aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Migrantes mexicanos, más propensos a obesidad y diabetes

Redacción| El Universal
00:10Martes 11 de febrero de 2014

Deja de consumir verduras, se alimenta con comida chatarra y empieza a engordar. (Foto: Archivo )

A medida que permanecen más tiempo en Estados Unidos, mayor deterioro de la salud. La diabetes se ha triplicado en los últimos 10 años entre los mexicanoamericanos radicados en ese país, advierten investigadores

Los mexicanos cuando llegan a Estados Unidos han pasado, la mayoría de las veces, por tránsitos violentos que afectan su salud; comen, duermen y viven donde pueden, cruzan la frontera en condiciones insalubres y están expuestos a realizar trabajos extenuantes.

La investigadora Guillermina Yankelevich, del Instituto de Investigaciones Biomédicas, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), participó en un proyecto multidisciplinario con la Universidad de Maryland para realizar un diagnóstico de la salud de los migrantes en Estados Unidos.

Una conclusión fue que los migrantes llamados de ida y vuelta, "que se van uno o dos años y regresan, efectivamente tienen mejor salud; eso no quiere decir que sea más buena que la de los mexicanoamericanos que llevan más de 5 o 10 años viviendo en Estados Unidos, porque a medida que pasan más tiempo allá su salud se va deteriorando", expuso la doctora Yankelevich.

A partir de que el migrante se adapta a su nueva vida, agregó, adquiere los hábitos de las personas con las que conviven; por lo general, con poblaciones de nivel sociocultural y económico bajo, lo cual hace que adopte costumbres, hábitos y comportamientos semejantes a los de ellos.

El connacional deja de consumir verduras, se alimenta con comida chatarra y empieza a engordar. "Las madres manifiestan que ahora sus hijos se ven muy bien, pero eso no es así, están empezando a tener un sobrepeso indebido. En Estados Unidos, el niño mexicanoamericano empieza a engordar desde los dos años", reportó la científica mexicana.

Dieta nociva

El migrante, al comportarse como las personas que integran su nueva vida, percibe que se está incorporando adecuadamente al ambiente, por lo que sus hábitos alimenticios empiezan a cambiar, son de bajo costo y de alto contenido en hidratos de carbono y grasas. También está expuesto a otros aspectos nocivos, como el consumo de alcohol, de tabaco y de drogas.

Los mexicanoamericanos que tienen más de 10 años viviendo en Estados Unidos, que ya conocen el ambiente y están perfectamente adaptados a él, padecen más obesidad y diabetes que los blancos no hispanos que viven en ese país, señaló la doctora Guillermina Yankelevich.

Destacó que las complicaciones de estas enfermedades han hecho del migrante mexicano una población mucho más propensa a otros padecimientos, en comparación con la norteamericana.

"A medida que el tiempo de permanencia en los Estados Unidos crece el problema aumenta. En los últimos 10 años se ha triplicado la epidemia de diabetes entre los mexicanoamericanos que viven en ese país. El problema de la diabetes con la depresión agrava la situación y acelera la mortalidad. Además de que enfermedades mentales como la angustia y la ansiedad tienen una incidencia muy grande", dijo.

Indicadores de salud y mortalidad

Para llegar a esos resultados, la doctora Yankelevich tomó como base una línea de investigación, en la que participa desde hace 40 años, enfocada al estudio de la salud del mexicano. Comentó que se analizaron 40 indicadores, algunos de salud como mortalidad, morbilidad, camas de hospital, número de médicos por habitante; y otros sociales, como viviendas con piso de tierra, ingresos económicos, educación y analfabetismo.

De estos indicadores, se consideraron los 10 que ponderaban con un mayor contenido de información. Con ellos se generó un índice y se valoró la salud de los mexicanos como país por entidad federativa y municipio. Estos datos también sirvieron para hacer un seguimiento de cómo se ha modificado y evolucionado nuestra salud con el paso de los años.

De esta manera, se comparó e identificó cómo se altera la salud de los migrantes con el cambio de área geográfica y con los nuevos estilos de vida que adquiere, así como qué factores ambientales, socioculturales y económicos afectan también su salud mental.

El fenómeno de la migración seguirá siendo tema de interés para investigadores tanto del área social como científica. El estudio de su comportamiento en materia cultural, económica y de salud permitirá realizar propuestas que lleven a buscar una mejoría para ese grupo poblacional tan diverso, concluyó.

 

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM   



Ver más @Univ_Ciencia
comentarios
0