aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Software podría encontrar vida en otros planetas

Sería capaz de detectar vida observando imágenes de superficies de roca o del suelo

En los 90 se descubrieron otros sistemas solares y planetas donde podría existir vida. (Foto: Archivo EFE )

Miércoles 25 de septiembre de 2013 GDA / El Mercurio / Chile | El Universal00:10

Hace mucho que el hombre se abrió a la posibilidad de que exista vida en Marte, pero desde que en los 90 se descubrieron otros sistemas solares, esa opción ha ganado más adeptos.

Si bien los componentes esenciales de la vida en el universo son los mismos, no necesariamente tienen que "ensamblarse" igual. Aunque hasta ahora lo que se ha buscado es vida como la conocemos, no hay garantías de que esta sea el único tipo que existe. Por eso Armando Azua, doctor en Genética Molecular y Microbiología de la UC y miembro deAngelicvM -equipo que participa en el Google Lunar X Prize-, propone junto a Cristián Vega, del Instituto de Astrofísica de La Plata, una nueva forma para identificar presencia de cualquier tipo de vida, incluso la que no conocemos.

Ellos crearon un software que sería capaz de detectar vida observando imágenes de superficies de roca o del suelo. El sistema puede diferenciar las zonas donde hay más complejidad con respecto a su entorno, dato que puede ser un indicador de la presencia de algo vivo. El trabajo fue publicado por el International Journal of Astrobiology.

Armando Azua explica que cuando un sistema tiene mayor desorden -o más entropía- también posee menor complejidad, como pasa con una roca. Al contrario, al ser menor la entropía la complejidad aumenta. "Por lo tanto, lo que nuestro software busca son fenómenos de menor entropía (mayor complejidad) que justamente caracterizan a los seres vivos", dice.

Con eso en mente, los investigadores compararon rocas de la cordillera de los Andes que contenían líquenes en su superficie con las que no. Analizando las imágenes de ambas muestras pudieron diferenciar los patrones de complejidad que había en una y en otra. Y, como esperaban, la imagen con liquen fue mucho más compleja.

Como el sistema compara el grado de complejidad de una zona con el entorno y no se necesita información previa, "este podría incluirse en las próximas sondas o robots que se envíen a explorar planetas", asegura.

Gerónimo Villanueva, del Centro de Vuelo del Espacio Goddard de la NASA, opina que la idea es interesante. "El problema es que es difícil extrapolar los resultados de este análisis a otras muestras, y creo que sería complejo cuantificar algún fenómeno biológico con este método", dice.

Armando Azua reconoce que como toda idea nueva tendrá resistencia, pero espera que al estar disponible para quien se interese se puedan analizar nuevos datos con ella.

kal 



 

PUBLICIDAD