aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“La Reina” niega aplicación de bótox

Caludia Bolaños| El Universal
Jueves 17 de febrero de 2011
Acepta Ávila rendir declaración frente a abogados y personal de derechos humanos

[email protected]

Sandra Ávila Beltrán, alias La Reina del Pacífico, rechazó haber sido objeto de un tratamiento de belleza en el interior del penal femenil en donde se encuentra recluida por delitos a la salud, ante personal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

La diligencia fue encabeza por el fiscal del Servidores Públicos, Juan Guillermo Ramos, luego de que Ávila Beltrán aceptó ser revisada por peritos de la Procuraduría capitalina para determinar si le fue inyectado bótox en el rostro, cuyos resultados serán integrados a la averiguación previa.

Los indicios recabados por la PGJDF indican que la mujer no fue sometida a dicho tratamiento, lo cual concuerda con su declaración.

Trascendió que Sandra Ávila Beltrán señaló en su declaración ministerial que sí le habían ofrecido el servicio de bótox, pero no lo aceptó, además de que conocía a los médicos Manuel Chaparro González y otro más, a quien reconoce con el apellido Acevedo.

Este último es esposo de la ex encargada de los servicios médicos de dicho penal, Jessica Vicuña, quien fue separada del cargo por dicho incidente, al igual que la directora del Centro Femenil de Readptación Social Santa Martha Acatitla, Sara Leticia Morales Cartagena.

Durante la diligencia, la llamada Reina del Pacífico estuvo acompañada de tres abogados y de una mujer, presuntamente una familiar.

En la declaración también estuvo presente la segunda visitadora adjunta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Xicoténcatl Cruz Arteaga, quien negó formar parte de dicho organismo para evitar ser entrevistada, pese a traer un chaleco distintivo. Ello fue muestra del hermetismo en el que se realizó la toma de declaración que duró más de tres horas.

También acudió personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, aunque no se informó quién le hizo la solicitud de asistir.

Antes, el ombudsman capitalino Luis González Placencia indicó que al parecer Sandra Ávila no había sido sometida al tratamiento de belleza, tal y como lo indicaron autoridades penitenciarias. “Estamos investigando el caso, estamos recuperando la evidencia, y efectivamente parece ser que ella no fue sometida a ninguna intervención”.

Personal de dicho penal hizo saber que sí se tenía contemplado colocarle la sustancia a la interna, para borrarle líneas de expresión, pero no alcanzaron a inyectárselo porque alguien dio aviso de que se aplicaría bótox.

Entre las dependencias involucradas está la Secretaría de Salud, que separó del cargo a Jessica Vicuña.

 

 



comentarios
0