aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Un dinosaurio promueve el reciclaje

Mónica Archundia| El Universal
Lunes 05 de julio de 2010

[email protected]

Eran en su mayoría figuras transparentes y de colores, algunas llevaban impresa la publicidad de los envases que fueron usados para su elaboración. Todas integraron el “Carnaval de basura”, a través del cual diversos artistas intentaron este domingo concientizar a la gente sobre la necesidad del reciclado de materiales.

Con este desfile dio inicio el proyecto “Residual. Intervenciones Artísticas en la Ciudad”, que realizan la Universidad Nacional Autónoma de México y el alemán Instituto Goethe en su sede en nuestro país, en el marco de la celebración del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana.

Los carros temáticos y las personas que caminaban a pie partieron a las dos de la tarde del antiguo atrio del Templo de San Francisco, ubicado sobre la calle 5 de Mayo, casi esquina con el Eje Central Lázaro Cárdenas, en el Centro.

En el recorrido se observó un dinosaurio de cinco metros de alto, hecho con envases PET, el cual era movido sobre un carrito y resultó la principal atracción de este desfile que promueve el reciclaje para evitar la contaminación por basura.

Sobre el pavimento rodaban dos esferas plateadas, de dos metros de diámetro, elaboradas con envases de tetra pack y personal de limpia del gobierno local simulaba un pulpo hecho a base de bolsas de tiendas de autoservicio.

Además había tres carretas que transportaban residuos electrónicos, como equipo de cómputo, cuya disposición final no se encuentra legislada, según los organizadores del desfile.

Al final del evento estos materiales se entregarán a una compañía especializada para su reciclaje.

Todas estas figuras resultaron una atracción para cientos de curiosos que se acercaron para observarlas.

Uno de los tres carritos que portaba las figuras hechas de envases de plástico, exhibía una maqueta realizada por alumnos del Colegio Alemán.

Un camión recolector de basura habilitado para la separación de residuos, alrededor de 40 barrenderos del Centro Histórico con sus carritos de trabajo y tres barredoras completaron el peculiar desfile en las calles del Centro Histórico.

De acuerdo con Gonzalo Ortega, curador, el evento realizado ayer forma parte de un proyecto más amplio denominado “Residual”, intervenciones artísticas en la ciudad, que pretende concientizar a la ciudadanía sobre el manejo responsable de la basura y la amenaza que representa para la sociedad el no hacer nada para evitar la contaminación ambiental.

En las acciones que se desarrollan, explicó, se usan las propuestas de ocho artistas para sensibilizar a la gente sobre el problema de la basura, y el desfile de este domingo fue la primera de ellas.

Las piezas que fueron exhibidas durante el recorrido permanecerán expuestas hasta septiembre en el antiguo Templo de San Francisco.

Otras acciones similares se desarrollarán en la colonia Roma, en Tlatelolco y diferentes puntos de la capital.



comentarios
0