aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




No discutir con la pareja mejora la salud

GDA / EL MERCURIO CHILE| El Universal
14:32Miércoles 10 de julio de 2013

El apoyo mutuo que se brindan entre sí las parejas reduce el estrés y ayuda a amortiguar el deterioro de la salud. (Foto: ARCHIVO )

Conduce a comer más saludable, fumar y beben en menor cantidad, y dormir mejor

"Y vivieron saludables para siempre" sería el epílogo para las relaciones de pareja en las que hay pocas discusiones y, en cambio, suele primar una actitud más estable y feliz.

El dato lo aporta un estudio que evaluó datos de dos décadas de seguimiento a mil 700 personas casadas en EU, para evaluar el efecto de las relaciones conyugales en su salud física y mental, así como en su calidad de vida y felicidad.

Rick Miller, investigador de la Universidad Brigham Young de Utah, descubrió que cuando la calidad del matrimonio se mantiene a lo largo de los años, las parejas felices también mantienen una buena salud física.

"Hay evidencias de que el conflicto marital conlleva a una mala salud, sin embargo, nuestro estudio muestra que los matrimonios felices tienen un componente preventivo que los mantiene sanos a través de los años", precisa Miller.

Según la investigación, que publica el Journal of Marriage and Family, el mantener un matrimonio feliz también tiende a inspirar hábitos que conducen a una mejor salud: comen de manera más saludable, fuman y beben en menor cantidad, duermen mejor, acuden con más frecuencia a chequeos médicos y tienden a participar más en actividades beneficiosas para el organismo.

Miller añade, además, que el apoyo mutuo que se brindan entre sí las parejas felices reduce el estrés y ayuda a amortiguar el deterioro de la salud. Todo lo que redunda en que vivan más tiempo y mejor. "Si alguien tiene un matrimonio feliz y tiene un mal día, sentirá el apoyo de su esposo/a y su empatía. Ese apoyo reducirá el estrés de la situación, ayudando a prevenir efectos nocivos en la salud de la persona".

En cambio, los resultados mostraron que las personas con mayores conflictos conyugales eran más propensas a quejarse por problemas de salud. "Las parejas que se pelean o discuten con frecuencia, deben buscar ayuda profesional para reducir el conflicto, ya que afecta su salud", concluye el investigador.

Según el estudio, los tópicos que generan más discusiones en la pareja son las finanzas y la relación con sus familias políticas, especialmente sus respectivos suegros.

kal



Ver más @Univ_Ciencia
comentarios
0

Minuto x minuto

  • Ampliado
  • Titulares
  • Video
  • Audio
Opciones
Llévanos a tu web

 

PUBLICIDAD




Destacamos