aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Entre desesperación y sicosis colectiva

Emilio Fernández Román Corresponsal| El Universal
Domingo 03 de julio de 2011
Entre desesperacin y sicosis colectiva

AUXILIO. Evacuados de sus casas. (Foto: BERNARDO MONTOYA REUTERS )


[email protected]

ECATEPEC, Méx.— Cinco palabras bastaron para generar una sicosis colectiva. “Se está desbordando el canal”, fue el grito que a todos alarmó.

Eran las 17:30 horas de ayer y todos los vecinos de la calle boulevard río de Los Remedios se estremecieron. El aviso vino de boca en boca y Rosaura Santiago se subió a su carro y salió de la zona con parte de su familia para protegerse.

Otros empezaron a colocar los costales de arena y tepetate en las entradas de las calles para evitar que las aguas negras penetraran de nueva cuenta a sus moradas.

Muchos corrían sin saber por qué. “Se reventó otra vez el canal”, gritaban sin tener la certeza.

El miedo se apoderó de los habitantes de esta zona del municipio más poblado del país.

El miedo de sufrir otra inundación vive en cada uno de los residentes de las colonias que están en el margen del río de Los Remedios.

Después de 48 horas del desbordamiento las aguas residuales se encuentran todavía en calles y hogares de varias colonias.

En la Ampliación Pedro Ojeda Paullada los residentes se ayudan entre sí porque las autoridades no han acudido a su auxilio, se quejaron los habitantes.

Marco Antonio Vásquez, cansado de pedir ayuda a las policías federal, estatal y municipal para que fueran a su casa a extraer el líquido residual que arrasó con el equipo que tenía para hacer postres que vendía para sobrevivir. “Aquí no ha venido nadie, no hemos recibido nada, ni agua, ni comida”, contó.

Cansados de esperar a que les den ayuda, algunos habitantes de las colonias Granjas Independencia y CROC “secuestraron” camiones vactor para llevarlos a sus calles y hogares para obligar a los operadores a extraer los líquidos residuales. La alarma de otro desbordamiento, la tarde del sábado, resultó falsa. Y es que los vecinos ya no podrán estar tranquilos.

Familiares del pequeño de 12 años que falleció electrocutado cuando caminaba por una calle inundada aseguran que nadie se ha puesto en contacto con ellos, luego de que el presidente Felipe Calderón dijo el viernes que la familia de Uriel recibiría ayuda. En igual situación están las familias de otros dos menores que cayeron y se ahogaron en una canaleta construida por Caminos y Puentes Federales, cerca de la autopista México-Puebla.



comentarios
0