aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Supera la esclerosis junto a su hija, el blues y la poesía

Cristina Pérez-Stadelmann| El Universal
Domingo 04 de octubre de 2009
Supera la esclerosis junto a su hija, el blues y la poesa

LOGRO. El cantante, que ha grabado 11 discos, fue galardonado en 2008 con la medalla al Mérito en Ejecución Musical por la ALDF . (Foto: ADRIÁN HERNÁNDEZ EL UNIVERSAL )

José Cruz, fundador del grupo Real de Catorce, ha salido adelante y presenta su libro “De los textos del alcohol”

[email protected]

 

El erotismo, la muerte, las noches, los lechos, las mujeres, los callejones, los besos y la vida cotidiana como fuente de deseo, son temas que dieron forma al libro De los textos del alcohol, de José Cruz Camargo, poeta, músico, compositor , guitarrista, virtuoso de la armónica y fundador del grupo Real de Catorce.

José Agustín, autor del prólogo del libro, comenta: “Desde los principios de Real de Catorce, las letras de José Cruz rebasaron lo convencional, los lugares comunes y los patrones establecidos. Siempre fueron ‘un poco de verdad…”.

Sin embargo, eso no le bastaba a Pepe Cruz y en una forma más íntima, aun más personal, escribió otros versos que manifestaron matices más finos de sus capacidades poéticas.

 

En las letras de las canciones los versos están condicionados por la melodía y los ritmos o cadencias; en cambio, en los poemas, Cruz prescindió de rimas y métrica y así sintió una mayor libertad expresiva. Ya no se trataba de Real de Catorce, sino de él mismo, comenta.

“Este libro es, por cierto, uno de los más grandes blues de Cruz”, indica.

 

Su única hija abre la puerta de la casa; la sonrisa de María José es una invitación a entrar a la atmósfera de José Cruz. Su padre espera arriba, donde terminan las escaleras, en una silla de ruedas.

 

 

Cantar es su escape

En 2005 le fue diagnosticada esclerosis múltiple, una enfermedad crónica, sin cura, que produce fatiga, depresión, picos eufóricos, crisis imprevistas y discapacidad; pero a pesar de sus dificultades para hablar, cuando José Cruz canta todas las limitaciones de articulación vocal desaparecen.

Los médicos le han explicado que el canto transita por otras zonas del cerebro que la esclerosis múltiple, por suerte, no ha invadido. Para él es importante decir que ha contado con el Grupo de Apoyo a personas con Esclerosis Múltiple de la Federación Mexicana de Esclerosis Múltiple (EMMEX).

Para Cruz, su voz al interpretar es una extensión del silencio interno.

Creador del blues en español, cuando se pensaba que sólo era posible hacerlo en inglés, la sala de la casa se convirtió también una extensión para la música: una batería en la esquina, una guitarra sobre una silla, etc.

La sombra del blues en José Cruz se expresa a través de los 11 discos que tiene en su haber, el reciente titulado Lección de vida, el cual grabó acompañado de los Hikuris, sus alumnos de taller de blues.

 

“Ella y yo decidimos construir un muro entre los dos/ un sólido silencio/ una noche cerrada / pared que asfixia nuestro amor dividido”, lee José Cruz la página 60 de su libro durante la entrevista.

 

Galardonado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) con la medalla al Mérito en Ejecución Musical 2008, Cruz comenta que De los textos del alcohol es una compilación de las experiencias de los viajes con Real de Catorce, grupo que fundó en 1985. Fueron más de 10 años de giras por toda la República Mexicana.

 

 

La inspiración

“Quise hacer algo como Felisberto Hernández, el poeta y músico uruguayo que escribía cuentos mientras interpretaba música clásica. En su momento Julio Cortázar expresó su admiración hacia Felisberto Hernández”, expresa José Cruz Camargo.

—¿Porqué el título “De los textos del alcohol” para el libro?

—Porque resume y cierra una etapa de mi vida como alcohólico y adicto a las drogas. Salí de eso con la ayuda de amigos y tras el nacimiento de mi hija. Recuerdo que una mañana amanecí absolutamente ensangrentado de mi camisa y no sabía que había ocurrido. La incertidumbre y la angustia ante lo ocurrido me obligaron a tocar fondo y emerger hacia un azul ahora profundo.

Es justamente la canción titulada “Azul”, la infaltable rúbrica con la que José Cruz Cierra sus conciertos.

 

“ Cruz no es romántico y aunque a veces muestra el amor a una mujer en especial y le canta a los hijos y a los niños, más bien es escéptico, no se ilusiona. En De los textos del alcohol, José Cruz nos ofrece una probadita de la neta precisa, concisa y maciza”, agrega José Agustín.

 

Luego de una hora de entrevista, María José también se despide.

Ella estudia dramaturgia y canta desde los cuatro años de edad; su padre dice que también tiene oído absoluto, la describe como el motor que lo mantiene vivo y escribe el poema :

“María mi hija, es más valiente que Felipe Calderón y más inteligente que Carstens/ y no hay que ser inteligente para ser Carstens ni para manejar la crisis del país/ no es obligatorio/ pero mi hija es más lista cuando hace la despensa/ María mi hija siente miedo, sabe nombrarlo y reconocerlo/ mi hija siente que yo no sienta / pero es más valiente que el ejército en las calles/ más que los ciudadanos que marchan vestidos de blanco/ porque el blanco es el color del miedo/ a María, mi hija, la adoro/ es bonita y canta bonito/ la amo tanto que trabajo denodadamente para que termine su carrera de dramaturgia/ y se reciba con honores cuando el deshonor es moneda de cambio en estos tiempos/ cuando muera deseo dejarle a María mi hija mi guitarra negra/ las regalías de mis canciones y el legado de que su padre también fue valiente”.

 



comentarios
0