aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Falta de empleo los hace policías

Fernando Martínez| El Universal
Jueves 10 de marzo de 2011

[email protected]

La carrera policial se ha convertido en una opción ante el fenómeno del desempleo, de tal manera que entre sus filas hay uniformados que estudiaron una licenciatura, y que decidieron ingresar, algunos por vocación, pero otros por considerarla una oportunidad de desarrollo.

De acuerdo con Ramón González, director general del Instituto de Formación Policial de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), los aspirantes buscan una carrera de vida.

Explicó que en la actual generación, de 300 elementos, hay 20 que tienen título de licenciatura, en profesiones como comunicación, derecho, economía e informática.

Recalcó que en otras generaciones, en esta administración, también han llegado profesionistas, incluso titulados. Y reconoció que aunque algunos lo hicieron por vocación, otros porque no encontraron trabajo en sus áreas.

Sin embargo, aseguró que gente como ellos, con características especiales, van a ser los futuros mandos de la policía.

La Policía capitalina inició el proceso de reclutamiento de la 182a. generación de nuevos elementos, quienes al menos deberán contar con la preparatoria terminada.

Anteriormente, describió, un candidato salía de la secundaria, se dedicaba tres años a trabajar entregando pizzas y luego entraba a la policía, donde fungía 20 años en la misma esquina y luego se le retiraba para ponerlo en algún lugar hasta que se jubilaba, sin ascensos ni aumentos de salarios.

Ahora con Manuel Mondragón al frente de la SSPDF, mencionó, se transformó, y gracias a ese requisito, la gente sale más preparada.

“La gente sale con otra actitud, con un sueldo de 8 mil 500 pesos al mes y una plaza de policía, con un futuro que los puede llevar a ser supeintendente o a concursar por ser secretario de Seguridad Pública”.

Dijo que por eso la policía del Distrito Federal es reconocida a nivel latinoamericano y en el mundo.



comentarios
0