aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Marcha comunidad lésbico-gay a Los Pinos

Claudia Bolaños| El Universal
Domingo 07 de febrero de 2010

[email protected]

En protesta por las declaraciones del presidente Felipe Calderón Hinojosa, la comunidad homosexual realizó una marcha del Ángel de la Independencia a la residencia oficial de Los Pinos. “Saquen los rosarios de nuestros ovarios”, “no hay democracia sin libertad sexual”, eran las consignas lanzadas por unas mil personas que participaron en la manifestación contra la posición presidencial.

El primer mandatario del país, Felipe Calderón, indicó que la Constitución mexicana establece que el matrimonio sólo es entre el hombre y la mujer. Dicha declaración ha sido criticada por las personas con preferencias homosexuales.

A las 11:00 horas de ayer, en el Ángel de la Independencia se dieron cita integrantes de la comunidad lésbico-gay para con pancartas exigir que se respete la posibilidad de casarse con quien ellos prefieran.

En el DF se reformó el Código Civil para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero el gobierno federal, a través de la Procuraduría General de la República, interpuso una controversia para echar atrás esa reforma.

Lol Kin Castañeda Badillo, presidenta de la Acción Ciudadana y Construcción Nacional, consideró como un acto de “homofobia de Estado” la presentación de dicha controversia.

“Es vergonzoso que el Presidente imponga su moral por encima del derecho y la misma Constitución Política, sobre la cual juró velar por los derechos de los mexicanos, habla de la igualdad de los mismos. La interpretación que él está haciendo, refrenda su falta de compromiso con la sociedad, y la reforma jurídica que permite el matrimonio entre los homosexuales tiene sustento jurídico”.

La señora Marta llegó sola a la marcha, en apoyo a su hijo gay, para velar por sus derechos. “Vengo de la Gustavo A. Madero para exigir al gobierno federal respete las decisiones del gobierno local que permite que mi hijo y todos los demás homosexuales que habitan la capital del país, puedan casarse”. De la mano caminaron Luis y Carlos, ambos de 22 años, quienes tienen una relación sentimental desde hace dos.

“Ha sido muy difícil el rechazo que sufrimos de otras personas que nos miran con desprecio, y hay muchos momentos en que tenemos temor”, indicó Luis. Carlos ve con buenos ojos la posibilidad de casarse con la persona que ama.

Norma y Anel fueron otras de las participantes en la marcha, quienes viven juntas y cuidan a la hija de una de ellas, a quien también llevaron a la marcha.

Anel mencionó que la posición presidencial respecto al matrimonio entre homosexuales es de una completa intransigencia e influencia religiosa.

Para ella la vida en pareja y criando a una pequeña ha sido una buena experiencia en la que no ha recibido rechazo por parte de los padres de los compañeros de escuela de su hija.



comentarios
0