aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Gratuidad complicó el viaje de Tenayuca a Etiopía

Johana Robles y Rafael Montes| El Universal
Miércoles 09 de febrero de 2011

[email protected]

La curiosidad y la gratuidad fueron los motivos por los cuales miles de capitalinos ayer abordaron la Línea 3 del Metrobús, y en algunas estaciones, como Etiopía, la saturaron.

Jóvenes, adultos mayores y mujeres esperaron más de media hora para subir a los autobuses y conocer la ruta. A unos no les importó la tardanza, pero a otros sí les molestó.

Tal es el caso de Rosalba Angulo, quien esperó más de 45 minutos en Etiopía, pero decidió salirse y aventar la flor que le habían regalado durante la inauguración. “Vine porque necesito saber la ruta para ubicarme bien, pero esto está imposible. Van más de cuatro metrobuses que pasan, pero ninguno hace la parada”, expuso.

Mientras que Ángel Moreno, quien espero 20 minutos, comentó que “tenemos que ser conscientes de que esto es nuevo y por eso hay desconcierto. Es imposible que en el primer día funcione a la perfección, poco a poco se va a tener que ir modificando”.

Minutos después de las 14:00 horas, en la estación Etiopía, una de las dos terminales de la Línea 3, se encontraba saturada en el anden.

Usuarios como Ana María Arguelles decidieron cambiar el metro por metrobús, pero dijo estar arrepentida tras una espera de 20 minutos. “Yo vine sólo para estrenarlo, pero con esto, mejor me regreso al Metro”.

Sin embargo, otras personas decidieron esperar y, entre empujones, abordar una de las unidades de la Línea 3 que ayer fue gratuito.

A partir de hoy a las 04:30 horas el costo del viaje será de cinco pesos, aunque los transbordos entre las tres líneas del sistema serán gratuitas.

La voz de los vecinos

La inauguración de la Línea 3 no estuvo exenta de protestas vecinales, incluso, con demandas ajenas a la ruta, como la oposición a la construcción de un estadio en Azcapotzalco.

Decenas de personas bloquearon el carril confinado. Vecinos de Santa Rosa, San Juan Ixtacala y Joyas de Vallejo, en la zona limítrofe entre el DF y el Estado de México, reclamaron que con la entrada en operación de la línea los micros que antes entraban a esas colonias desaparecerán y los colonos no podrán llegar a sus casas.

Martín Juárez, concertador político del gobierno local, les pidió que no obstaculizaran el paso del primer autobús del Metrobús, en el que viajaría Ebrard, y garantizó que sus demandas serían escuchadas por la tarde.

También llegaron vecinos de Azcapotzalco que se oponen a la construcción del foro estadio y con pancartas recriminaron al GDF la intención de hacer este proyecto.

Personal de la Secretaría de Gobierno les pidió que se retiraran y lo hicieron, pero sólo se trasladaron a la estación del Metrobus Poniente 128, donde bloquearon de nuevo el carril confinado durante 40 minutos.

Esa protesta provocó que el jefe de gobierno se bajara del metrobús en la estación Poniente 134 y no en la de Circuito como estaba previsto. Luego de aproximadamente media hora, las unidades articuladas reanudaron el servicio completo en sus tres rutas.



comentarios
0