aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Hay novias malas que maltratan a los chicos

Cinthya Sánchez| El Universal
Martes 08 de septiembre de 2009
Sí, así es, una encuesta del INEGI revela que ocho de cada 10 jóvenes ha sido agredido psicológicamente y que casi la mitad de ellos ha sufrido violencia física en el noviazgo

El amor los maltrata. No se quejan, no es de hombres reconocer que las mujeres a veces ahogan. “¿Qué ya no me quieres?”, “No me cae bien tu amiga”, “¿Quién te llamó?”, “¿Qué le ves?”, “¿Y ese mensaje?”, “¿Quién es esa vieja del Facebook?”, “Tú paga, yo soy la princesa”, “¿Andas con alguien más?”. Tal vez no saben que cada frase tiene su carga de control, de chantaje.

De la violencia hacia ellos poco se explora, pero tienen su apartado en las encuestas nacionales sobre violencia en el noviazgo. Sus números, son sorprendentes: 78% de los jóvenes que tienen entre 15 y 24 años y que están en una relación de noviazgo son violentados psicológicamente por sus mujeres.

Lo dijeron en la Encuesta Nacional de Violencia en las Relaciones de Noviazgo en 2007. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) les preguntó por primera vez a los jóvenes mexicanos sobre sus relaciones amorosas. Los resultados arrojan violencia física, sexual, psicológica y también económica.

Ellas los controlan. Revisan sus teléfonos celulares. Les prohiben amigas. Se encelan de las presentes. Les cuidan la mirada. Eso dicen las operadoras de la línea de ayuda que abrió el gobierno federal como respuesta a la violencia en los noviazgos mexicanos. Sólo llama uno por cada cuatro de ellas. Preguntan si el chantaje es violencia, si que los obliguen a casarse es violencia, si ser el único que saca la cartera es violento.

Así lo registra Diana Ramírez, supervisora de línea joven. “Los jóvenes que llaman nos preguntan qué es violencia. Nos narran como son violentados, chantajeados, cómo les hacen sentirse insensibles, les generan culpa si no tienen sexo con ellas, los consideran menos hombres si no se quieren casar por que las embarazaron”, dice.

La Encuesta Nacional de Violencia en las Relaciones de Noviazgo reporta que este tipo de violencia psicológica es entendido como el abuso emocional, verbal, maltrato y menoscabo de la estima hacia una o varias personas.

La guerra de los sexos

Los resultados de la encuesta en este rubro indican que la mayor incidencia de violencia psicológica se presenta en áreas urbanas: 76.3%, a diferencia del área rural que es de 74.7%.

La violencia física tiene su cifra: 46%; la sexual ni siquiera alcanzó porcentaje para incluir el dato en la encuesta.

A ellos los cachetean, los pellizcan cuando miran de más por la calle, los arañan si no responden rápido, pero esa violencia física no es un problema nacional porque está lejana de la que sufren ellas, es incomparable.

De cada 10 novias, a seis les pegan. Cuando lo hacen leve, las cachetean, las empujan, les jalan el cabello. Cuando la violencia es en grado mediano les dan puñetazos, las jalonean; cuando es grave las amenazan con una pistola.

Aún así, las novias también tienen lo suyo. Tienen socialmente permitido demostrar sus sentimientos y son fácilmente perdonadas si salen de control cuando demuestran sus emociones. Pero ellos no corren con la misma suerte.

Siguen siendo vistos como los fuertes. Los que no lloran. Más de la mitad de las mujeres piensan que los hombres tienen que ser los proveedores y fuertes de la relación. En la opinión de las y los jóvenes mexicanos, los roles femeninos y masculinos están estereotipados en situaciones tales como la agresividad, la infidelidad, cuidado del hogar, el rol con los hijos y la educación.

El papel de los hombres como proveedores principales de la familia y los que encabezan la toma de decisiones, sigue siendo para las mujeres como una ley, pues 59% opinó que un buen hombre es el que provee económicamente a su familia.

No sólo golpes

Y es que la violencia cubierta bajo el “amor” resulta casi invisible para el grueso de la población que mantiene una relación sentimental. Los efectos y síntomas del maltrato durante el noviazgo son desconocidos para gran parte de las y los jóvenes mexicanos quienes ignoran que violencia no sólo son golpes.

Roberto García, subdirector de equidad y servicios a jóvenes del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), señala que los jóvenes que sufren de violencia dentro de sus relaciones amorosas tienen antecedentes de violencia en sus hogares desde la infancia y conservan estereotipos de género.

Afirma que ante la problemática y después de los alarmantes datos que revelan la encuesta, el gobierno federal, a través del Instituto Mexicano de la Juventud, ha diseñado una serie de estrategias de prevención de la violencia.

“Abrimos una línea de ayuda, un correo electrónico donde especialistas escuchan a los jóvenes y de ser necesario los conducen a psicólogos y a la policía en caso de que estén amenazados por sus parejas”, indica.

Tienen dos meses operando la línea telefónica de ayuda. Al día reciben unas 30 llamadas relacionadas con la violencia en el noviazgo. Los hombres que llaman para pedir ayuda no llegan ni a cinco, “pero porque no asumen que el control sobre ellos es violencia”.

Para el psicólogo del instituto ningún joven tendría que estar pasando por una relación amorosa de control, chantaje y abuso hacia el otro.

 



comentarios
0