aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Zona de excepción

Proyecto Internet

Notas Relacionadas:

Lunes 19 de diciembre de 2011 Octavio Islas | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

De acuerdo con Avelina Frías Velázquez, destacada comunicóloga española y discípula de Rafael Alberto Pérez -a quien debemos reconocer como obligada referencia en temas de comunicación estratégica-, la mayoría de los errores que cometen los políticos que incursionan en las redes sociales se deben a una sencilla razón: su desconocimiento de la filosofía comunicativa de estas comunidades virtuales.

La autora del blog ComuniCAOS [http://www.comunicaos.com] propone "cinco claves" que permiten no cometer los más graves errores de comunicación política en redes sociales: el caos, el fin del votante, diálogo y co-construcción; sí a la Política-red, no la política en red, y la estrategia es comunicación.

1. EL CAOS

Los nuevos medios sociales -sostiene Frías- han evidenciado "que estamos inmersos en una realidad interconectada, compleja, fluida e incluso caótica. Este escenario nos coloca en un estado de riesgo permanente ante el cual debemos ser capaces de responder de forma natural y casi holística. Si no lo asumimos e insistimos en mirar la realidad de forma lineal y estructurada, estamos condenados a fracasar en nuestras estrategias".

2. EL FIN DEL VOTANTE

Frías destaca la necesidad de reconocer al destinatario de las acciones comunicativas digitales, desde una perspectiva eminentemente humanista, situación que difiere radicalmente del enfoque instrumentalista que prevalece en la mayoría de mercadólogos electorales: "detrás de cada tweet, post o mensaje de Facebook (...) hay un ser humano (no un votante, ni un elector, ni siquiera un candidato) que se relaciona, que tiene familia, amigos, grupos etc. y responde a estímulos emocionales de forma impredecible. Si nos empeñamos en trabajar con constructos utilitarios y perdemos el componente amigable y emocional de la red, no pintamos nada en ella. Las redes están hechas de seres humanos no de votantes ni consumidores. En México -podríamos agregar-, las redes sociales son hábitat natural de "la prole".

3. DIÁLOGO Y CO-CONSTRUCCIÓN

La naturaleza de Internet y las redes sociales, afirma la investigadora, "han resuelto el problema del feedback (respuesta) en el proceso de comunicación masiva. Esto significa, para la política, una desintermediación de la información y la intervención de nuevos interlocutores que están desdibujando cada vez más las relaciones de poder (...) pero también están abriendo espacios para la co-construcción de la realidad. Las personas ya no solo quieren participar, quieren co-construir la realidad".

4. SÍ A LA POLÍTICA-RED, NO LA POLÍTICA EN RED

La nueva perspectiva de la estrategia, "consiste en dejar de ver al otro como enemigo, competidor, adversario (...) la estrategia ha dejado de ser una ciencia para el conflicto para convertirse en la ciencia de la articulación. En este sentido, resulta necesario entender que la política es una red de percepciones que hay que tejer (y para eso los medios sociales nos ayudan) y abandonar el concepto de hacer la política en la red, que lo único que hace es trasladar los mismos conflictos a un nuevo escenario".

5. LA ESTRATEGIA ESTÁ EN LA COMUNICACIÓN

"El desarrollo de la tecnología nos está dando las claves de la nueva forma de mirar y relacionarnos en el mundo. La comunicación nunca había sido tan estratégica porque hoy por hoy es la mejor forma mediante la cual los seres humanos podemos coordinarnos y articularnos", puntualiza Frías.

Sin embargo, de acuerdo con Jenaro Villamil, Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, afirmó que no conoce de un error cometido en redes sociales por un político o candidato, tuiteado masivamente, que le haya afectado de manera negativa. México es pues una zona de excepción a las claves propuestas por Avelina Frías Velázquez.

*Director del Proyecto Internet Cátedra de Comunicaciones Digitales Estratégicas, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Estado de México



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD