aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Workilómeter”, 10% de empleados: estudio

Rebeca Jiménez Corresponsal| El Universal
Viernes 04 de noviembre de 2011
Invertir 3.5 horas al día en traslados acarrea problema de salud pública

[email protected] 

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx.— Salir a las 5:30 de la mañana de su casa, en Izcalli, fue una estrategia que Luis Manuel utilizó para llegar a tiempo a su trabajo, en Perisur; sin embargo, el cansancio y el sueño lo hicieron desistir de su propósito.

Él es un workilómeter, término que se utiliza a nivel mundial en Mercadotecnia, y que describe a la persona que invierte todos los días más de 3.5 horas de ida y regreso del trabajo, problema que involucra a uno de cada 10 empleados del Valle de México, quienes para recorrer un kilómetro pueden tardar un minuto o una hora, señaló María Dolores Soberanes, comunicóloga dedicada a investigación de mercados, quien participó en la realización de un estudio de microtendencias y oportunidades de negocio en el transporte.

“Salía de Izcalli a las 5:30 de la mañana, porque a esa hora no hay tráfico, llegaba al sur de la ciudad a un gimnasio, hacía ejercicio y llegaba a mi trabajo en la zona de Perisur a las ocho”.

Sin embargo, el cansancio y el sueño lo hicieron desistir, ahora sale a las 6:45 para realizar su recorrido en una hora y cuarto, pero si se atrasa unos minutos más, su tiempo de traslado se prolonga a más de dos horas por las mañana, reconoció Luis Manuel, en entrevista con EL UNIVERSAL.

Todos los días un río humano a bordo de autos, microbuses, combis e incluso en el Metro y en el Tren Suburbano se trasladan desde municipios como Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla, Naucalpan, Coacalco, Cuautitlán, Zumpango, Tultitlán, Ecatepec, Tecámac, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Ixtapaluca, Los Reyes y Chicoloapan hacia el Distrito Federal o de delegaciones como Tláhuac y Milpa Alta, hacia el centro de la Ciudad de México, en traslados que superan las 3.5 horas al día y llegan a extremos de seis horas.

Traslados prolongados cotidianos que representan ya un problema de salud pública, reconocióPatricia Morales Esponda, psiquiatra del hospital de especialidades Siglo XXI del IMSS

 

 

Sobrepeso y divorcios

“Subí 10 kilos de peso” al dejar de ir al gimnasio, reconoció Luis Manuel, quien enfrenta jornadas de más de 12 horas fuera de su casa.

Problemas laborales y hasta divorcios son algunos de las consecuencias que debe sortear quien invierte varias horas para llegar a su trabajo, señalaron especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por la prisa de llegar a tiempo al trabajo, la gente no tiene horarios fijos para comer, no desayuna, come cualquier cosa, galletas, tamales, garnachas, que sólo aportan calorías y suben de peso, generan obesidad y detonan diabetes en personas propensas genéticamente a esta enfermedad, indicó la psiquiatra Patricia Morales.

“Llegamos irritados, estresados, cansados y molestos a desquitarnos con los hijos, con el esposo o la esposa, esto va generando un distanciamiento. La pareja ya no tiene ni ánimo, ni tiempo para platicar, lo que quiere es descansar o muchas veces continúa trabajando en casa”, apuntó la psiquiatra del hospital de especialidades Siglo XXI.

A mayor tiempo de traslado, mayor posibilidad de divorcio, reveló un estudio de la Universidad de Umea, Suecia. “Las personas que tardan más de 45 minutos en llegar a sus trabajos, tienen más posibilidad de divorciarse”, indicó María Dolores Soberanes.

Por cada 30 minutos que pasamos en el coche crece 3% el riesgo de desarrollar obesidad, según un estudio de Georgia Tech (Instituto Tecnológico de Georgia); además de que la gente suele ir comiendo frituras o bebiendo refrescos mientras conduce.

Las ocho horas diarias recomendadas para trabajar, dormir y descansar con actividades recreativas, en el Valle de México quedan reducidas o nulificadas, porque el trabajador debe invertir más de cuatro horas en el transporte, dice Joel Ortega Villalobos, jefe del área de Vinculación, de la Coordinación de Salud en el Trabajo, del IMSS.

Gastritis, colitis nerviosa, dermatitis, insomnio, depresión, trastornos sexuales, hipertensión arterial, migrañas, conductas de ansiedad y antisociales, como agresividad, son algunas de las patologías que provocan el estrés por los traslados prolongados en el Valle de México, informó Ortega Villalobos

El estrés es un fenómeno mundial que la Organización Internacional del Trabajo etiquetó como una de las patología emergentes, que en los últimos años ha ido en aumento. El IMSS reconoció que el estrés es motivo de 20%, aunque según algunos especialistas llega de hasta 37%, de las consultas de medicina familiar, indicó Ortega.

El promedio de tiempo de traslado en transporte en el Valle de México es de 3 horas y media; tiempo que se duplica en transporte público, por lo que si una persona usa auto para llegar a su trabajo destina 17 horas a la semana —sólo de lunes a viernes.

Estas horas y días completos que pasa la gente en el interior de autos, camiones, microbuses y Metro, representa un campo nuevo de mercado, una oportunidad de negocio para la promoción de productos, como audiolibros, cursos de idiomas o comida empaquetada sana, indicó Dolores Soberanes.



comentarios
0