aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Artistas y público rompen el hielo

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Martes 21 de abril de 2009
Más de 20 creadores exhibirán su obra en contenedores y dialogarán con los espectadores

[email protected]

Ocho contenedores de 14 metros de profundidad, por 2.60 de ancho y 2.80 de altura, abandonaron las aguas del mar y comenzarán a recorrer tres zonas del Distrito Federal —Polanco, Alameda Central y Faro de Oriente— exhibiendo la obra de más de 20 artistas de la instalación, el video, la pintura y la exploración sonora, como parte de Estacionarte 09, Cuarta Muestra Itinerante de Arte Contemporáneo.

Esos contenedores de metal casi siempre rojos que viajan en los barcos transportando cosas de un continente a otro, recorrerán por vez primera la ciudad de México, entre el 23 de abril y el 10 de mayo, con el ansia de generar un espacio de experimentación artística contemporáneo donde confluyen más de 20 artistas mexicanos y extranjeros con diversas técnicas y tecnologías.

Duante los tres primeros años, el proyecto que nació en 2006 se instaló en un único espacio: cerca de la glorieta de Colón, en la zona de Polanco —de manera paralela a Zona Maco, que es la feria de venta de arte más importante de México— y en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, pero esta vez se emplazarán en otras tres zonas de gran diversidad, lo que sin dudas permitirá la ampliación del público interesado.

En Estacionarte 09 hay de todo: instalación, video, fotografía, escultura, dibujo, pintura, instalaciones sonoras, de tal forma que interactúan todos los medios artísticos de expresión. Podrán verse obras de Tania Ximena Ruis, Óscar Molina Palestina, Elizabeth Moreno Terroba, Humberto Ríos Rodríguez, Claudia de la Torre, Luis Manuel Quintino Cíntora, Colectivo 44+1203+E09, Heidi Aguilar Pérez, Luis Gallardo, Iván Daniel Gómez Gómez, Egnar García Ruiz, Helena Hernández Tapia, Roberto García Hernández, Mick Lorusso y del colectivo Faro de Oriente.

Sergio Nates, director general de Estacionarte, dice que desde el principio, el planteamiento del proyecto ha buscado acercar a los públicos al arte pero en un diálogo constante con los artistas; por eso, en cada contenedor viajan los expositores: “Alentamos la conexión de los dos lados: a los artistas les ha entusiasmado mucho tener contacto con la gente a través de su arte, mientras que al público le entusiasma establecer un diálogo con los creadores”.

Nates tiene muy claro que hay muchos mitos y prejuicios en torno al arte contemporáneo. “Nosotros queremos abrir estos espacios y desmitificar un poco el concepto de arte contemporáneo en el público, nos ha pasado a todos que llegas a ver una exposición y no entiendes nada o entiendes otra cosa de lo que era. Entonces uno de los compromisos de Estacionarte y de los artistas es que deben estar ahí para convivir con el público. Eso entusiasma a los creadores”.

Reconoce que hay un prejuicio entre las personas frente a las cosas nuevas, porque están acostumbradas al arte descriptivo, así se ha hecho históricamente. “Siempre nos llevan de la manita y nos explican las cosas que no necesitan ninguna explicación porque lo que está ahí es muy gráfico y textual. En el arte contemporáneo hay que ser virtuoso, pero el concepto también tienen mucho peso y valor. Se expresan un discurso estético y otro conceptual al que a veces muchas personas no están acostumbradas”, afirma.

El problema para Nates se agrava cuando muchos espectadores no hacen ningún esfuerzo por comprender lo que están viendo; su recomendación para las personas es que vayan con la mente abierta y convivan con las cosas directamente, que no esperen a leer un texto o un hipertexto que puede o no estar dentro de la pieza. “Cuando ves una obra que es figurativa al 10% no hay mucho más que interpretar, salvo los curadores y críticos de arte que leen la simbología, pero para el público en general es textual”.

Estacionarte apela al encuentro y a la comunicación, por eso considera el vínculo físico como algo fundamental. El artista siempre está disponible en el contenedor, para poder platicar con los espectadores y resolver las dudas acerca de la obra expuesta. “Es una retroalimentación para ambas partes”.

Los ocho contenedores estarán en la calle, contrario al pasado cuando se instalaron en estacionamientos o pisos de edificios deshabitados; la entrada también será gratuita y cuenta con el apoyo de la Fundación/Colección Jumex. Los asistentes contarán con un programa de mano para poder caminar por la zona en la que se instalarán los contenedores. Se ha previsto que su ubicación sea cerca de galerías, museos o centros culturales.

El programa de eventos paralelos incluye una muestra de animaciones realizadas por jóvenes talentos mexicanos en la Galería La Casita; un ciclo de conferencias en la Galería Torre del Reloj y actos de experimentación sonora en el Teatro Angela Peralta, todo esto localizadoen el Parque de Polanco.

 

 

 

 

 

 

 

 



comentarios
0