aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Se inaugura el telescopio más grande del mundo

Ana AnabitarteCorresponsal| El Universal
Viernes 24 de julio de 2009
El Gran Telescopio de Canarias: una mole de 41 metros de altura, que pesa 400 toneladas, pero que se puede mover con una sola mano ya que toda su estructura flota sobre una base de aceite, que ha costado 180 millones de dólares y que se inaugura hoy

sociedad@eluniversal.com.mx

 

MADRID.— En la isla de la Palma, frente al continente africano, a 2 mil 500 metros de altura y sobre un impresionante mar de nubes, hace ocho años el Instituto de Astrofísica de Canarias en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de Puebla comenzó a construir el mayor telescopio del mundo: el Gran Telescopio de Canarias. Una mole de 41 metros de altura, que pesa 400 toneladas, pero que se puede mover con una sola mano ya que toda su estructura flota sobre una base de aceite, que ha costado 180 millones de dólares y que se inaugura hoy.

La clave de su ingeniería reside en su potencia óptica. El telescopio tiene un gigantesco espejo circular que mide 10,4 metros de diámetro. Es decir, 0,5 más que el telescopio más grande que existe en la actualidad, el Keck de Hawai. Lo que le permite ver los objetos más débiles y los más lejanos y el equivalente a cuatro millones de pupilas humanas.

“El objetivo de este telescopio era que pudiera detectar no sólo los objetos más distantes del universo, sino también otros cuerpos que se encuentran relativamente cerca, pero que emiten muy poca luz y son indetectables para otros telescopios menos potentes”, explica Pedro Álvarez, su director, a KIOSKO. “Por eso, cuanto mayor es el tamaño de su espejo, más luz puede captar y más lejos puede mirar”, añade.

 

El telescopio permitirá estudiar la inmensidad del cosmos y el origen del mundo. Cómo se formaron las primeras estrellas que formaron las primeras galaxias, cómo evolucionan las galaxias, de que materiales están hechos. También podrá descubrir sistemas planetarios desconocidos, detectar nacimientos de estrellas, explorar a fondo los agujeros negros y quizá hasta identificar a algún hermano gemelo de la Tierra.

“Este telescopio permitirá ver los campos eléctricos, las velocidades y movimientos de los cuerpos, su composición química y física y el por qué de su funcionamiento”, explica su director.

 

Las dos instituciones mexicanas han participado en la fabricación de Osiris, el primer y único instrumento que está instalado y en Frida, una cámara infrarroja que servirá para salvar las perturbaciones, vibraciones y emborronamiento que produce la atmósfera.

 

Álvarez califica la colaboración de “muy fructífera no sólo en el terreno científico sino en tecnología”. “México es un país en astronomía igual que España. Ninguno de los dos somos el número uno pero estamos escalando muy deprisa en el grupo de cabeza”, asegura. “Y la colaboración entre nosotros es fácil porque compartimos una lengua y una cultura”, añade. Álvarez reconoce que México tiene una experiencia más larga en astronomía que España y recuerda que ya las culturas prehispánicas estaban muy avanzadas en ese campo.

 

De los aportes de nuestro país, el director del Gran Telescopio de Canarias destaca que además de tecnólogos e investigadores, “México tiene una capacidad de fabricación óptica y unos diseños que no hay en España”.

 

A cambio, México podrá utilizar el telescopio un 5 %del tiempo total que se pueda usar cada año: aproximadamente 80% de los 365 días ya que hay que restar las noches que por mal tiempo o por problemas técnicos no se podrá usar.

 

 



comentarios
0