aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Trabajan cosmonautas para reducir ruido en la EEI

Integrantes de la décimo cuarta expedición "EEI-14" instalaron material aislante en los ventiladores y posteriormente midieron el ruido de estos aparatos

El exceso de ruido, es uno de los factores adversos que afectan la salud de los cosmonautas . (Foto: Reuters )

Miércoles 17 de enero de 2007 EFE | El Universal11:43

Moscú.- El cosmonauta ruso Mijaíl Tiurin y los estadounidenses Miguel López-Alegría y Sunita Williams realizaron hoy labores para reducir el exceso de ruido en la Estación Espacial Internacional (EEI), informó el Centro de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

"Los cosmonautas desarrollaron otra fase del programa Shumomer destinado a disminuir el ruido en los módulos rusos de la EEI", dijo un portavoz del CCVE a la agencia rusa de noticias "Itar-Tass".

Tiurin, López-Alegría y Williams, integrantes de la décimo cuarta expedición "EEI-14" instalaron material aislante en los ventiladores y posteriormente midieron el ruido de estos aparatos.

El exceso de ruido en la EEI, particularmente en el módulo ruso "Zvezdá", es uno de los problemas más serios que soportan las tripulaciones que habitan en el ingenio espacial.

El material aislante que utilizaron los cosmonautas fue elaborado por expertos del consorcio espacial Energía, principal constructor de naves espaciales rusas.

El año pasado, los tripulantes de la "EEI-13" instalaron ese mismo material aislante en el sistema Vozduj, lo que redujo el ruido en la EEI en 9 decibelios, explicó Rima Bogatova, experta del Instituto de Problemas Médico-Biológicos, entidad dedicada a medicina espacial.

Los sistemas Vozduj-Elektron que producen el oxígeno y la masa gaseosa que respiran los cosmonautas, y los ventiladores, encargados de su circulación, son los equipos más ruidosos en la EEI, añadió.

Ahora, tras la instalación de aislantes en los ventiladores, el nivel de ruido promedio en la EEI ha descendido notablemente, aunque en algunos lugares sigue siendo superior al límite de 58 decibelios establecido por la NASA, subrayó Bogatova.

El exceso de ruido, es uno de los factores adversos que afectan la salud de los cosmonautas durante su permanencia en la EEI en misiones que duran al menos seis meses.

Para reducir el efecto del ruido, los cosmonautas usan tapones para cubrirse los oídos, especialmente cuando deben permanecer largo tiempo cerca a los instrumentos ruidosos.

No obstante, algunos cosmonautas padecen sordera parcial a su regreso a la Tierra, indicó la funcionaria.

eca



PUBLICIDAD