aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Apoyan azoteas verdes, pero no saben crearlas

Rafael Montes| El Universal
Lunes 16 de abril de 2012
Apoyan azoteas verdes, pero no saben crearlas

ENTRADA. Pie de foto vg kvfgv gv vh vhflv fdhv lfdhv dflvh. (Foto: XXXX EL UNIVERSAL )

Capitalinos se dicen interesados en ellas; 44% no sabe qué son

[email protected]

Para que las azoteas verdes crezcan en la ciudad de México y verdaderamente contribuyan a regular la temperatura del ambiente urbano, el gobierno capitalino (GDF) debería aumentar el porcentaje del incentivo fiscal a los inmuebles que coloquen este tipo de naturación en sus techos, consideró el biólogo Jerónimo Reyes, investigador del Jardín Botánico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Actualmente, el GDF otorga un 10% de descuento sobre el impuesto predial para inmuebles destinados a vivienda que instalen azoteas verdes bajo las especificaciones de la norma NADF-013—RNAT-2007, pero el investigador opina que el incentivo debería ser de aproximadamente de 20 a 25% de descuento, como ocurre en otros países.

De acuerdo con una encuesta realizada por EL UNIVERSAL, 44% de los ciudadanos entrevistados no conoce lo que es una azotea verde, pero 74% y 75%, respectivamente, consideran que estas técnicas ayudarían a disminuir la contaminación y mejorar el aspecto de la ciudad.

Las azoteas verdes son un sistema de naturación de cubiertas de edificios, horizontales o inclinadas, mediante el cual se incorpora en una superficie un grupo de elementos constructivos tradicionales y vegetación adaptable a las condiciones climáticas del sitio en que se instala, de acuerdo con la definición de la Secretaría de Medio Ambiente del DF (SMA), dependencia que promueve este tipo de programas.

Entre los beneficios que aportan estos sistemas de naturación, que datan de principios del siglo XIX y son originarios de Francia, se enumeran, principalmente, los ambientales, los sociales y los económicos.

Beneficios

En materia ambiental, las azoteas verdes ayudan a mitigar la temperatura de la ciudad y reducen el efecto conocido como isla de calor, debido a la absorción de energía solar por parte de las plantas; ayudan a disminuir las partículas contaminantes que se encuentran en la atmósfera, como polvo, hollín, bacterias, plomo y manganeso, explica el investigador de la UNAM.

Aunque la Secretaría de Medio Ambiente asegura que estos sistemas liberan oxígeno, la UNAM aún realiza investigaciones al respecto, pues los expertos consideran que no hay una liberación significativa de ese gas desde esas superficies mínimas de vegetación.

También ayudan a regular la humedad y la temperatura del inmueble, se recupera el espacio utilizado por el edificio con el área verde y se constituyen como un hábitat para pequeñas aves e insectos, con lo que se conforman “corredores biológicos” o “estaciones de paso” para la fauna local, propiciando una mayor conservación de la biodiversidad.

Como parte de los beneficios sociales se pueden enlistar la reducción del ruido al interior del inmueble, mejoran la estética y el entorno urbano de la edificación, se aprovechan espacios olvidados y reducen el estrés y mejoran la salud de las personas que habitan en el edificio al estar en contacto con vegetación.

Reyes agrega que las azoteas verdes también pueden ayudar a disminuir las inundaciones en las ciudades al retardar el flujo del agua de lluvia hacia los drenajes.

Las ventajas económicas son la reducción de la necesidad de aire acondicionado, debido a su aislamiento térmico, ahorro en el mantenimiento del inmueble, pues ya no se vuelve a impermeabilizar en unos 40 años, se daña menos el edificio porque no se expone directamente a la radiación ultravioleta y se incrementa la plusvalía del inmueble del 6 al 15%.

No tan accesibles

Sin embargo, una de las razones por las que las azoteas verdes no han proliferado en la ciudad es el costo de los materiales, el cual, según el experto de la UNAM, no son tan accesibles para las clases media y baja y es recomendable que las superficies por enverdecer sean de alrededor de 100 metros cuadrados para que la inversión sea rentable.

Para Jerónimo Reyes, cualquier planta puede ser empleada en la naturación de una azotea, pero es preferible que se usen plantas que almacenan agua para no tener que regarlas y se debe cuidar el peso de éstas, pues no se deben rebasar más de 150 kilos por metro cuadrado.

La norma que regula la construcción de azoteas verdes en la ciudad es única en el país y a decir del investigador, es una buena forma de garantizar que sean bien colocadas y no causen daños en los inmuebles.

En el Distrito Federal, hay alrededor de 21 azoteas verdes en edificios públicos de la ciudad, las escuelas son las más destacadas en la materia; algunas otras son la Glorieta del Metro Insurgentes, el Museo de Historia Natural y una tienda de autoservicio en la zona de Polanco.

 

 

 



comentarios
0