan o estereotipan sólo por su apariencia”.

En el marco de la 30 Marcha por Orgullo Lésbico-gay, repartirán dípticos y se colocarán cartelones en el Metro que contendrán el derecho de la comunidad llamada LGBTTT (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, transexuales y travestis), a expresar sus sentimientos.

La Línea 1, sobre todo en la estación Insurgentes, es donde más problemas de discriminación se han detectado.

En varios casos, los vigilantes del Metro criminalizan actitudes de los homosexuales, y los han sacado porque los acusan de ejercer el sexoservicio.

Por medio de un acuerdo firmado, en 2007, entre el STC-Metro y las 29 organizaciones que trabajan en pro de la defensa de las personas con distinta tendencia sexual, es que se dio un taller a 20% de los empleados de este medio de transporte.

En los cursos, algunos vigilantes mostraron su falta de conocimiento sobre los derechos de las personas homosexuales.

Por ejemplo, creían que la Ley de Sociedades de Convivencia es para permitirles transitar libremente por la ciudad, y antes de ésta sí podían detenerlos.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal informó que durante 2007 recibió cinco quejas por discriminación contra homosexuales en el Metro, y en lo que va del año, suman dos.



comentarios
0