aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Facilitan accesos al Metrobús

Rafael Montes| El Universal
Viernes 11 de febrero de 2011
Facilitan accesos al Metrobs

ACCESIBILIDAD. Personas de la tercera edad utilizan las rampas para ingresar a las estaciones de la nueva línea del Metrobús. (Foto: ADRIÁN HERNÁNDEZ EL UNIVERSAL )

Adultos mayores reprochan que gratuidad inicie hasta los 70 años

[email protected]

El diseño de la Línea 3 del Metrobús permite un fácil acceso a peatones y personas de la tercera edad en la mayoría de sus 32 estaciones.

Sólo en algunas, como en Ricardo Flores Magón, el cruce de la estación a la banqueta es complicado porque hay esquinas donde faltan semáforos que regulen el paso de automóviles y personas. Pocos autos ceden el paso a transeúntes al momento de dar vuelta a la derecha.

La mamá de la señora María Elena Montejo tiene casi 90 años y su andar es lento. Su hija se quejó de que no se haya colocado un semáforo, pese a que en la mayoría de estaciones hay, incluso, auditivos para ciegos.

Justamente para las personas con discapacidad, la nueva línea cuenta con rampas en lugar de escaleras, placas informativas en sistema braille, separación en los autobuses articulados para mujeres, niños y personas con discapacidad.

En Tenayuca se construyó un puente con rampa para cruzar Vallejo, pero el crucero es tan breve que la gente prefiere atravesar la calle por debajo. Aprovechan la presencia del semáforo peatonal y del agente de tránsito.

“Ahí hay semáforo, hay agente de tránsito y se atraviesa fácilmente; la rampa es mejor que subir escaleras, pero sólo si fuera un cruce más largo. Es inútil este puente, nadie lo usa”, comenta el señor Francisco Rebolledo, de 93 años, quien por su edad no pagó el servicio y terminó muy contento de un viaje desde Xola hasta Tenayuca, con transbordo en Etiopía.

En la estación Circuito, que conecta con la Línea 1, hay una rampa que facilita el transbordo, pero para ingresar a la ruta de Insurgentes, la comodidad se desvanece. El acceso es por escaleras. Además, para salir al lado oriente, no hay seguridad, pues la rampa está en construcción y sólo funciona un puente provisional de tubos y tablas.

Algunas personas mayores, como la señora Alberta Pérez, de casi 70 años, reclamaron que en otros sistemas de transporte público el acceso para ellos es gratuito después de los 60 años, pero en el Metrobús sólo hay gratuidad para los mayores de 70.

“Preferí el Metrobús porque no puedo caminar mucho, estoy enferma de la espalda y el Metrobús me queda más cerca que el Metro, pero tengo que pagar cinco pesos; antes tomaba el RTP y no me cobraba, luego iba subía al Metro y tampoco, pero ahora tengo que pagar”, dijo.

En un recorrido durante el tercer día de operación de la Línea 3 del Metrobús, realizado por EL UNIVERSAL se comprobó que la mayoría de los usuarios se muestra satisfecho con la accesibilidad peatonal.

En la infraestructura para la Línea 3 del Metrobús se tenía contemplado instalar biciestacionamientos en las terminales Tenayuca y Etiopía, y aunque la señalización en la tira de estaciones colocada en el interior de los autobuses así lo anuncia, la realidad es que la nueva ruta de transporte fue inaugurada sin ese mobiliario para bicicletas.



comentarios
0