aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Promueven impedir segundas nupcias a personas violentas

Ella Grajeda| El Universal
Miércoles 12 de marzo de 2008
Las personas divorciadas por causas de violencia intrafamiliar y que no hayan recibido un tratamiento sicológico previo, no podrán casarse por segunda ocasión

[email protected]

Las personas divorciadas por causas de violencia intrafamiliar y que no hayan recibido un tratamiento sicológico previo, no podrán casarse por segunda ocasión.

De acuerdo con una iniciativa de reformas que presentó el diputado panista José Antonio Zepeda, el juez del Registro Civil del Distrito Federal estará obligado a hacer una anotación en el acta hasta que el interesado acuda con un especialista para atenderse. Y en caso de haber cumplido con ese requisito, podrá casarlo sin ningún problema.

Esta propuesta, según el diputado local, surge ante el aumento de casos de violencia intrafamiliar, donde cada vez se observan más conductas repetitivas de agresión hacia los miembros de la familia, por lo que consideró necesario realizar modificaciones al Código Civil y de Procedimientos Civiles, ambos del Distrito Federal, en esta materia.

Sobre esta iniciativa de ley, Víctor Hugo Círigo, presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, informó que fue turnada para su estudio a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia.

Este diario tuvo acceso al documento, donde el legislador panista reconoce que la violencia intrafamiliar lesiona el tejido social. Para frenarla, dice, en los últimos años se han puesto en marcha diversas políticas que desgraciadamente no han dado los resultados esperados, toda vez que los índices de violencia en de los hogares han aumentado.

Actualmente, cuando alguna persona se divorcia por violencia intrafamiliar, no hay obligación por parte del juzgador para ordenar un tratamiento psicológico al agresor.

Asimismo, el que fue condenado por violencia intrafamiliar sin haber acudido a tratamiento psicológico se le permite volver a contraer matrimonio sin restricción alguna, es decir sin que haya sido curado de la enfermedad que padezca o lo orille a realizar actos lesivos, reflejándose el problema en la nueva familia.

En el informe del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) del 2006, se reporta que entre los menores de 5 a 14 años, 3% falleció por agresiones.

Lo anterior, señala, lo podemos corroborar con los propios datos del Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar (CAVI), que en el periodo del 5 de diciembre de 2005 al 31 de julio de 2006, se reportaron un total de 11 mil 243 casos recibidos.

Pero lo grave del reporte del CAVI, dice, es que en el mismo periodo, del 5 de diciembre de 2006 al 31 de julio de 2007, los casos atendidos sumaron la alarmante cifra de 22 mil 782, es decir poco más del doble que un año antes.

Por esa razón, consideró importante impulsar diversas reformas que sirvan para hacer frente a este fenómeno social que afecta a la familia.



comentarios
0