aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Chocolate, vino y berries previenen diabetes

El MErcurio / Acuerdo GDA| El Universal
Miércoles 22 de enero de 2014
Para evitar la aparición de diabetes tipo 2 -considerada una epidemia mundial-, la alimentación puede ser más sabrosa y menos restrictiva de lo que se pensaba

Luego de analizar la dieta de dos mil mujeres sanas, investigadores del King's College de Londres y de la Universidad East Anglia (ambas de Inglaterra) dieron con una buena noticia.

Para evitar la aparición de diabetes tipo 2 -considerada una epidemia mundial-, la alimentación puede ser más sabrosa y menos restrictiva de lo que se pensaba.

"Este descubrimiento nos muestra que algunos componentes de los alimentos que tendemos a considerar poco saludables, como el chocolate o el vino, pueden contener sustancias beneficiosas" , dijo el investigador Tim Spector, del King's College de Londres, quien participó en la investigación.

Según vieron los especialistas, quienes consumían altos niveles de flavonoides, que se encuentran en alimentos como los berries, el té y el chocolate, tendrían una mejor protección contra la diabetes.

Los resultados, publicados en el último número del Journal of Nutrition, demuestran que una dieta rica en estos productos se asocia con menor resistencia a la insulina y a una mejor regulación de la glucosa en la sangre.

"Nuestra investigación analizó los beneficios de comer ciertos subgrupos de flavonoides. Nos centramos en las flavonas, que se encuentran en las hierbas y verduras como el perejil, el tomillo y el apio, y en las antocianinas (pigmento de las plantas), presentes en las bayas, uvas rosadas, vino y otras frutas y verduras de color rojo o azul" , dijo la profesora Aedin Cassidy, encargada del estudio.

Los resultados mostraron que las mujeres que consumían más antocianinas y flavonas tenían menos resistencia a la insulina.

"Una alta resistencia a la insulina se asocia con diabetes tipo 2, por lo tanto lo que estamos viendo es que la gente que come alimentos ricos en estos compuestos tienen menos probabilidades de desarrollar este mal" , explicó Cassidy.Sin embargo, la investigadora reconoce que a pesar de lo alentadora de su investigación, aún no se sabe en qué cantidad es necesario consumir estos alimentos para que sean efectivos.

"Si podemos comenzar a identificar y separar estas sustancias, podremos, potencialmente, lograr una alimentación más saludable" , agrega el profesor Spector.

cg



comentarios
0