aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El uso desmedido de la tecnología daña la salud

Dalia de Paz| El Universal
Martes 27 de octubre de 2009
El uso desmedido de la tecnologa daa la salud

LAS AFECTACIONES. El empleo inadecuado y excesivo del mouse o ratón provoca en algunas personas este tipo de protuberancias que son operables pero dolorosas. (Foto: JORGE SERRATOS EL UNIVERSAL )

La exposición prolongada a dispositivos electrónicos provoca malformaciones y disminuye capacidad visual y auditiva

dalia.depaz @eluniversal.com.mx

Así como la tecnología ha revolucionado positivamente la vida de millones de personas, también ha sido causante de perjudicar la salud de éstas. El uso prolongado del celular, de los videojuegos, del mouse, o bien, el empleo de WiFi (internet inalámbrico), entre otros, ha provocado daños en el cerebro, males cancerígenos y obesidad, de acuerdo con especialistas.

Alejandro Luna, tiene 34 años, es escritor y periodista, y se alarmó cuando un día vio una bola en el centro de su mano derecha. Lo peor vino cuando sintió adormecida la mano durante varios días y, después un fuerte dolor.

“Cuando vi la bola pensé que se trataba de un tumor. Fui al médico y me explicó que se trataba del Síndrome del Ratón o del Túnel Carpiano, que se manifiesta por el uso excesivo del teclado y del mouse”, platicó el periodista.

Añadió que “el tratamiento es caro y doloroso, pero prefiero llevarlo a cabo que operarme, porque me dicen que eso es peor. La verdad jamás imaginé que usar durante tanto tiempo los dispositivos de la computadora me perjudicaría la mano. Creo que hay que saber usar la tecnología y realizar pausas en todo”.

Leobardo Guerrero, especialista del Hospital Juaréz de México, señaló que Síndrome del Ratón o del Túnel Carpiano es una patología que afecta la mano y es provocada por una presión sobre el nervio mediano a nivel de la muñeca.

Esto, explicó el experto, produce síntomas como adormecimiento y hormigueos en la mano (especialmente en los dedos pulgar, índice y anular). Puede existir dolor, que se limita a la mano y a la muñeca, pero que en algunas ocasiones se irradia hacia el antebrazo.

En la actualidad, los oficinistas son quienes presentan con mayor frecuencia el referido síndrome y según las últimas estadísticas en esta materia, “los desórdenes asociados a traumas repetidos” representan alrededor del 46% de todas las enfermedades ocupacionales.

“El uso de las tecnologías no es malo para el ser humano, en realidad, es el abuso que tienen los usuarios con estas herramientas”, apuntó el médico especialista del Hospital Juárez de México.

Agregó que “siempre se sugiere no ocupar los dispositivos electrónicos, computadoras, teclados, videojuegos durante periodos muy prolongados, es necesario que el usuario se tome su tiempo y haga ejercicio”.

Advirtió que si no se trata a tiempo este mal u otros, la cirugía puede llegar a costar alrededor de 50 mil pesos.

El teléfono celular

Nuestro cerebro tiene dos hemisferios: en el izquierdo están las funciones tales como la memoria a corto plazo y los reflejos inmediatos, entre otras muchas funciones. Un estudio de una Universidad israelí demostró que los celulares perjudican la utilización de este hemisferio. Comprobó que las ondas emitidas por un teléfono móvil están en una longitud que no es perceptible para el oído ni captable por el ojo, por lo que no podemos ver directamente los daños.

Los alumnos israelíes estudiaron 48 casos con los cuales desarrollaron exposiciones con teléfonos celulares, pero divididos en grupos de tres: los que utilizaban el teléfono en el hemisferio derecho, los que lo utilizaban en el izquierdo y un grupo que no utilizaba el teléfono.

Al cabo de un tiempo de realizada esta prueba, los resultados demostraron que quienes usaban el teléfono celular en el hemisferio izquierdo fueron los más perjudicados y desarrollaron más conflictos para resolver el test.

Si bien no se puede generalizar este estudio que tiene una población de prueba muy pequeña, los especialistas sugieren que se debe poner atención en el uso y el tiempo de exposición ante cualquier dispositivo móvil, pues consideran que la tecnología, en lugar de perjudicar, debe estar al servicio de las personas.

Radiaciones del WiFi

Una investigación realizada por la BBC de Londres demuestró que los niveles de radiación de redes WiFi son tres veces más altos que los emitidos por una torre de telefonía móvil.

Algunos estudios similares revelaron que estos campos de energía se relacionan con casos de cáncer reportados tanto en animales como en humanos.

Hace un año la Universidad Canadiense de Lakehead eliminó los puntos de acceso inalámbricos porque su presidente advirtió que “no se conoce el impacto que puede tener sobre las personas el uso de las ondas electromagnéticas”.

La noticia dada a conocer por la BCC recogió opiniones de expertos que aseguran que no se conoce lo suficiente sobre los posibles efectos de largo plazo que podría tener en la salud.

“Debe haber por lo menos unos tres mil estudios llevados a cabo durante los pasados 20 años sobre estos efectos. Y hasta ahora, el 50% de éstos encontró algún efecto perjudicial”, reportó el profesor Henry Lai, de la Universidad Estatal de Washington.

Es importante señalar que esta tecnología cada vez está más extendida, no sólo en nuestras casas, sino también en los centros comerciales, parques e incluso playas, desde donde es posible conectarse a internet mediante el uso de una laptop, un iPod o un teléfono móvil.

Los videojuegos y la obesidad

En la actualidad, los videojuegos se han convertido en una adicción para chicos y grandes. Sin embargo, las consecuencias son graves, pues mientras juegan, los usuarios suelen sentarse y comer sin realizar ninguna actividad física, lo que ocasiona sobrepeso, pero también lesiones en el dedo pulgar, debido a que es el de mayor uso en los controles.

Para conocer la relación que existe entre la exposición excesiva a los videojuegos y el sobrepeso, expertos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos observaron la conducta de 552 adultos entre las edades de 19 a 60 años. De esos participantes, 249 -casi el 45%-, eran aficionados a los videojuegos y a la red.

Después de los análisis se descubrió que su masa corporal era mayor a la de los otras personas que no usan con frecuencia esos equipos de entretenimiento. También se detectó que los adultos amantes de estos juegos son menos sociables y menos enérgicos que los no jugadores y se comprobó que la obesidad es causada, porque mientras juegan sentados ante la pantalla del televisor, los aficionados a los videojuegos casi siempre tienen a su lado comida o botanas.

Los expertos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos realizaron el mismo estudio con mujeres afcionadas y el resultado obtenido fue que en algunas de las usuarias, este tipo de entretenimiento causa depresión.

Síndrome de Visión en Computadora

La llegada de internet tuvo un impacto profundo en el trabajo, el ocio y el conocimiento a nivel mundial. Esto provocó que los usuarios pasaran horas al frente de una pantalla de luz artificial. En consecuencia, un ser humano no está preparado biológicamente para esta actividad, provocando en cuestión de horas lo que los expertos denominan el “Síndrome de Visión en Computadora”.

Este síndrome es un problema temporal ocasionado por fijar la vista de forma prolongada en una pantalla de computadora durante periodos ininterrumpidos de tiempo. No es grave, y sus síntomas, por lo general, tienen que ver con una menor frecuencia de parpadeo.

Normalmente parpadeamos de 16 a 20 veces por minuto, pero al usar la computadora lo hacemos sólo 6 a 8 veces. Además, la posición de los ojos frente a la pantalla de la computadora implica un aumento de la apertura palpebral que trae como consecuencia una mayor exposición de la superficie ocular y, por tanto, una mayor evaporación de la lagrima. Esto, a su vez, ocasiona la sequedad ocular y diversas molestias relacionadas con el parpadeo lento.

Algunos síntomas son: visión borrosa y diplopía (visión doble), ojos secos e irritados, ardor ocular, dolor de cuello y espalda, dolor de cabeza, fatiga general, cansancio físico, tensión y dolor ocular, además de nerviosismo.

Oídos afectados por audífonos

En un comunicado de prensa, dado a conocer por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), especialistas señalaron que el uso desmedido de audífonos para escuchar música por más de 10 horas, provocó que más de 19 millones de mexicanos de entre 15 y 24 años de edad estén afectados de sus oídos.

El problema, señalaron los especialistas que atienden a este tipo de pacientes, se presenta con mayor frecuencia por la accesibilidad a productos como celulares y reproductores de música para los que se emplean los audífonos.

“El uso desmedido de esta tecnología ocasiona disminución de la audición a edades tempranas; envejece ese sentido, deja los oídos de los jóvenes como si tuvieran 50 años de edad”, explicó Alma Pesquera Romero, coordinadora del área de Audiología y Otoneurología del Hospital General Regional.

 

 

 



comentarios
0