aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alza en predial no es política nueva en el DF

Alberto Cuenca| El Universal
Martes 29 de enero de 2008
La estrategia busca actualizar los valores del suelo a precios del mercado

[email protected]

Las alzas en la tarifa del predial, derivado de una estrategia que busca actualizar los valores del suelo a los valores de mercado, no es una política nueva; ésta es una medida que se ha aplicado de manera sistemática por lo menos desde 2004.

Un comparativo del Código Financiero aprobado en los últimos cuatro años revela que a lo largo de ese periodo se han reducido cada vez más los beneficios fiscales, pero por otro lado se han aprobado nuevas fórmulas que han generado tarifas cada vez más elevadas en este impuesto para sectores específicos de la población.

A lo largo de la administración de Andrés Manuel López Obrador y durante el primer año de gobierno de Marcelo Ebrard, las autoridades han asegurado que en materia de impuestos y derechos sólo ha habido ajustes de acuerdo con la inflación, pero ya en lo particular la historia es otra.

Así, por ejemplo, en 2004 los entonces funcionarios de la Tesorería hablaban de realizar 70 mil verificaciones en igual número de predios, para supervisar que el uso de suelo y el valor de la construcción correspondiera con lo que los ciudadanos pagaban de predial.

Pero aunque hacían esa advertencia, las autoridades también anunciaban en ese año descuentos de hasta 40% en multas, recargos y gastos de ejecución en adeudos de predial, beneficio que desapareció en el gobierno de Marcelo Ebrard Casaubon bajo el criterio de que no se puede premiar la morosidad.

En el gobierno de López Obrador los descuentos por pagar el predial en enero eran de 10%, y de 8% si se hacía en febrero; en este 2008 la reducción es de 7% para quien pague en el primer mes del año y de 4% para quien lo haga en febrero.

Otra diferencia entre la pasada administración y la actual es que en el propio Código Financiero se redujeron los rangos que utilizan las autoridades para establecer el valor catastral de una propiedad y determinar así la tarifa que deben pagar; al hacerse ese ajuste también disminuyeron, de nueve a seis, los rangos en donde las autoridades aplican descuentos de apoyo a la población.

Enclaves de valor

Fue a finales de 2005 cuando, avalado por la Asamblea Legislativa del DF (ALDF), se creó una figura denominada “enclave de valor”, a través de la cual zonas residenciales y fraccionamientos rodeados de zonas populares comenzaron a pagar más por el valor de su propiedad, pues durante años se habían beneficiado de las bajas tarifas de las que gozaban sus vecinos de menores recursos.

En ese año se crearon los primeros cinco enclaves, pero en 2006 ya eran 34 y comprendía zonas como Residencial Olivar del Sur, Villas Montes, Residencial Camelinas, Residencial La Paz, Residencial de los Leones y Cumbres de San Francisco, que pagaron valores de mil 649 pesos por metro cuadrado de terreno.

También hubo readecuaciones en el impuesto predial en colonias como Residencial Tarango y Lomas de Axomiatla, en Álvaro Obregón. Chamizal, Bosques de las Lomas y Lomas de Vista Hermosa, en Cuajimalpa, y en la colonia Villa Charra, en Tlalpan, donde los contribuyentes pagaron entre mil 533 y 4 mil 800 pesos por metro cuadrado.

También en 2006 los nuevos criterios en el cobro de predial comenzaron a afectar a los capitalinos que ampliaron o mejoraron las condiciones de sus viviendas y que no lo habían reportado a la Tesorería.

En reformas incorporadas ese año al Código Financiero se autorizó al gobierno de la ciudad a cobrar adeudos de cinco años anteriores tomando en cuenta parámetros como el valor de los muebles de baño, el material de construcción utilizado como mampostería, tabique o adobe, y hasta el tipo de acabados, como el costo de una alfombra o el uso de loseta y azulejo en pisos y paredes.

Para 2008, las autoridades locales plantearon la necesidad de eliminar el impuesto base-renta, una fórmula por la cual se elevaba en 10 veces el valor de un inmueble y que generó una ola de amparos; debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional ese factor, el gobierno de la ciudad debió pagar 200 millones de pesos en juicios perdidos.

Ahora, sin el impuesto base-renta las autoridades locales han planteado la actualización de los valores del suelo de las colonias a los valores comerciales, como parte de una política de modernización catastral y para estimular la actividad inmobiliaria. Por esa decisión alrededor de 200 mil predios que tienen un valor superior a un millón 500 mil pesos registrarán incrementos relevantes.



comentarios
0