aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Erigirán "oasis" entre caos vial

Karla Mora| El Universal
00:10Martes 12 de noviembre de 2013
El proyecto contar con dos niveles, tres stanos, un rea de bancos con servicio exprs, ocho salas

COMPLEJO. El proyecto contará con dos niveles, tres sótanos, un área de bancos con servicio exprés, ocho salas VIP dobles y espacio para más de dos mil autos, entre otros servicios . (Foto: ESPECIAL )

Expertos advierten de problemática por la construcción de plaza comercial en Coyoacán

[email protected]

En febrero de 2015, la delegación Coyoacán estrenará una plaza en la colonia Romero de Terreros, la cual fue escogida y avalada por los vecinos de la zona. Se trata del Centro Comercial Oasis, un proyecto levantado en un terreno de 48 mil metros cuadrados, donde anteriormente se encontraba la fábrica de Avon Cosmetics.

Aunque contó con el respaldo de los comités vecinales (tanto del pasado como del recién electo), urbanistas coinciden en que una vez en operación, generará conflictos viales, si no toman las medidas necesarias para evitarlo.

Ello, debido a la ubicación de bases de transportes en la zona y a la gran afluencia de pasajeros que usan las rutas que circulan sobre avenida Universidad.

El proyecto ejecutivo, presentado a los colonos por los encargados del complejo (según versión de Beatriz Villalpando, miembro del comité vecinal), establece que la plaza tendrá plantas de agua y accesos y salidas por las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y Universidad. Los vecinos, también lograron que se les otorgara una partida para arreglar el parque del fraccionamiento, con balizamiento de banquetas y nuevas luminarias.

Plaza Oasis contará con dos niveles, tres sótanos, un área de bancos con servicio exprés, un City Market (de la Comercial Mexicana), y ocho salas VIP dobles de Cinépolis, con aproximadamente 70 butacas cada una.

Contará con 90 mil metros cuadrados de estacionamiento y espacio para más de dos mil autos.

Una de las problemáticas constantes en Romero de Terreros es la falta de agua. Por ello, los vecinos acordaron que, para evitar el desabasto, el mall cuente con tres tanques de agua tratada de 25 mil litros cada uno. Socios de Oasis aseguraron a este diario que no se requerirá de ni un litro que provenga de la colonia.

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del Distrito Federal (Seduvi) autorizó la edificación, pues a su criterio contará con los elementos necesarios para garantizar los servicios. No obstante su legalidad, la delegación Coyoacán ha recibido en el último año, cuatro quejas formales en contra de la construcción, según una solicitud de información hecha por este diario.

Beatriz Villalpando, coordinadora interna del Fraccionamiento Romero de Terreros, explicó que dicho comité está por retomar las pláticas con el arquitecto encargado del inmueble, para que les muestre el estudio de impacto urbano. A a las reuniones previstas no está convocada la Seduvi ni la Secretaría de Transporte y Vialidad.

La vecina reconoció que hay problemas de vialidad en la zona, por ello, dijo, el centro Oasis sería el único giro comercial que permitirían los vecinos, porque el uso ya tenía esa denominación.

La colonia tiene la clasificación de Zonas de Desarrollo Controlados (Zedec), es decir, sólo se pueden construir casas. El 15 de noviembre vence el acuerdo que contempla esta clasificación y los vecinos pedirán que se renueve.

Expertos prevén conflictos viales

Salvador Medina, economista con maestría en Urbanismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que el mayor problema de construir un centro comercial de las dimensiones de Oasis será el de tráfico. Detalló que el proyecto implicará la entrada diaria de 2 mil 500 autos particulares.

"Miguel Ángel de Quevedo y avenida Universidad son zonas muy conflictivas en cuestión de tráfico, no sólo por la circulación regular de los autos, sino porque hay un Cetram (paradero) no oficial, tienes todos los autobuses que van hacia el poniente de la ciudad, eso es lo que realmente genera un caos.

"El transporte público se estaciona hasta en segunda fila y esperan que más de dos mil autos entren al día al lugar. Tendrán un problema de movilidad", previó.

A los usuarios que atraerá la plaza en construcción, dijo, se agregan los que ya existen en otro centro comercial ubicado Miguel Ángel de Quevedo. El desarrollo puede ser comercialmente viable, pero también debe tener una visión urbana de integración y tomar en cuenta las afectaciones futuras en la zona, consideró.

Precisó que deben de cumplirse con una serie de medidas de mitigación, por ejemplo, garantizar el abastecimiento de agua, de eficiencia energética y en movilidad, reducir el número de estacionamientos y considerar instalar un paradero de transporte público realmente ordenado.

Ángel Vargas Reyes, también urbanista, recordó que hay una zona escolar cercana, otro de los factores que colapsaría la vialidad. Por ello, indicó, el gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Transporte, tendrá que generar medidas complementarias para evitar el tráfico: cambiar el sentido de algunas calles y reubicar al transporte público del lugar.

"Hay librerías alrededor, comercios y el Metro. Con la plaza Oasis se irá incrementando todo este tránsito de personas y de vehículos por la misma actividad que va a tener. Implica la entrada de Setravi para hacer modificaciones en el paradero. El complejo comercial tiene que prever la articulación entre el medio de transporte, así como la interacción con todos los clientes", dijo.

Cambios en la circulación

Ante el panorama planteado por los especialistas, representantes del complejo Oasis informaron que con la entrada en operación de este centro, propondrán al gobierno capitalino que se reordene el transporte público.

En Miguel Ángel de Quevedo del lado oriente, constantemente hay conflictos viales generados por el transporte público en doble fila. Por tal razón, los desarrolladores del inmueble plantearán a la Secretaría de Transporte y Vialidad abrir un carril más a la circulación.

También propondrán prohibir en el área las vueltas a la izquierda, para los automovilistas que circulen entre los camellones de Miguel Ángel de Quevedo.

Descartaron la idea de construir un Centro de Transferencia Modal (CETRAM) para las bases de transporte, pues desde su punto de vista no hay espacio para ello.

Reubicarán a ambulantes

Los socios que construirán Plaza Oasis no tienen contemplado desaparecer a los ambulantes de la zona. Sólo propondrán a la delegación Coyoacán reubicar a los ambulantes, en un espacio que se encuentra entre una panadería y el acceso al terreno comercial.

Una de las novedades que tendrá Oasis en accesos peatonales será un paso a desnivel sobre Miguel Ángel de Quevedo, pasando Cerro del Hombre.



comentarios
0